El Gobierno valenciano creará 9 centros con 500 plazas públicas para personas mayores y vulnerables en 8 barrios de València

La vicepresidenta Mónica Oltra anuncia la realización de 21 actuaciones hasta el año 2025 en distintas infraestructuras sociales en Montolivet, Malilla, Benimàmet, Benicalap, La Torre, Russafa, Pla del Remei y El Cabanyal con una inversión de cerca de 56 millones de euros

Imagen virtual del centro proyectado en Montolivet.

Imagen virtual del centro proyectado en Montolivet.

La vicepresidenta de la Generalitat Valenciana y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha anunciado este martes la realización de 21 actuaciones en distintas infraestructuras sociales en la ciudad de València, que supondrán la puesta en marcha de 500 plazas en centros públicos para los colectivos más vulnerables, con una inversión de cerca de 56 millones de euros.

El plan Convivint en la ciudad de València ha sido presentando por la vicepresidenta, cuyo departamento ha sido el encargado de su diseño y elaboración, y el alcalde de València, Joan Ribó.

En su intervención, la vicepresidenta ha destacado la importancia de un plan que va a dar un impulso “sin precedentes” a la construcción de centros públicos y a la reforma de instalaciones que llevaban años sin ningún tipo de reforma, y que ahora se adaptarán “a los nuevos modelos convivenciales que incluyen los aprendizajes adquiridos durante la COVID-19”.

Frente a la “deconstrucción del gobierno anterior”, ha señalado Oltra, cinco años después “hemos puesto en marcha la construcción de un sistema en el que el objetivo es rescatar personas”, con la puesta al día y creación de prestaciones dignas y un nuevo modelo de servicios sociales plasmado en la Ley de Servicios Sociales Inclusivos, “centrado en la proximidad, el municipalismo y la ordenación de competencias”.

En este sentido, Oltra ha subrayado el incremento en la inversión de la Generalitat en los servicios sociales de València, que ha pasado de recibir 597.686 euros en 2015 a los 9,3 millones este año que le permiten la contratación de 446 profesionales.

La vicepresidenta ha señalado la importancia de la “colaboración entre instituciones” para la construcción de un sistema con una red de recursos única que integre los centros municipales al Sistema Público Valenciano de Servicios Sociales, la unificación de la red de atención diurna integrando las plazas concertadas por el Ayuntamiento, y la transferencia a la Generalitat de recursos impropios como la residencia de diversidad funcional ‘Nuestra Casa’.

El alcalde, Joan Ribó, ha destacado: “Estamos trabajando en inversiones que fortalezcan el apoyo y atención del sistema social que València se merece como ciudad acogedora, cuidadora, equitativa e inclusiva”.

El primer edil ha recordado los recursos destinados a los colectivos prioritarios durante la crisis por la Covid-19: un total de 17.843 prestaciones económicas de emergencia con un presupuesto de 10.907.476 euros, 2.241 ayudas de comedor escolar con un presupuesto de 2,5 millones de euros y más 36.000 atenciones a familias vulnerables.

Además, se reforzaron todos los servicios domiciliarios dirigidos sobre todo a personas mayores: el servicio de ayuda a domicilio, con más 2.200 personas beneficiarias, el programa Menjar a casa, y el de teleasistencia, que contaba con 7.665 personas beneficiarias y se aumentó en otras 291 más.

Por otro lado, el consistorio ha gestionado 1.829 expedientes nuevos de la renta valenciana de inclusión durante 2020, ha atendido a 1.653 menores en situación de posible riesgo o desamparo y a 6.837 personas con discapacidad y diversidad funcional.

“Más allá de este esfuerzo de emergencia, tenemos una responsabilidad que nos tiene que mover tanto a la reflexión como a planificar en materia de recursos y atenciones sociales a partir de los datos como, por ejemplo, los de algunos de los colectivos preferentes en nuestra acción”, ha señalado el alcalde, en referencia a las personas en riesgo de pobreza, mayores o con discapacidad.

Plan de Infraestructuras 2021-2025

El objetivo principal del plan Convivint en València es dotar a la ciudad y su área metropolitana de una oferta de recursos públicos acorde a sus necesidades, “que ponga fin al déficit de plazas públicas en todos los sectores arrastrado durante años”, especialmente en centros de atención diurna.

Así, está previsto que por primera vez en la ciudad de València exista un recurso público de cada tipología que a su vez serán centros de referencia.

Por sectores, para las personas mayores está prevista una inversión de 19 millones de euros con la construcción de una residencia en el barrio de Montolivet con 90 plazas, un centro de día en el barrio de Malilla y un centro intergeneracional en Benimàmet, que incluirá otro centro de día de 50 plazas. Convivirá con otros espacios.

Para las personas con diversidad funcional y salud mental está prevista una inversión de 20,1 millones de euros para la construcción de una residencia y centro de día en Benicalap con 40 plazas residenciales, 18 plazas en 3 viviendas tuteladas y 30 plazas diurnas.

En el sector de la salud mental, se va a construir una residencia para personas con problemas de salud mental en el barrio de La Torre con 40 plazas residenciales y un centro de día y centro de rehabilitación e integración social (CRIS).

Asimismo, se pondrá en marcha un espacio en Russafa, dependiente del Instituto Valenciano de Atención Sociosanitaria (IVASS), que incluirá una unidad de atención a personas tuteladas y centro de referencia de la provincia de València, y un centro de atención temprana para niños y niñas que será el primer centro público de esta tipología en la Comuntat Valenciana.

Además, se pondrá en marcha un Centro de Valoración y Orientación para personas con diversidad funcional en la calle de Colón (L’Eixample).

Respecto al sector de infancia, está prevista una inversión de 16,3 millones de euros para un centro de día en El Cabanyal y en Russafa, y para mejorar la red de acogida con 83 nuevas plazas.

Por último, en el área de igualdad y diversidad están previstas obras de mejora y adaptación de espacios con un presupuesto de 350.000 euros, que incluirán la red residencial para mujeres víctimas de maltrato, una vivienda de protección para personas LGTBI en situación de exclusión y un Espacio de la Memoria LGTBI en la antigua alquería Casa Clemencia.

Por su parte, el Ayuntamiento de València invertirá más de 4,3 millones de euros para dignificar los centros de servicios sociales en El Cabanyal (obras recepcionadas este mismo martes), Benicalap, Russafa, Saïdia y Guillem de Castro, además de la creación de un espacio de emergencia habitacional para personas sin hogar.

La vicepresidenta ha afirmado que este plan además funcionará como tractor de la economía valenciana desde “una perspectiva feminista”, basada en la revalorización de los cuidados y la economía del criar, cuidar y curar; y que se prevé que pueda crear en València 250 puestos de trabajo directos desde una óptica de “calidad y estabilidad”.

El plan Convivint se financiará con fondos propios de la Generalitat, así como los procedentes de las ayudas europeas y algunas aportaciones municipales.

Top