Glosario para entender a la CEOE en tiempos de crisis

La cumbre Empresas españolas: liderando el futuro, organizada por la patronal, nos deja una enorme lista de eufemismos que hace falta descifrar para entender las verdaderas intenciones y mensajes de los grandes empresarios del país

https://i2.wp.com/www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/h800/5f10df51/2g0a0076copia.jpg?resize=401%2C229&ssl=1

Esta semana la CEOE se ha montado su propia cumbre de Davos a la española. Durante diez días, la plana mayor del mundo empresarial patrio se pronunciará sobre lo que tiene que hacer y no hacer el Gobierno para salir de la crisis del covid y reconstruir la economía. Bajo el sugerente título de Empresas españolas: liderando el futuro y dirigido por el presidente de la patronal, Antonio Garamendi, paneles de empresarios se han ido turnando en videoconferencias para hacer su análisis de la situación y proponer soluciones. Los presidentes de grandes empresas como Inditex, Mercadona, Bankia y La Caixa han pasado ya por las pantallas gigantes del evento en sus dos primeros días.

Pero a la patronal no es fácil entenderla, probablemente sea a propósito. Su jerga no está hecha para la mayoría de los humanos. Hablan un lenguaje que parece hueco pero que está cargado de significado, dulces palabras que envuelven amargas lecturas, consejos que esconden amenazas y un sin fin de eufemismos para suavizar su discurso.

Por ello, para poder entender a los grandes empresarios del país, los titulares y los mensajes que componen su lenguaje, aquí puedes encontrar un breve glosario de términos que se escuchan estos días y su traducción patronal-castellano.

Bueno para nuestro país

“Vamos a decir lo que pensamos que es bueno para nuestro país”, expresó el maestro de ceremonias, Antonio Garamendi, en la presentación del encuentro. Para la CEOE, lo bueno para el país se mide en puntos enteros del Ibex 35. De hecho, para la patronal ellos son el país. Su intervención estuvo lleno de estos eufemismos que dejan ver piensan que ellos y solo ellos son “el país”. “Somos los que creamos empleos”, expresó, ignorando que el 14% de los empleos del Estado español los crean las administraciones públicas o que existen cooperativas de empleo o autónomos que solo crean su propio empleo (y bastante hacen). Otra frase pronunciada por el presidente de la CEOE, que demuestra que para la patronal solo existen ellos, fue “somos los que pagamos los impuestos, somos contribuyentes“. Viendo las estructuras fiscales y algunas sentencias en firme de algunas de las empresas asistentes, esa afirmación ya se puede discutir.

Pero lo que sorprende totalmente (o no) es que se ignore por completo que alrededor del 42% de los impuestos que recauda el Estado lo hace mediante el IRPF y que solo un 10% se recauda por el Impuesto de Sociedades, porcentaje que, además, no ha dejado de disminuir desde la última crisis.

Seguridad Jurídica

El presidente de Inditex, Pablo Isla, abrió el ciclo de conferencias y lo hizo pronunciando unas palabras que después repetirían muchos de los asistentes: “seguridad jurídica para empresas e inversores”. Cuando estos grandes empresarios se refieren a seguridad jurídica, lo que exigen es que la democracia no se meta en los asuntos económicos. Lo que quieren es que las cosas se queden como están y que nada cambie, aunque esos cambios vinieran impresos en programas políticos que han votado millones de personas. En resumen, lo que ellos llaman seguridad jurídica es que no se derogue la reforma laboral. Isla continuo diciendo que hay que “huir de dogmatismos y de ideas preconcebidas en las medidas para salir de la crisis”. Claro, porque dar por hecho que bajar impuestos y abaratar el despido (lo que han pedido siempre, haya crisis o no) siempre es bueno para la economía, no es un dogmatismo ni una idea preconcebida. Los dogmatismo son lo de los demás, lo suyo no es ideología, claro.

Y el presidente de Inditex acabó diciendo que “tan importante como las medidas que se tomen es no desmontar lo que está funcionando. No hay que revertir las reformas eficaces“. Es decir, no hay que derogar la reforma laboral porque fue “eficaz”. Eficaz para los empresarios, claro.

Flexibilidad y competitividad

“La economía española lo que necesita es ser más flexible y competitiva, no introducir rigideces que sean negativas para la creación de empleo”, dijo en el evento el presidente de Mercadona, Juan Roig. Estos términos no son nuevos. Ya los repitieron mil veces ministros como De Guindos en la anterior crisis y fueron lo que desembocaron en esas “reformas eficaces”, o sea, en abaratamiento del despido, la facilitación de hacer Expedientes de Regulación de Empleo a cargo de las arcas del Estado aunque estés ganando dinero o brindar la posibilidad de que una empresa pueda despedir a alguien por faltar al trabajo debido a una enfermedad.

