El hijo de un alto cargo ruso posee siete millones de euros en propiedades en la costa valenciana ocultos en Luxemburgo

https://static.eldiario.es/clip/502fdf09-a7c0-4256-9909-2731f8d20f28_16-9-discover-aspect-ratio_default_0.jpg

Una cala de la localidad alicantina de Benitatxell.

Una investigación del ‘Organized Crime and Corruption Reporting Project’ ha destapado un auténtico imperio inmobiliario a nombre del hijo de 33 años de Oleg Toni, subdirector general de la empresa pública rusa de ferrocarriles. El consorcio internacional ha detectado que Sergey Toni, a pesar de no figurar al frente de negocios rentables, posee en secreto propiedades por valor de, al menos, 50 millones de euros a través de una estructura de empresas y un fondo de inversión localizados en Luxemburgo.

La investigación, tal como informó este diario, ha desvelado que Luxemburgo sirve de paraíso fiscal a unas 55.000 sociedades creadas por multinacionales, millonarios y mafiosos: deportistas como Tiger Woods, artistas como la cantante Shakira, o los actores Angelina Jolie y Brad Pitt, la familia Hermès, el príncipe heredero de Arabia Saudí y las empresas más importantes de Francia aparecen en la documentación a la que ha tenido acceso el consorcio internacional.

Las propiedades a nombre del hijo del directivo ruso incluyen un palacio neogótico del siglo XIX cerca de la capital francesa, un apartamento situado entre el Louvre y el Arco del Triunfo en París, dos villas en la Riviera francesa y, al parecer, un hotel en Suiza, entre otros activos. La esposa de Sergey, hija de exembajador de Azerbaiyán en Londres, posee una inmobiliaria en Londres en la que la pareja ha invertido casi dos millones de libras. Hanushka Toni recibió hace cinco seis años como regalo de cumpleaños un Aston Martin.

“No ha surgido ninguna evidencia específica que vincule los bienes raíces de la familia de Sergey Toni con ninguna actividad ilícita en Russian Railways”, advierte la autora de la información, Olesya Shmagun. El joven Sergey Toni cerró sus cuentas en redes sociales, en las que aparecían fotografías que reflejan su alto tren de vida, incluyendo varias de las propiedades que posee.

Activos por 7,4 millones en Benitatxell y Benissa

Una de las empresas localizadas en Luxemburgo, Slova SA, es propietaria de varios activos inmobiliarios en la costa de Alicante. La mercantil, según las cuentas a las que ha tenido acceso el ‘Organized Crime and Corruption Reporting Project’ y que este diario ha consultado, controla desde Luxemburgo una villa, terrenos y apartamentos en Benitatxell y dos propiedades adicionales en Benissa. El valor de las propiedades asciende a 7,4 millones de euros. La sociedad también tiene un amarre en un puerto deportivo de la costa.

Antes de recalar en la empresa pública de transporte ferroviario, Oleg Toni era empresario y contaba con una participación en la constructora Baltic Construction Company estimada en tres millones de dólares. Aun con un sueldo público que ronda el millón de euros al año, resultan inexplicables los desorbitados activos familiares en Luxemburgo, según el ‘Organized Crime and Corruption Reporting Project’.

Top