Albert Rivera vivió casi dos años en un piso de 300 metros cuadrados cedido por Kike Sarasola

El empresario hotelero declina explicar cuánto pagaba Rivera por el uso de un lujoso apartamento turístico en el centro de Madrid, valorado en alrededor de dos millones de euros: “Todos nuestros clientes pagan y tienen su factura siempre”

+reciente, eldiario.es, 24-05-2020:Kike Sarasola pagaba el alquiler de la casa de 300 metros cuadrados donde vivió Albert Rivera casi dos años

El expresidente de Ciudadanos, Albert Rivera, vivió durante los años 2016 y 2017 en la Calle Barquillo número 7, en un piso situado en una de las zonas más céntricas y caras de Madrid, a pocos metros de la Plaza de Cibeles. Se trata de un apartamento turístico de la cadena BE Mate, del empresario hotelero Kike Sarasola: el mismo que hoy aloja a Isabel Díaz Ayuso en dos suites de lujo por solo 80 euros la noche.

Albert Rivera residió en este piso junto con su hija y su pareja de entonces, en los años en que era diputado y presidente de Ciudadanos. Según el catastro, se trata de una espectacular vivienda de 319 metros cuadrados construidos: 294 de vivienda y 25 de elementos comunes.

El entonces presidente de Ciudadanos se mudó a este espacioso piso a principios de 2016, poco después de ser elegido por primera vez como diputado en las elecciones del 20 de diciembre de 2015. “Albert nos contó que Sarasola le había dejado el apartamento por un tiempo, mientras buscaba casa en Madrid”, explica a eldiario.es una persona que formó parte de su equipo. Al final, ese periodo transitorio acabó durando casi dos años. No abandonó esa lujosa vivienda hasta finales de 2017, cuando se mudó a un chalet a las afueras de Madrid, en Pozuelo de Alarcón.

La estrecha relación entre el empresario hotelero y el expresidente de Ciudadanos es pública desde hace años. Kike Sarasola, junto con el cantaor flamenco Miguel Poveda, fueron los amigos de Rivera que más le arroparon en su llegada a Madrid.

Kike Sarasola, además, tenía otro nexo con Rivera: Felipe González. El expresidente del Gobierno era íntimo de su padre, el empresario Enrique Sarasola Lerchundi. Y Rivera, en esa época, consultaba regularmente a Felipe González algunas de sus decisiones políticas, en unos años en los que el expresidente socialista ya no ocultaba su distancia con Pedro Sánchez.

En mayo de 2014, Sarasola presentaba a Rivera en su cuenta de Twitter como alguien “transparente y valiente”. “Por fin alguien me devuelve la ilusión”, tuiteaba el empresario. En el año 2015, Sarasola elogiaba a Rivera como “el futuro presidente de España” en su canal de YouTube. En varias elecciones, el empresario ha pedido el voto para Ciudadanos.

Rivera, por su parte, citaba habitualmente a Sarasola en mítines y entrevistas como una de las personas que le convenció de la necesidad de legalizar en España la gestación subrogada. También le ponía como ejemplo del tipo de “emprendedores que necesita España”. Hoy Sarasola está pendiente de un proceso penal: la Fiscalía le acusa de un presunto delito de fraude fiscal y pide para él cuatro años de cárcel.

El piso que ocupaba Albert Rivera en la calle Barquillo está situado a escasos minutos andando del Congreso de los Diputados, de la plaza de Cibeles o del parque del Retiro, en una de las mejores zonas del centro de Madrid. El edificio hace esquina entre Barquillo y la plaza del Rey. El piso tiene 11 balcones: ocho a la calle, tres a la plaza.

El edificio se construyó en 1905 y ha sido reformado en varias ocasiones. En 1936, un bombardeo de la aviación franquista provocó serios daños al inmueble y al Circo Price, que estaba justo al lado. La antigua sede de ese circo fue demolida en 1968 y sobre su parcela se construyó el actual Ministerio de Cultura, que hoy linda con el edificio donde vivió Rivera. En esa misma plaza del Rey también está la Casa de las Siete Chimeneas, una mansión del siglo XVI que es patrimonio histórico de la ciudad y que hoy también forma parte de la sede del Ministerio de Cultura.