En resumen, ser más flexible significa poder despedir más fácil y ser más competitiva es que los salarios sean más baratos para el empresario.

Esfuerzos extraordinarios

“Es muy contraproducente que se le pida al sector esfuerzos extraordinarios en forma de impuestos o requerimientos de diverso tipo que puedan incidir en su rentabilidad, porque el desarrollo de un país requiere que sus bancos sean rentables“, explicó en su turno el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, en referencia al impuesto a las transacciones financieras (ITF), también conocido como a la Tasa Tobin. Lo curioso es que Goirigolzarri, y la gran mayoría de los banqueros que han atacado contra este y otros impuestos específicos a la banca que se contemplaban en los programas electorales de los dos partidos en el Gobierno, ya dijeron que no venía bien este impuesto hace dos años, lo dijeron el año pasado y lo volvieron a repetir a comienzos de 2020 cuando se aprobó.

También es curioso que el sector financiero que fue rescatado en la anterior crisis, en el que “damos por perdidos” 60.000 millones de euros y que canaliza, a cambio de grandes beneficios en forma de comisiones e intereses, todas las ayudas públicas sea quien pida que no se les exija ningún tipo de esfuerzo extraordinario. Suponemos que, al igual que en la anterior crisis, los banqueros quieren que el único esfuerzo lo haga la ciudadanía.

Acceso a la ayudas

“Es importantísimo tener acceso a las ayudas”, afirmó el director de Inditex. Bájanos los impuestos, no me hagáis regulaciones nuevas, no modifiques las que nos gustan, no intervengáis la economía… pero si papá Estado, sea el de aquí o el padrastro de Bruselas, suelta dinero, entonces lo importante es que esas ayudas les lleguen a ellos.

Y si tienen que pedir, ya de paso, que se cumplan el resto de exigencias porque “eso es lo que exige Europa” pues ya matas dos pájaros de un tiro. Aunque ninguna institución europea se haya pronunciado y haya dicho que las ayudas a España vayan condicionadas a que no se derogue una reforma laboral o se imponga un impuesto a la banca. Se lo inventan, porque creen que la Unión Europea son ellos y ellos son la Unión Europea, y en esto puede que hasta tengan parte de razón.

El consenso

Otra de las peticiones que se ha pronunciado por diversos de los asistentes a la cumbre es la llamada al consenso. Es curioso que cuando el Partido Popular aprobó reformas laborales o bajadas de impuestos que favorecieron a los empresarios, la CEOE nunca se molestó en pedir que el Gobierno tuviera en cuenta a los sindicatos o a los partidos en oposición.

Ahora que los partidos que defienden sus intereses están en la oposición y que los partidos de Gobierno están dispuestos a cumplir sus programas políticos es cuando piden consenso de todos los actores. Ahora, que están los defensores de sus intereses están en minoría parlamentaria es cuando se preocupan por la opinión de esas minorías. Cuando no son ellos los que tienen toda la sartén por el mango, piden consenso. Ahora que su voz no es la que manda, piden “diálogo social”.

Sabemos hacerlo

La buena noticia es que sabemos hacerlo”, dijo con tono positivo a través de la videoconferencia la presidenta del Banco Santander, Patricia Botín. Cuando la gran banquera dice que saben hacerlo, a lo que se refiere es a que saben salir de una crisis ilesos. Ellos, claro.

De la crisis tras el estallido de la burbuja inmobiliaria miles de familias salieron sin casa, sin trabajo o con condiciones laborales mucho más precarias, por no hablar del incremento en suicidios por “causas económicas”. Las arcas públicas salieron socializando las pérdidas del sector financiero, con un banco malo lleno de basura inmobiliaria, deuda y pérdidas anuales. Salimos con un sector sanitario con plantas de hospitales cerradas, UCI vacías y menos personal sanitario contratado. Los banqueros que han pasado por la cumbre de la CEOE salieron ilesos e incluso reforzados a base de fusiones y adquisiciones financiadas con nuestro dinero. Lo que saben hacer ya lo mostraron en la anterior crisis y creo que una gran mayoría de la gente lo sabe, por mucho que lo escondan tras eufemismos y mensajes patrióticos.

0 Comentarios en “Glosario para entender a la CEOE en tiempos de crisis
1 Pings/Trackbacks para "Glosario para entender a la CEOE en tiempos de crisis"