¿Cómo afectará la subida de los tipos de interés a los hogares?

Las hipotecas variables y los créditos al consumo serán los contratos más afectados a corto plazo. Al mismo tiempo, podría  provocar la subida en los precios al encarecer los préstamos que las empresas necesitan para su financiación.

+info relacionada, eldiario.es, 23-07-2022:Los bancos ‘regalan’ hasta 300 euros para captar clientes con nómina, pero con letra pequeña

La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, en Bruselas (Bélgica), a 20 de junio de 2022.

La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, en Bruselas (Bélgica), a 20 de junio de 2022 // Alexis Haulot / Europa Press

El Banco central Europeo ha tomado la decisión de subir medio punto los tipos de interés poniendo fin a 11 años de política expansiva. El estallido de la guerra en Ucrania a raíz de la invasión rusa, el impacto de la inflación, la amenaza y continuas restricciones al consumo de hidrocarburos, así como la incertidumbre son algunas de las razones que la presidenta del BCE, Christine Lagarde, ha esgrimido para justificar este ascenso.

En este contexto, la prioridad de las instituciones económicas es controlar la escalada desmedida de los precios y de ahí la implementación de este 0,5% más. La desaceleración lleva amenazando a Europa desde incluso antes de la pandemia. Una ralentización del crecimiento que se ha acentuado a raíz de estos dos años de parón mundial y, todavía más, desde que en febrero se desencadenara el conflicto armado en suelo europeo. Pero ¿cómo repercutirá esto a las familias y a los ciudadanos de a pie? ¿Bajará el IPC?

¿Qué son los tipos de interés?

El tipo de interés es el capital adicional que los prestatarios se comprometen a devolver a los prestamistas por haberles adelantado una cantidad determinada de dinero. Es decir, a mayor tipo de interés más caro sale pedir un crédito. ¿Cómo pretende el BCE enfriar la economía? Los especialistas suponen que la gente, al tener que pagar más, se endeudará menos, por lo que habrá menos dinero en circulación, caerá la demanda y se reducirán los precios.

El euro cae hasta alcanzar la paridad con el dólar: ¿qué implica que valgan lo mismo? – María Martínez Collado

Eduardo Garzón: «Si el dinero es hoy día más caro de conseguir, eso inevitablemente elevará los precios más adelante»

Sin embargo, algunos economistas no tienen tan claro que se trate de una política que vaya a ser eficiente en este contexto donde la inflación se ha originado por los precios energéticos, no porque la economía esté muy recalentada y haya mucho dinero en circulación. «La mayoría de las empresas necesitan financiación para funcionar, y si ahora les sale más caro financiarse debido a ese incremento de tipos de interés, acabarán repercutiendo ese coste en los precios de sus productos para seguir ganando lo mismo que antes», explica Eduardo Garzón, profesor de economía en la Universidad Autónoma de Madrid.

Garzón advierte de que se trata de una medida que puede provocar precisamente el efecto contrario al que se busca. Las empresas, efectivamente, podrían terminar encareciendo sus productos para no perder beneficios y serían las familias las que acabarían perjudicadas al sufrir, de nuevo, una subida de su cesta de la compra. «Si el dinero es hoy día más caro de conseguir, eso inevitablemente elevará los precios más adelante», sostiene Garzón. Además, también se podría experimentar una bajada en la creación de empleo.

Muchos ya temen que se vayan a repetir los mismos errores que durante la crisis de 2008

En la misma línea, aquellos hogares que paguen su vivienda en hipotecas variables (el 80% de las hipotecas españolas) se verán más empobrecidos, pues la mensualidad será más cara aunque los salarios continúan estancados. Grosso modo, una familia que pague 500-600 euros al mes de hipoteca, pagará con el nuevo tipo 30 euros más. Mientras otra que pague entre 1.300 y 1.500 euros al mes experimentará un incremento de 100 euros. Desde otra perspectiva, si se toma como ejemplo un crédito personal para un coche de 15.000 euros, se estima que la cuantía subirá 400 euros más al año. Si bien es cierto que se trata de datos estimados que variarán según la política interna de cada banco y que dicha medida beneficiará a los ahorradores (si suben los tipos de interés el dinero vale más, de modo el ahorro de los españoles valdrá más).

El BCE sube los tipos de interés hasta el 0,50%, el mayor aumento en 11 años: «La inflación se mantendrá alta – María G. Zornoza

También aumentará el pago que tendrán que hacer los Estados a los que compren su deuda pública, incrementando así el gasto público y el déficit público, y por lo tanto la cantidad de dinero en circulación. Y es que, aunque se trata de una tasa mucho menor a la que se decidió elevar en 2008 los tipos, cuando el BCE estaba dirigido por las políticas neoliberales de Jean-Claude Trichet que llegó a subir los tipos de interés hasta un 4,25%; muchos ya temen que se vayan a repetir los mismos errores que por entonces, cuando estalló la crisis más grave de la historia de la eurozona.

Por su parte, el Gobierno ha asegurado que «no va a tolerar que haya empresas o individuos que se aprovechen de la crisis» y ha anuncia un nuevo impuesto para las grandes entidades financieras. La nueva medida pretende recaudar 1.500 millones de euros durante los próximos dos años. La vicepresidenta de asuntos económicos, Nadia Calviño, se reunirá este viernes con la patronal de la banca para negociar las condiciones de la tasa.