Ubicación del apartamento de Kike Sarasola cedido a Albert Rivera

Según varias personas que han estado en ese lujoso apartamento en el que vivía Albert Rivera, se trata de una vivienda de cuatro dormitorios, tres baños, salón, un amplio comedor para 12 comensales, una cocina y un segundo comedor ‘office’, más pequeño, junto a la cocina. El dormitorio principal cuenta con baño propio en suite, vestidor y tres balcones a la plaza del Rey, desde los que se puede ver el edificio del Banco de España, en la calle Alcalá. El segundo dormitorio tiene balcones a la calle Barquillo; el tercero da a un amplio patio interior. Al lado de la cocina está el cuarto dormitorio –más pequeño, para el servicio– que da a otro patio interior.

El valor estimado del piso es de 2.130.330 euros, según la herramienta de valoración de viviendas online de BBVA. Esta misma web, que ofrece un precio aproximado en función de las referencias de otras viviendas similares en la misma zona, calcula un precio de alquiler de 4.816 euros al mes. Para comprar esta casa, la web de BBVA recomienda contar con unos ingresos mínimos de 383.459 euros anuales.

Otra valoración online, la de Idealista, ofrece un precio de venta algo más bajo –entre 1,6 y 1,8 millones– pero estima una renta más alta para el alquiler: 5.307 euros al mes con los precios de febrero de 2020. En las fechas aproximadas en las que Rivera se mudó allí, a principios de 2016, Idealista calculaba para este piso un alquiler de unos 4.000 euros mensuales. Es un precio elevado para la nómina de un diputado.

eldiario.es ha contactado con el empresario Kike Sarasola para preguntar cuánto pagaba el presidente de Ciudadanos por el uso de esta vivienda y si existe algún contrato que así lo acredite. “En Room Mate group se han alojado más de 10 millones de personas en nuestros hoteles y apartamentos. Entre otros, políticos, empresarios, deportistas, periodistas… de todo signo político y condición”, asegura Sarasola.

“Todos han pagado y tienen su factura siempre”, añade el presidente de esta cadena hotelera, que no ha querido aclarar qué precio pagaba Albert Rivera por esta lujosa casa en la que residió durante casi dos años, un periodo de tiempo bastante inusual para un alojamiento turístico.

Rivera, por su parte, no ha atendido las llamadas y mensajes de eldiario.es.

Edificio de la calle Barquillo esquina plaza del Rey, en Madrid

El edificio en la calle Barquillo, esquina plaza del Rey, donde residía Albert Rivera Marta Jara

En 2016, Albert Rivera cobraba del Congreso un sueldo mensual de 4.778 euros entre su retribución como diputado y el complemento por ser portavoz de la Comisión Constitucional.

El año anterior, en 2015, Albert Rivera ganó 74.845,80 euros entre dos sueldos: el que cobró del Parlament catalán y otro “por cuenta ajena”, que le pagó el partido. Además de estos ingresos, declaró 1.500 euros por derechos de autor, 3.255 euros por el alquiler de las dos viviendas que tiene en Barcelona y 26,18 euros por los intereses de su cuenta corriente, donde aseguraba contar con unos ahorros de 6.000 euros. Todos estos datos figuran en la declaración de bienes que Albert Rivera presentó en el Congreso el 15 de febrero de 2016, más o menos en las mismas fechas en las que se mudó al piso de Sarasola.

En la última declaración de bienes que presentó Albert Rivera ante el Congreso –en junio del año pasado–, el líder de Ciudadanos aseguró que en 2018 había cobrado 41.373 euros del Congreso y otros 48.000 euros más de su partido.

Además de estos dos sueldos, Rivera declaraba en 2019 una renta de 573,29 euros por “alquiler viviendas”. Tenía ahorrados 4.500 euros y debía 308.600 euros por dos hipotecas de dos viviendas en Barcelona que compró al 50%, con su anterior pareja. Una en el año 2004, otra en 2008.

