El BCE alerta de que los bancos “conspiran” para maquillar los test de estrés sobre su solvencia

  • “Necesitamos que los test de estrés pinten una imagen realista e individual de los bancos, necesitamos que sean relevantes para los supervisores, los bancos y los mercados por igual”, explica el presidente del Consejo de Supervisión del BCE
  • Andrea Enria señala que las entidades suelen tratar de “compensar” las pérdidas en los escenarios adversos, ya sea siendo “demasiado optimistas” con los ingresos o “muy positivos” con lo que su gestión puede lograr en una situación adversa

El presidente del Consejo de Supervisión del BCE, Andrea Enria.

El presidente del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Andrea Enria, ha alertado de que los bancos “conspiran” para maquillar y modificar los resultados de los test de estrés, según informa Europa Press.

“Vemos que hay bancos que conspiran para maquillar los test de estrés, habitualmente con la ayuda de asesores externos”, ha asegurado Enria en un discurso pronunciado este jueves en Fráncfort.

El máximo supervisor de la autoridad monetaria ha explicado el proceso. Esos asesores recopilan los datos de los bancos antes de que tengan que enviarlos a los supervisores, de forma que cada banco es informado de forma previa de su posición con respecto a sus principales competidores.

“Esto les ayuda a alinearse antes y durante el ejercicio para ajustar colectivamente los resultados y minimizar el impacto del escenario estresado. Sabemos que pasa, no nos gusta y no vamos a tolerarlo”, ha subrayado el italiano.

Durante el resto de su intervención, Enria ha defendido la necesidad de reformar las pruebas de esfuerzo de la eurozona para que sean más realistas, relevantes y dispongan de más recursos.

“Necesitamos que los test de estrés pinten una imagen realista e individual de los bancos, necesitamos que sean relevantes para los supervisores, los bancos y los mercados por igual y necesitamos unos test que equilibren bien los costes y los beneficios”, ha expresado Enria.

Con respecto a la actitud de los bancos en este tipo de pruebas, el supervisor también ha criticado que las entidades suelen tratar de “compensar” las pérdidas en los escenarios adversos, ya sea siendo “demasiado optimistas” con los ingresos o “muy positivos” con lo que su gestión puede lograr en una situación adversa.

Una de las soluciones que ha aportado el presidente de la supervisión del BCE ha sido dividir las pruebas de estrés en dos partes: una con un punto de vista de los bancos, que les permitiría dar cuenta de sus particularidades, y otra con un punto de vista del supervisor.