Consumo prohibirá los teléfonos 902 y el resto de números de atención al cliente con tarifas adicionales

El Ministerio dirigido por Alberto Garzón modificará la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (LGDCU) para impedir que las compañías utilicen prefijos con costes adicionales en sus líneas de atención al cliente.

Consumo prohibirá los 902 y el resto de números de atención al cliente de tarifación adicional // Pixabay

El prefijo 902 tiene los días contados. También el 901 y el resto de números de teléfono que cobren a los usuarios una tarifa adicional. Tanto es así, que el Ministerio de Consumo prohibirá definitivamente que las empresas utilicen este tipo de líneas en sus servicios de atención al cliente, tal y como ha podido confirmar Público.

Desde Consumo plantean que las empresas que utilicen este tipo de prefijos en sus líneas de atención al cliente los cambien por números con prefijos geográficos de tarifa básica. Aunque no hay fecha concreta para el fin de estas líneas, el Gobierno abrirá en los próximos días un proceso de consulta pública a la ciudadanía y tratará de dialogar con las diferentes asociaciones de consumidores con la idea de modificar la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (LGDCU) y eliminar definitivamente los 902.

El artículo 21.2 de la ley ya introduce la prohibición de usar líneas con costes superiores a la tarifa básica del usuario. Pese a ello, estas tarifas plantean siempre costes adicionales a los consumidores, tal y como denuncian desde Facua o la OCU. Es precisamente por ello que el Ministerio dirigido por Alberto Garzón pretende modificar este punto de la norma e introducir directamente la prohibición de dichos prefijos.

“Informarte, consultar o reclamar a una empresa no puede suponer un sobrecargo en las facturas mensuales, sean clientes o no”

En el pasado, el uso de los 902 y 901 tenía cierto sentido ya que permitían que un ciudadano que llamase a una empresa situada fuera de su provincia no tuviera que pagar el coste de una llamada nacional. Sin embargo, con la aparición de las tarifas planas estos prefijos parecen haber quedado obsoletos. “Informarte, consultar o reclamar a una empresa no puede suponer un sobrecargo en las facturas mensuales, sean clientes o no”, explican desde el Ministerio.

El cambio en la norma anunciado por Consumo recoge parte de los reclamos de las organizaciones en defensa de los consumidores, pero también sigue la estela de una sentencia del Tribunal de Justicia Europeo (TJUE), que en 2017 declaraba ilegales a las líneas de costes adicionales usadas por los servicios de atención al cliente.

“El concepto de ‘tarifa básica’ debe interpretarse en el sentido de que el coste de una llamada a una línea telefónica de asistencia operada por un comerciante, en relación con un contrato celebrado, no puede exceder del coste de una llamada a una línea telefónica fija geográfica o móvil estándar. Siempre que se respete este límite, el hecho de que el comerciante obtenga o no beneficios por medio de esa línea telefónica de asistencia es irrelevante”, valoraba entonces el TJUE. No en vano, estos prefijos han seguido funcionando en España.

Ruben Sánchez, portavoz de Facua, celebra la decisión del Gobierno y señala la “doble ilegalidad” de estos prefijos. Por un lado, el cobro de tarifas excesivas puestas en entredicho por la propia Justicia europea. Por otro los tratos denunciados por la propia Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) entre compañías de telefonía y empresas para aplicar este tipo de líneas en sus servicios de atención al cliente.

Si bien es cierto que los beneficios de estas llamadas van para las empresas de telefonía y no para las empresas que disponen de un 902, desde Facua denuncian que a menudo las compañías de telecomunicación pagan a las empresas que disponen de un 902 por cada llamada recibida. De hecho, la CNMC ya ha impuesto multas a Vodafone España, Orange Spagne y Xtra Telecom (Grupo Másmóvil) por pagar a diferentes empresas por las llamadas recibidas a esas líneas, tal y como adelantó El Mundo.

En cualquier caso, la modificación de la ley planteada por Consumo no afectará a los prefijos de tarificación especial que empiezan por 803, 806 y 807, cuyo coste de llamada beneficia al titular de la línea (además de la compañía). Se trata de líneas que tradicionalmente prestan servicios como el tarot.