Vox se fundó con un millón de euros donado por la secta de la extrema derecha iraní

Financiación de VOX // Las transferencias internacionales de los seguidores de este grupo acabaron en una caja común que sirvió para abonar salarios, fianzas y alquileres desde el inicio, según ha informado este lunes ‘El País’.

El presidente de Vox, Santiago Abascal y el fundador del partido, Jose Antonio Ortega Lara, saludan a simpatizantes en el Auditorio de Zaragoza - EFE/Javier Cebollada

Santiago Abascal y el fundador del Vox, Jose Antonio Ortega Lara saludan a simpatizantes – EFE/Javier Cebollada

Vox se fundó con un millón de euros del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI), una secta religiosa-paramilitar de la extrema derecha iraní. Las transferencias internacionales de los seguidores de este grupo, conocido en Oriente como Muyahiddin-e Jalq (“Los Yihadistas del Pueblo“), acabaron en una caja común que sirvió para abonar salarios, fianzas y alquileres desde su inicio, según ha publicado El País.(1)

La organización chiita no financió solo el 80% de la campaña electoral europea de Vox de 2014, sino que costeó también el día a día de este partido desde su creación hasta la llegada de esos comicios, de acuerdo con la información que publica El País.

El pasado lunes el Tribunal de Cuentas negó haber auditado las cuentas de Vox, a pesar de que desde el partido mantenían lo contrario. Tras el anuncio, fuentes del organismo se excusaron y dijeron que este tribunal no tiene por qué auditar cuentas de una formación que en 2014 no contaba con representación parlamentaria.

Gastos como la fianza y el alquiler de la céntrica sede de la formación en la calle Diego de León de Madrid, los salarios de la plantilla, el sueldo del líder, Santiago Abascal -que en 2014 ocupaba el cargo de secretario general-, muebles y ordenadores corrieron a cargo del caudal económico extranjero.

EEUU incluyó a la organización en su lista de grupos terroristas

Estados Unidos incluyó a la organización en su lista de grupos terroristas por asesinar a seis altos cargos del ejército en Irán y poner bombas en las oficinas de la multinacional Shell y de Pan-American Airlines. Sin embargo, en 2011 Hillary Clinton los borró del registro para que la República Islámica negociase su programa nuclear. Esta secta ha remunerado a destacados políticos y militares estadounidenses, como el actual consejero para la Seguridad Nacional de Donald Trump, John Bolton.

Además de existir vínculos con la administración de Trump, el CNRI también ha mantenido buenas relaciones con el gobierno de Bush o con regímenes como el de Arabia Saudí.

La organización “Los Yihadistas del Pueblo” se fundó en los años setenta y desde el momento, ha desempeñado un papel fundamental en la historia de Irán.

  1. En relación al artículo de El País: Vox se fundó con un millón de euros del exilio iraní

+info relacionada:

Etiquetado con: ,