Fallece un jornalero en Lorca tras ser abandonado en la puerta de un hospital con un golpe de calor

La Guardia Civil detuvo este domingo al jefe del fallecido, que se enfrenta a un presunto delito contra los derechos de los trabajadores

+reciente, infolibre.es, 07-08-2020: Veinte euros por una jornada sin agua y bajo un sol abrasador: las condiciones que mataron a Eleazar son frecuentes entre los temporeros

https://static.eldiario.es/clip/10c2dfa5-58d3-44d7-a2d9-e0631eb27448_16-9-aspect-ratio_default_0.jpg

Jornaleros trabajando en El Raal, pedanía de Murcia // Carlos Trenor>

Un trabajador del campo de origen nicaragüense ha fallecido abandonado en la puerta del servicio de urgencias del centro de salud Lorca-Sutullena con síntomas compatibles a un golpe de calor. El jornalero al parecer se encontraba en situación irregular en España y no estaba dado de alta en la Seguridad Social.

De acuerdo con el Servicio de Coordinación de Emergencias del 112 sobre las 15:30 el hombre fue arrojado de una furgoneta con el uniforme de trabajo puesto.

Una unidad móvil de Emergencias de la Gerencia de Urgencias y Emergencias Sanitarias prestó asistencia al trabajador pero no pudieron hacer nada por su vida. Las temperaturas registradas en Lorca el pasado sábado sobrepasaron los 40 grados.

La Guardia Civil detuvo este domingo al jefe del fallecido, que se enfrenta a un presunto delito contra los derechos de los trabajadores. Se desconoce quién abandonó al jornalero en la puerta de urgencias. El alcalde de Lorca, Diego José Mateos ha recalcado que: “Habrá que investigar quién le dio ese trato inhumano y denigrante que es dejar a una persona muy enferma a las puertas de un centro de salud y no acompañarla. Es un caso muy grave que se debe investigar y depurar responsabilidades”.

El sindicato Comisiones Obreras denuncia la falta de medios y de inspecciones a las empresas en materia de prevención de riesgos laborales tras la muerte de un trabajador del campo de 42 años a causa de un golpe de calor.

De acuerdo con la formación, las empresas suelen incumplir la jornada intensiva “con el agravante de estar advertidas de las altas temperaturas que se darían en estos días”. Tampoco proveen de agua fresca a su personal y a menudo se niegan a habilitar comedores para proteger a sus empleados de las inclemencias climáticas.

“La exposición a temperaturas ambientales extremas representa un peligro bien conocido para la salud humana, cuya gravedad oscila desde malestar y la fatiga hasta el temido golpe de calor con este fatal desenlace que ha supuesto la vida de la persona afectada”, recuerda CCOO.

Para Comisiones Obreras es preciso que “la Administración vigile las condiciones de trabajo y que refuerce la vigilancia en las empresas para que se cumplan las condiciones de prevención de riesgos laborales”.


+info relacionada: