Indra se ha llevado 151 millones de euros en contratos relacionados con sanidad en diez años (y tras dos ERE)

La compañía tecnológica se mueve desde la industria militar a los contratos sanitarios. Indra, participada por el Estado, ha obtenido un creciente número de contratos de distintas instituciones. Sus prácticas laborales, sin embargo, no han cambiado.

https://www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r1500/e5e73870/Indra_headquarters.jpg?v=63770946332

Oficinas centrales de Indra, en Alcobendas, Madrid

Cuando el pasado 2 de enero el Boletín Oficial del Estado publicó la contrata por la que dejaba en manos de Indra la asistencia técnica del plan de vacunación del Covid-19, a nadie le sorprendió. El contrato, que asciende a 961.819,32 euros, impuestos incluidos, es el último de una larga lista de adjudicaciones relacionadas con la sanidad que, en los últimos diez años, le ha reportado a la empresa más de 151 millones de euros, según muestra la investigación realizada en el marco de la elaboración del informe La economía política del capitalismo digital en España, publicado por la Fundación Instituto 25 de mayo para la Democracia.

La empresa tecnológica, nacida en la ola de fusiones y privatizaciones empresariales auspiciada por el Gobierno de Felipe González y cuyo mayor accionista sigue siendo el Estado a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), era en 2020 la única empresa española en el ránking mundial de las cien empresas armamentísticas por facturación, pero hace ya años que comenzó a centrarse en actividades civiles. Más aún con la llegada a su presidencia de Fernando Abril-Martorell, que acumula un 0,2% de participaciones en Indra, según explica el dossier sobre esta empresa del proyecto YoIbextigo, de La Marea.

Un bocado cada vez más grande

En 2018, según las cuentas de la compañía, los trabajos relacionados con administración pública y sanidad supusieron el 14% de sus ingresos y la empresa estaba presente en más de 5.800 hospitales y centros de salud, según señala la web de Minsait, una de las marcas de la compañía. En 2019, últimas cuentas presentadas a la fecha, la empresa realizó inversiones en desarrollo de proyectos realizados con sanidad por 22,1 millones de euros y, aunque el porcentaje respecto a los ingresos totales bajó levemente, los euros ganados fueron equivalentes a los del año anterior.

Desde 2011, Indra fue adjudicataria de un total de 115 contratos públicos relacionados con sanidad que sumaron un total de 149.922.346,6 euros. Las comunidades autónomas de Andalucía, País Vasco y Galicia han sido las entidades que más contratos han otorgado a Indra. En concreto, los 25 contratos que le llegaron por Andalucía rozaron los 45 millones de euros. El más caro de ellos, por 13,9 millones de euros y adjudicado en 2015, tenía como objeto el servicio de mantenimiento de los sistemas de información asistenciales a medida del Servicio Andaluz de Salud. 2012 fue el año en el que esta comunidad adjudicó más contratos a Indra: ocho contratos por importes que sumaron 17,3 millones de euros, casi la mitad del dinero destinado al sistema de historial de salud clínica.


Made with Flourish

Por su parte, País Vasco adjudicó solo tres contratos que sumaron hasta 24,4 millones de euros. De ellos, 13,4 millones de euros fueron para el servicio de mantenimiento y evolución de aplicaciones asistenciales de Osakidetza, adjudicado en diciembre de 2017 a una unión temporal de empresas en las que Indra participa junto a Ibermática y Bilbomática.

Galicia adjudicó a Indra en el mismo periodo 18 contratos que sumaron 22,2 millones de euros. El más caro de ellos, por 3,7 millones de euros en 2014, también iba destinado al sistema de historial clínico electrónico.

Desde la Administración central, los contratos adjudicados alcanzan los 45 y suman 10,4 millones de euros. El Ministerio de Sanidad es el órgano adjudicador de 16 de estos contratos. El de mayor importe de ellos, por 966.240 euros y publicado en el BOE en agosto de 2020, fue para el desarrollo de aplicaciones a usar por el propio ministerio. De un importe similar es el otro contrato otorgado a Indra ese año, el del plan de vacunación contra el Covid.

Una década de contratas a Indra por territorio o ministerio

Importe total : 151.087.276,12 €

Ver gráfica: Fuente: BOE. Creado con Datawrapper

Tras Sanidad, el siguiente ministerio que más adjudicaciones ha hecho a Indra para temas relacionados con sanidad es el Ministerio de Defensa. Son 11 contratos relacionados con las unidades sanitarias desplegadas en misiones de paz y con el Sistema de Información de Sanidad Militar y que suman 1,4 millones de euros.

Con un contrato menos que Defensa, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha dado a Indra 10 contratos relacionados con sanidad por 4,9 millones de euros, casi todos a través de Red.es. Los dos únicos contratos de órganos dependientes de este ministerio no relacionados con Red.es son los adjudicado por la Secretaría General de Administración Digital en relación a la lucha contra el covid-19. En concreto, son dos contratos, uno de ellos, por 330.537 y adjudicado en junio para el desarrollo de un sistema de trazabilidad de contactos covid y el segundo, por 1,4 millones de euros y adjudicado en noviembre, por un proceso de adjudicación negociado sin publicidad acelerado, para el Servicio de mantenimiento, soporte y evolución del sistema de rastreo de contactos Radar Covid, la aplicación del Gobierno para recibir notificaciones de alertas sobre contactos covid. Según señala la web de la aplicación, que es de uso voluntario, esta ha sido descargada 6,9 millones de veces.

Made with Flourish

La mayoría de estos contratos han sido adjudicados a Indra Sistemas e Indra Soluciones, dos de las empresas del grupo Indra que actualmente afronta un ERE, el segundo en cuatro años, con el que la corporación pretende aplicar a 800 de sus trabajadores como consecuencia de una bajada en la facturación del 1%. A principios de febrero, la empresa de Abril Martorell, procedió al despido de 59 representantes sindicales, según ha denunciado el sindicato Co.Bas.


Más información: Indra, un laberinto de empresas que siempre termina en ERE

Etiquetado con: ,