El Premio Pulitzer Javier Bauluz, multado por la ley mordaza mientras fotografiaba la llegada de migrantes a Canarias

El fotoperiodista ha recibido la notificación de dos multas de un total de 960 euros por “faltar el respeto” a un agente y “negarse a identificarse”, infracciones incluidas en la Ley de Seguridad Ciudadana, mientras hacía su trabajo en el puerto de Arguineguín

El fotoperiodista Javier Bauluz.

El fotoperiodista Javier Bauluz

El 29 de noviembre de 2020, el día que el campamento de migrantes del puerto de Arguineguín fue desmantelado, el fotoperiodista Javier Bauluz cubría el desembarco de varias personas rescatadas en el mar. Él llegó antes que la Policía Nacional, que solía imponer un cordón policial que dificultaba el trabajo de los reporteros, por lo que pudo acercarse al buque de salvamento más de lo habitual. Cuando los agentes alcanzaron el muelle, uno de ellos le agarró del brazo, mientras Bauluz intentaba continuar con su trabajo. Más de un año después, el premiado fotógrafo ha recibido la notificación de dos multas por valor de 960 euros.

El episodio entre el agente y el fotoperiodista quedó recogido en un vídeo, difundido entonces por Bauluz. En las imágenes puede verse como el profesional aparece hablando con uno de los agentes, cuando irrumpe en la conversación otro miembro de la Policía, que le agarra del brazo para intentar alejarlo del barco de Salvamento Marítimo, ya atracado en puerto. Entonces, se produce un encontronazo entre ambos.

El agente impuso entonces al fotoperiodista dos multas. Una de ellas por “falta de respeto al agente”, una infracción leve incluida en la Ley de Seguridad Ciudadana que conlleva multas de entre 100 y 600 euros. La segunda por “negarse a ser identificado”, calificada como falta “grave”, aunque Bauluz rechaza haberse opuesto a entregar su documentación. Este fin de semana, el premio Pulitzer ha conocido la notificación de la providencia de apremio emitida por la Agencia Tributaria, que le exige el pago de un total de 960 euros (700 euros más el recargo de 140 euros, por “negarse a ser identificado” y 100 euros más el recargo de 20 euros, por “falta de respeto”).

El fotógrafo, que ha publicado recientemente un libro con su trabajo de meses de cobertura durante la crisis de acogida en las Islas Canarias, ha cuestionado el uso de la Ley de Seguridad Ciudadana para obstaculizar el trabajo de los reporteros. “Con esta Ley pierdes el derecho a tener un juicio justo, un abogado, unos testigos, unas pruebas. Te enfrentas a multas porque un agente de la policía pone lo que le parece y decide sobre mi vida sin que yo pueda defenderme”, ha afirmado en declaraciones a elDiario.es. “Es una indefensión absoluta. No existe justicia”.

El fotoperiodista independiente ha recordado las muchas trabas a las que se enfrentaron los reporteros para hacer su trabajo en el muelle de Arguineguín, cuando cientos de personas eran desembarcadas y alojadas en un campamento improvisado en condiciones de insalubridad. “Parecía que disparábamos misiles en vez de fotos. El peligro parecíamos nosotros, cuando nuestra misión social es contar cómo llegan los migrantes, qué hace Cruz Roja, qué hace la Policía”, cuestiona Bauluz. “Nos llegaban a poner hasta a 200 metros. Era imposible trabajar. Solo podías mostrar bultos, grupos, una masa de esas que provocan xenofobia”.

Tras la notificación de las multas, el fotógrafo ha iniciado en redes sociales una campaña en contra de la Ley de Seguridad Ciudadana. Amnistía Internacional ha mostrado su preocupación sobre la multa recibida por el periodista y ha apoyado la iniciativa del premio Pulitzer. “La Ley Mordaza es una grave amenaza para la Libertad de Expresión y la libertad de información. La labor de periodistas como Javier Bauluz es fundamental para documentar vulneraciones de derechos”, ha indicado la ONG a través de Twitter.

Etiquetado con: ,