Del piso de Sarasola a la mansión de 2.700 m2

Rivera desembarcó en Madrid en 2015, el año en que Ciudadanos dio el salto desde Cataluña para convertirse en un partido de ámbito nacional. Durante una parte de ese año, estuvo alojado de forma casi permanente en el hotel Eurobuilding de Madrid, mientras mantenía su casa de Barcelona. El partido intentó presentar como gasto electoral una factura de 35 plazas en ese hotel, incluyendo una habitación triple de Rivera, durante la noche electoral de las autonómicas de mayo de 2015; la Cámara de Cuentas de Madrid rechazó esa factura.

El 1 de febrero de 2016, ABC publicó que el líder de Ciudadanos vivía en el mismo edificio donde por aquellas fechas residía alquilado Alberto Garzón, en la carrera de San Francisco número 15. “En enero de ese año, un periodista estaba por aquella calle y vio salir a Rivera por el portal y de ahí surgió el rumor de que estábamos pactando algo con Ciudadanos”, recuerda Alberto Garzón, que nunca le vio personalmente en el edificio Su hermano, Eduardo Garzón, que también vivía en esa casa, sí se cruzó con él solo una vez en el portal, a las diez de la mañana del 26 de enero de 2016. Una fuente de su antiguo equipo asegura que vivió allí unos pocos meses, y después se mudó a la casa de la calle Barquillo. Otras afirman a eldiario.es que Rivera no llegó nunca a residir de forma permanente en el mismo edificio que Garzón. Y en la primavera de 2016 ya estaba instalado en la casa de la calle Barquillo, que gestiona la empresa de apartamentos turísticos de Kike Sarasola.

Tras su paso por este piso de Be Mate, Rivera se mudó a finales de 2017 a un chalet en Pozuelo. El propio Albert Rivera lo contó el 6 de diciembre de 2017, en los corrillos de la tradicional recepción en el Congreso por el día de la Constitución.

“La novia de Albert estaba harta de no poder salir de casa porque les reconocían en todas partes”, explica otra fuente a eldiario.es. La mudanza desde el centro de Madrid a una tranquila urbanización en el municipio de Pozuelo, en las afueras de Madrid, se hizo por eso: para “tener más privacidad”.

Duró poco en esa casa, un chalet de dos plantas con parcela. En 2019, se separó de su novia de entonces, y se fue a vivir con su actual pareja, la cantante Malú. Con ella, se mudó a una casa que hace que el piso de 300 metros cuadrados de la calle Barquillo parezca poca cosa: una mansión de 2.700 metros cuadrados construidos sobre una parcela de 13.929 m2, según los datos del catastro. Está situada en La Finca: una lujosa urbanización privada, también en Pozuelo de Alarcón –el municipio de mayor renta por habitante de España–.

Según la valoración de Idealista, el precio de mercado de esa casa es de unos 24.000 euros al mes. Fue edificada por el fundador de La Finca, el constructor Luis García Cereceda. Estuvo varios años a la venta por 20 millones de euros, según publicó El Confidencial. Pero el diario El Economista asegura que Albert Rivera y su pareja consiguieron un precio de ganga: unos 3.500 euros al mes de alquiler por una casa excepcionalmente grande incluso para lo habitual en La Finca, una urbanización de lujo donde tienen su casa varios de los futbolistas del Real Madrid y algunas de las mayores fortunas del país.

Una de la hijas de García Cereceda –que lleva años enfrentada al resto de la familia– envió un burofax a Malú donde denunciaba el “irrisorio, amén de insultante” precio de alquiler que pagaba la pareja por esa mansión.

Pocos meses después de que saltara este escándalo, el pasado verano, Rivera y Malú se mudaron a otro chalet más discreto en Pozuelo, propiedad de la cantante. Es la primera vez desde que Albert Rivera llegó a Madrid en 2015, con la ambición de “regenerar la política”, en la que reside en una vivienda donde no hay duda alguna sobre cuánto cuesta y cómo se paga.


+info relacionada:

Las nuevas mentiras de Isabel Díaz Ayuso sobre sus apartamentos de lujo – eldiario.es, 16-05-2020