La Audiencia de Granada condena a siete años a un coronel de la Guardia Civil por narcotráfico al que había absuelto

Las primeras investigaciones a Santaella se remontan a tres décadas atrás

Las primeras investigaciones a Santaella se remontan a tres décadas atrás

La Audiencia Provincial de Granada acaba de condenar al coronel de la Guardia Civil Francisco García Santaella a siete años y dos meses de cárcel por los delitos de tráfico de drogas y cohecho. Los mismos jueces habían absuelto al alto mando de la Guardia Civil, pero el Tribunal Supremo les obligó a redactar del nuevo fallo al considerar que el dictado en primera instancia producía “cierto sonrojo”.

La Sección Segunda de la Audiencia de Granada consideró probada la participación de Santaella en la entrada de droga por la costa de Granada, pero le absolvió al realizar un particular cálculo de la prescripción del delito de narcotráfico. Los jueces de Granada dejaron fuera del delito un total de cuatro toneladas de hachís de mala calidad que los ‘narcos’ habían puesto como cebo para introducir la droga destinada realmente a su venta. De este modo no se alcanzaba el tipo agravado del delito y el plazo de prescripción se acortaba.

Saber más: Objetivo ‘Angola’: treinta años de impunidad para el coronel de la Guardia Civil investigado por narcotráfico

El Tribunal Supremo estimó el recurso de la Fiscalía en un fallo redactado por el magistrado Andrés Martínez Arrieta y obligó a repetir la sentencia de la Audiencia de Granada. En la resolución del Supremo se podía leer: «Causa cierto sonrojo declarar probado que la tercera entrega de la droga, la de los 4.000 kilogramos, era un ‘regalo’ al Estado, del que nunca podría obtener ningún beneficio, tratándose de una conducta enmarcada en una operación de narcotráfico”.

En la nueva sentencia de la Audiencia de Granada, los magistrados de su Sección Segunda condenan a García Santaella a un delito contra la salud pública de sustancia que no causa grave daño a la salud a cinco años de prisión y multa de seis millones de euros. Igualmente le imponen dos años y tres meses de prisión y multa de 120.000 euros por un delito de cohecho.

El ponente del nuevo fallo, Juan Carlos Cuenca Sánchez, acompañado en el tribunal por José María Sánchez Jiménez y Aurora Fernández García, escriben ahora respecto al delito de tráfico de drogas: «Tras el dictado de la STS de 11 de noviembre de 2021, que anula la dictada por esta sala con fecha 30 de septiembre de 2019, consideramos la citada sustancia [los 4.000 kilos de mala calidad] como destinada al tráfico ilícito, en tanto que se enmarca en una operación de entrada de droga estructurada en tres fases, de forma que no podemos realizar una valoración aislada de dicho alijo, o fuera de todo contexto, sino integrada en el conjunto de la operativa descrita y, en cualquier caso, como un acto de favorecimiento del tráfico de la sustancia previamente introducida que no aprehendida».

Los delitos fueron cometidos entre 2005 y 2006, cuando García Santaella era comandante y estaba al frente de la unidad que luchaba contra el narcotráfico en Granada. En el momento en el que elDiario.es desveló la investigación contra él, en el año 2015, García Santaella ya era coronel y estaba a punto de convertirse en general. Su despacho estaba en la Dirección General de la Guardia Civil, a escasos metros de su máximo responsable entonces, Arsenio Fernández de Mesa. Aquella información motivó su inmediata destitución.

Los tres jueces de Granada también se ven obligados a rectificar respecto del cohecho, que consideraron no suficientemente acreditado durante el juicio. Ahora dicen: «Resulta difícilmente concebible , y aun inimaginable, asumir el riesgo de la comisión de un delito contra la salud pública de la envergadura que hemos descrito sin reclamar y obtener una contraprestación económica importante por su contribución al éxito de la actividad delictiva. Así lo destaca también la STS 58/2021 [el fallo del supremo que les obliga a rectificar]». En cualquier caso, insisten en que no está probado que recibiera una cantidad determinada –120.000 euros, según los investigadores– aunque sí «acreditada la existencia de una retribución económica». El nuevo fallo de la Audiencia de Granada puede volver a ser recurrido ante el Tribunal Supremo.


+info relacionada: Casi 150 agentes de la Guardia Civil detenidos por asuntos de narcotráfico en los últimos diez años – 31-08-2021