Unidos Podemos vuelve a presionar al Gobierno con el impuesto a la banca

  • Las reuniones entre equipos de trabajo de UP y socialistas para estabilizar la legislatura se están celebrando
  • Ayer las izquierdas reclamaron al Gobierno la eliminación del copago farmacéutico de pensionistas

iglesiassanchez

Imagen de Iglesias y Sánchez en las inmediaciones del Congreso en 2016. / EFE

Las reuniones entre los equipos de trabajo conjuntos entre Unidos Podemos y socialistas con el fin de dar estabilidad a la legislatura comenzaron ayer. Pedro Sánchez ha anunciado en su gira latinoamericana que su intención es presentar en el Congreso los presupuestos para el año que viene en torno al próximo mes de noviembre. Previamente, Sánchez y Pablo Iglesias llegaron al acuerdo de modificar la ley de estabilidad presupuestaria y eliminar el veto del Senado que impuso el PP. De esta manera, aprobando esta ley, se conseguiría un mayor margen de déficit, el cual se pactó con Europa y supondría unos 5.000 millones más de euros de posible gasto para las comunidades autónomas. La intención de Sánchez es presentar los presupuestos con este mayor margen de déficit o sin él.

Para que los presupuestos salgan adelante, Sánchez espera contar con los apoyos de los grupos que le apoyaron en la moción de censura para echar a Rajoy. Para esto, es imprescindible contar con el apoyo de Unidos Podemos, el tercer grupo parlamentario en el Congreso, con quien se han conformado cuatro grupos de trabajo para tratar distintos temas y llegar a acuerdos que puedan sacar adelante unos presupuestos y estabilizar una legislatura que, por momentos y ante la constante presión de la derecha de PP y Ciudadanos, parece tambalearse.

Los grupos de trabajo conjuntos tratarán diversos temas. Uno de ellos versará sobre las cuestiones relacionadas con la Seguridad Social, pensiones y empleo. Otro, sobre la recuperación de servicios públicos: Sanidad, Educación y Dependencia. En este sentido, ayer, Unidos Podemos y socialistas se vieron las caras en el Congreso y el grupo confederal trasladó al Gobierno su voluntad de llegar a “un compromiso de eliminación del copago farmacéutico para pensionistas“.

“Además, el Gobierno se ha comprometido a crear un grupo de trabajo conjunto conformado por plataformas en defensa de la sanidad pública, asociaciones de usuarias, sindicatos y personas expertas para realizar una propuesta de desprivatización del sistema de salud público español en el plazo de seis meses”, anunciaban ayer desde Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea.

Otro de los grupos de trabajo conformados entre las izquierdas y socialistas se centrará en las finanzas municipales, asunto clave para Unidos Podemos: mejorar las finanzas de los ayuntamientos en un año de elecciones municipales en el que las ciudades del cambio son sus mejores valedoras. Eliminar la regla de gasto que impide a los ayuntamientos con superávit gastar su excedente presupuestario en materia social es una prioridad.

El cuarto grupo, que se reúne hoy, tratará el asunto de los ingresos del Estado, el sistema de impuestos español. Las promesas de Sánchez programáticas en las últimas elecciones son un guion a seguir para Unidos Podemos, una vez que este parece recular ante las presiones de la banca, grupos de presión y grandes fortunas. La creación de un impuesto a la banca que recupere, en cierta medida, la inversión que el Estado hizo con esta para evitar una quiebra mayor en plena crisis económica, algo que el PSOE proponía pero que parece que ya no le es prioritario, es muy importante para Unidos Podemos. El PSOE pretende paliar este impuesto a la banca asegurando y regulando la Tasa Tobin a las transacciones financieras, algo que, para las izquierdas, no es suficiente.

“Nos reunimos para negociar impuestos. Hay que financiar las políticas públicas y para eso hay herramientas que hay que modificar, como el impuesto sobre sociedades y tramos altos de renta en IRPF o las rentas del capital en ese mismo tributo y algunas que hay que incorporar, como el impuesto a la banca o a las grandes fortunas”, explica a cuartopoder.es el responsable de Economía de IU, Carlos Sánchez Mato, quien teme que el Gobierno, “después de haber propuesto medidas en este sentido en tiempos muy recientes, ahora no vea la forma de acabar con los privilegios de las élites”.

A la reunión, por parte del grupo confederal, asistirán, además del propio Sánchez Mato, Pablo Echenique y Nacho Álvarez por parte de Podemos, y Josep Vendrell por parte de En Comú Podem. “Queremos más justicia fiscal y que se eliminen los privilegios que han conformado un sistema recaudatorio profundamente regresivo y claramente incapaz de obtener ingresos de quienes más tienen”, comenta Sánchez Mato.