El Tribunal Europeo de Derechos Humanos investigará si los jóvenes de Altsasu tuvieron acceso a un juicio justo

Estrasburgo admite a trámite al menos dos recursos formulados por los abogados de los condenados, que denunciaron la vulneración del derecho a contar con un juez imparcial y la denegación de pruebas durante el proceso.

Imagen de archivo de una de las manifestaciones realizadas en Pamplona en solidaridad con los jóvenes de Altsasu condenados por la Audiencia Nacional // EFE

El caso Altsasu ha terminado de superar las fronteras españolas. En las últimas horas, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) notificó las primeras admisiones a trámite de las demandas formuladas por los jóvenes que fueron condenados por la trifulca con dos guardias civiles sin uniforme en un bar de ese municipio navarro en octubre de 2016.

Según han confirmado a Público fuentes próximas al caso, Estrasburgo ha notificado la admisión de al menos dos recursos, mientras que se está a la espera de las resoluciones que el tribunal adopte sobre el resto de demandas, debido a que han sido formuladas mediante distintos abogados.

Los recursos formulados ante el TEDH en enero pasado se basaban en la falta de un juicio justo. Entre otros aspectos, los representantes legales de los jóvenes denunciaron que la jueza de la Audiencia Nacional Concepción Espejel, presidenta del tribunal que juzgó este caso, había sido premiada anteriormente por la Guardia Civil.

Más información: PP y Ciudadanos arremeten contra una serie sobre el caso Altsasu sin haber visto ni un capítulo – Danilo Albin

Los abogados también llevaron a Estrasburgo la denegación de pruebas por parte de la Audiencia Nacional durante ese largo proceso, que tuvo una amplia repercusión mediática. Varios de los ocho condenados por aquella pelea en el exterior de un bar con dos agentes de la Benemérita fuera de servicio pasaron una larga temporada en la cárcel de forma preventiva.

La Audiencia Nacional les condenó inicialmente a penas de entre dos y 13 años de prisión por delitos de atentado a los agentes de la autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas. En octubre de 2019, el Tribunal Supremo estimó parcialmente el recurso formulado por la defensa y rebajó las penas, que finalmente oscilaron entre un año y 6 meses y 9 años y 6 meses de prisión.

Top