Dimite el consejero de Salud de Murcia tras vacunarse contra el coronavirus

El consejero de Salud de Murcia dimite tras recibir una dosis de vacuna antes de tiempo. Desde alcaldes a mandos hospitalarios, pasando por familiares de residencia y sacerdotes, repasamos otros casos polémicos.

+reciente, infolibre, 27-01-2021: Al menos 700 políticos y altos cargos se han saltado su turno para vacunarse y sólo 9 han dimitido

https://www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r1500/d8fbfb60/efe_gipuzkoa_01.jpg?v=63776375860

// EFE Gipuzkoa

El Consejero de Salud de Murcia, el popular Manuel Villegas, ha dimitido tras la polémica desatada después de que transcendiera que se puso la vacuna del coronavirus junto a otros 400 altos cargos de la consejería y del Servicio Murciano de Salud. En comparecencia junto al presidente de Murcia, Fernando López Miras, Villegas ha reiterado sus disculpas, defendiendo el procedimiento de vacunación y lamentando que “no ha sido así entendido por la sociedad”.

Esta mañana, y tras pedir disculpas, evitaba renunciar tras reconocer que tanto él como, altos cargos y funcionarios de la consejería se vacunaron la semana pasada, tal y como adelantaba La Verdad. Horas más tarde, Voz Populi revelaba que María Teresa Martín Ros, esposa de Villegas y directora general de Planificación, Investigación, Farmacia y Atención al Ciudadano también habría recibido la vacuna junto a estos altos cargos.

Las vacunaciones de 400 funcionarios de la consejería “se han realizado cumpliendo el protocolo nacional”, aseguraba Villegas por la mañana, pese a que este protocolo marca para estas primeras etapas la vacunación de mayores en residencias, personal de residencias, personal sanitario y mayores no institucionalizados. Villegas se amparaba en su condición de “sanitario”, siendo cardiólogo en el Servicio Murciano de Salud (SMS) aunque no ejerza como tal, ya que su cargo conlleva dedicación exclusiva.

Cuatro alcaldes suspendidos por el PSOE

Villegas no ha sido el único alto cargo vacunado antes de tiempo. Tal y como se conocía la semana pasada, el PSOE ha suspendido de militancia a cuatro alcaldes del País Valencià y de Andalucía por saltarse la cola de la vacuna. En concreto, se trata de Fran López, alcalde de Rafelbunyol, en Valencia, Ximo Coll, alcalde de el Verger y Carolina Vives, alcaldesa de Els Poblets, ambos de Alicante; y Francisca Alamillo, alcaldesa de Torrecampo, en Córdoba.

Tras comunicar su suspensión, el partido socialista avisaba de que los altos cargos deben de “ser los primeros en dar ejemplo en estos tiempos en los que la sociedad apela a la unidad, la colaboración, la solidaridad y al respeto de las normas que persigan el bien común”.

Sumado a estos casos, se encontraría el alcalde de Riudoms (Tarragona), Sergi Pedret, de Junts per Catalunya, quien tomo su dosis, junto a otro de los concejales del gobierno. “Si no se tendrían que tirar” argumentaba en declaraciones a TarragonaDigit.

Y es que casi todos argumentan que las dosis usadas para estos menesteres son “sobrantes” y se administran para evitar ser desechadas una vez descongeladas.

Los jefes primero

Mientras, en el hospital de Basurto (Bilbao) y según ha denunciado el sindicato ELA mandos del centro recibieron la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus antes que el personal de primer línea. Según el protocolo vasco, la vacunación entre sanitarios debiera comenzarse por aquellos profesionales que tengan contacto directo con el paciente, así como aquellos que atienden a los casos más graves que son los de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Tras el escándalo, hoy dimitían como gerentes de los los hospitales de Basurto y Santa Marina de Bilbao, Eduardo Maiz y José Luis Sabas.

Dimiten los gerentes de los dos hospitales de Bilbao por vacunarse antes que el personal de riesgo – Redacción El Salto

Escena parecida sucedía en el Hospital Clínico San Carlos (Madrid), según revelaba la Cadena Ser esta semana. En dicho centro, se habrían saltado los protocolos de vacunación poniendo dosis a antiguos trabajadores ya jubilados que correspondían al personal sanitario.

Durante los primeros compases de la vacunación, y tal y como revelaba eldiario.es, una residencia de la Comunidad de Madrid era la primera sorprendiendo con una irregularidad en el plan de vacunación. Así, el centro Casablanca Valdesur (Valdemoro) habría desviado las dosis destinadas a personas mayores y sanitarios para proporcionarlas a familiares de sus trabajadores, amigos y sacerdotes.

Así es el plan de vacunación que ha aprobado el Gobierno: tres etapas y 18 grupos – elsaltodiario.com


+info relacionada:

Etiquetado con: ,