EQT, el fondo de inversión sueco que compró Idealista, desembarcará en el negocio de las residencias en España con la compra de 50 centros

  • El gigante inversor, con 40.000 millones en activos, anota como inversión la compra del Grupo Colisée, de origen francés y con medio centenar de geriátricos en España, la mayoría en Comunidad Valenciana
  • La Comisión Europea autoriza la operación y EQT obtiene un préstamo de 875 millones de euros para hacerse con el cuarto mayor grupo europeo de residencias
  • El grupo trató en primavera de hacer pagar a sus residentes en España una ‘tasa covid’ de 85 euros mensuales para hacer frente a los costes de la pandemia, según reveló infoLibre

Cientos de personas participan en una manifestación para reivindicar una mejora de las pensiones y unos cuidados “dignos” para las personas mayores en residencias. Gran Vía de Bilbao este sábado // EFE

El fondo de inversión sueco EQT, que el pasado 10 de septiembre protagonizó la mayor operación de la historia de venta de un portal en España tras adquirir la popular web inmobiliaria de Idealista por 1.321 millones de euros, sigue protagonizando inversiones multimillonarias en tiempos de covid-19. En España, pero también de otros países como Francia, Reino Unido o Estados Unidos. Y en múltiples sectores, que van del alquiler de viviendas al Big Data, pasando por empresas de colorantes naturales.

También residencias de ancianos, donde el coronavirus causó estragos la pasada primavera, especialmente en regiones españolas como la Comunidad de Madrid. En concreto, EQT ha anotado como “inversión” en su información financiera relativa al tercer trimestre de 2020 y publicada el 21 de octubre la adquisición del grupo Colisée, el cuarto más grande de Europa en la gestión de centros de mayores, con amplia presencia en España.

De origen francés pero propiedad del fondo noruego IK Investment Partners -cuya sede está en el paraíso fiscal de las Islas Jersey, para rizar el rizo- , Colisée gestiona en España medio centenar de residencias que cuentan con casi 6.000 camas. A 31 de octubre, Colisée tenía 49 residencias de mayores, con algo más de 5.800 plazas, lo que le convierte en el séptimo grupo más importante de España por número de camas gestionadas. Según ha podido saber este medio por fuentes del sector, el grupo está construyendo al menos tres geriátricos. También posee inmuebles destinados a cuidados de mayores en Francia, Bélgica e Italia. En 2017 Colisée publicitó sus intenciones de expandirse a China.

Las negociaciones entre ambos fondos nórdicos habían trascendido desde el pasado 31 de agosto, pero no la confirmación, manifestada por el propio grupo EQT en sus cuentas trimestrales. Siempre según estas cuentas, la inversión se habría realizado en algún momento entre julio y septiembre (al igual que la del portal Idealista) y el precio final no ha trascendido, si bien el fondo sueco se refiere en su informe trimestral a inversiones por valor de 6.000 millones de euros. Este medio se ha dirigido a la dirección del grupo en España, sin obtener respuesta.

Además, la Comisión Europea publicó el 16 de octubre que la operación cumplía con la Regulación sobre Fusiones que establede la Dirección General de Competencia del Ejecutivo comunitario que actualmente preside Ursula Von der Leyen. Y según algunas publicaciones especializadas en finanzas, EQT ha cerrado un acuerdo con sus prestamistas de 875 millones de euros para cerrar definitivamente la operación, cuyo precio final todavía puede ser objeto de discusión. Todo parece atado para que el grupo de marca francesa sea absorbido por los suecos.

Del Big Data a los colorantes

Entre los últimos activos adquiridos está el portal inmobiliario español fundado por los hermanos Jesús y Fernando Encinar, pero también Chr. Hansen (colorantes), EdgeConneX (centros de datos), IFS (proveedores de software)…”Son espabilados. Compran rápido y a buen precio y parecen dirigirse al mercado digital de los datos”, opina sobre EQT a este medio una fuente del mercado.

Colisée, que seguirá explotando con la misma marca los centros, cuenta con 49 geriátricos, la mayoría concentrados en la Comunidad Valenciana, donde posee la mitad, 25 residencias. En Castilla y León gestiona 11 y en Cataluña nueve. El resto se reparten en País Vasco, Asturias, Baleares y Murcia. Muchas de ellas operan bajo la marca comercial La Saleta tras ser adquirida esta última por Colisée a principios de 2019.

El grupo que adquiere el fondo sueco EQT no ha estado exento de polémica en España durante la pandemia. Si bien sus geriátricos no trascendieron de la misma manera por el elevado número de víctimas (a diferencia de otros grupos como Orpea, Amavir o DomusVi), infoLibre reveló en junio que Colisée impuso una tasa covid a los mayores que sobrevivieron a la pandemia en España. Una tasa de 85 euros decidida unilateralmente por la dirección del grupo en España.

“Con el objetivo de impulsar las medidas extra de seguridad para los centros”, rezaba la misiva enviada a los internos , “en la próxima factura incluiremos una aportación adicional de carácter temporal de 85 euros mensuales. Se trata de una aportación discrecional que se aplicará hasta diciembre de 2020”.

Lo cierto es que a pesar de esta polémica, una de las razones de EQT para hacerse con Colisée ha podido ser la baja mortandad de sus residencias, añade la misma fuente conocedora del mundo de los fondos. Colisée no explota ningún geriátrico en Madrid.

Automatización de la gentrificación en España

EQT ya había adquirido en España en 2017 la empresa proveedora de servicios de Internet Telecom Iberia. Pero el músculo del fondo sueco parece mucho mayor. En junio de 2019 Bloomberg destacaba que EQT disponía de 46.000 millones de dólares (unos 41.000 millones de euros) para invertir a través de su programa de inteligencia artificial Motherbrain.

“Desde el lanzamiento de Motherbrain en 2016, el programa ha escaneado 10 millones de empresas para identificar las inversiones más prometedoras”, decía Bloomberg. “Hasta ahora, cuatro de las 40 participaciones en la cartera de empresas han sido completamente algorítmicas“. Una óptica que explica el interés de EQT por Idealista, pero quizá no tanto -o no todavía- por los geriátricos españoles.

El periodista Ekaitz Cancela, autor de Despertar del sueño tecnológico (Akal, 2019) e investigador del capitalismo digital, cree que EQT “quiere liderar el proceso de automatización de la gentrificación en España”. “Si un fondo de inversión multimillonario emplea algoritmos para adquirir empresas rentables como Idealista, eso es que va a destinar cantidades ingentes de dinero en las tecnologías más desarrolladas (llamadas promptech) para financiarizar todavía más las infraestructuras de las ciudades”. Para Cancela, “la lógica es siempre la misma: monitorizar y extraer la máxima cantidad de valor de los recursos, lo que implica una vigilancia perpetua sobre los mercados”.