La Audiencia Nacional deja en libertad bajo fianza a otros dos CDR

El tribunal permite la salida de prisión de Ferran Jolis y Alexis Codina, miembro del denominado ‘núcleo productor’ y dueño del piso utilizado como laboratorio, con lo que asciende a cinco el número de liberados.

La Audiencia Nacional confirma la prisión preventiva de los dos CDR que declararon ante el juez y la Guardia Civil - SUMARIO OPERACIÓN JUDAS - Archivo

La Audiencia Nacional deja en libertad bajo fianza  a un cuarto CDR // SUMARIO OPERACIÓN JUDAS – Archivo

La juez de la Audiencia Nacional María Tardón ha acordado la salida de prisión bajo fianza de Ferran Jolis y Alexis Codina, dos de los siete miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) encarcelados el pasado septiembre por terrorismo, elevando a cinco el número de detenidos en esta causa que quedan en libertad provisional en una semana.

Codina, al que se le ha impuesto una fianza de 10.000 euros, es el primer miembro del ‘núcleo productor’ de los explosivos al que se le concede la libertad provisional, ya que el tribunal considera las sustancias precursoras que utilizaron los investigados “no son en sí mismas explosivos”.

Según el sumario de la causa, al que ha tenido acceso Europa Press, el domicilio habitual de Alexis Codina se utilizó como “laboratorio clandestino” en la preparación, confección y práctica de diversos compuestos explosivos, tal y como concluían los investigadores de la Guardia Civil. A su vez, el domicilio habría servido como almacenamiento y depósito para terceros de las diferentes sustancias.

El informe elaborado por expertos de la Guardia Civil no hace ninguna referencia a la existencia de explosivos

No obstante, la Sala destaca que en la pericial elaborada por los dos técnicos del Grupo de Desactivación de Explosivos (GEDEX), unidad perteneciente al cuerpo de la Guardia Civil de Barcelona, no se ha encontrado “referencia a la existencia de explosivos y sí únicamente de sustancias que debidamente mezcladas y siguiendo los correspondientes procedimientos técnicos pudieran llegar a convertirse en explosivos (precursores), disponiendo el recurrente de documentos con información para elaborar explosivos”. Además, insiste en que en el domicilio de Codina no se halló Termita, sino precursores de la misma.

En cuanto a Jolis, que no manejó sustancias potencialmente explosivas, tendrá que desembolsar 5.000 euros para abandonar el centro penitenciario de Soto del Real. Fuentes jurídicas sostienen que, vista la nueva situación de Xavier Buigas, Guillem Xavier Duch y Eduard Garzón, quienes quedaron en libertad el viernes pasado previo pago de fianzas de 5.000 euros, la defensa de Jolis había solicitado un escrito al Juzgado Central de Instrucción número 6, a cargo de esta causa, para que se diera una modificación de su situación personal.

Ante esta petición, la Fiscalía de la Audiencia Nacional se pronunció de similar manera que en los tres casos anteriores: se mostró de acuerdo en mantener la medida de prisión provisional, si bien no se opuso a la imposición de una fianza. Con este informe, la juez Tardón, en sustitución del instructor Manuel García Castellón, ha decidido hacer caso al Ministerio Público.

Cuando Duch, Buigas y Garzón presentaron sus recursos, el fiscal Miguel Ángel Carballo argumentó que ninguno formaba parte del ‘núcleo productor’ de los materiales precursores de explosivos que, según la Guardia Civil, sí integraban otros investigados del Equipo de Respuesta Táctica (ERT), el grupo dentro de los CDR a los que ellos mismos aludían y a través del cual “pretenderían la comisión de actos violentos y de carácter delictivo” para “lograr la materialización de la república catalana mediante cualquier vía, incluidas las violentas”.

Comunicaciones desde el Parlament

Es el mismo caso de Ferran Jolis, quien, según el sumario de la causa al que tuvo acceso Europa Press, era uno de los expertos en informática del grupo y formaba parte del ‘núcleo ejecutor’ del ERT y su rol era una pieza clave en el éxito de la organización, pues permitía garantizar la permanencia de la misma en el tiempo a través de la securización de las comunicaciones. Participó además en la reunión ‘in itinere’ con la hermana del expresidente catalán Carles Puigdemont.

Jolis recibió del también investigado Xavier Buigas el encargo de establecer una red de comunicación segura e indetectable para poder mantener comunicaciones desde el interior del Parlament, cuya instalación se realizaría en establecimientos y restaurantes cercanos mediante la usurpación de puntos wi-fi públicos y privados.

En las conversaciones intervenidas al grupo por la Guardia Civil se le escucha afirmar: “Me estoy jugando el culo, porque si me pillan me van a meter terrorismo y banda organizada”, aunque él dijo en su declaración policial que sólo lo dijo como “vacileo” ante su novia, con la que acababa de empezar una relación.

‘Crowdfunding’

Jolis fue uno de los dos investigados que el pasado septiembre, tras las detenciones, pidió abogado de oficio y declaró durante varias horas tanto ante los investigadores de la Guardia Civil como ante el juez instructor de la causa.Tras su entrada en prisión provisional, renunció a su letrado y pidió ser asesorado por el equipo de asesores jurídicos de Alerta Solidària, como el resto de detenidos.

Tras la notificación del auto de la juez con la fianza para Jolis, Alerta Solidària ha publicado un mensaje en su cuenta de Twitter pidiendo donaciones para recaudar los 5.000 euros para que Jolis pueda abandonar la prisión de Soto del Real.

Como a Duch, Buigas y Garzón, la Audiencia Nacional impone a Jolis, en caso de que pague la fianza, medidas cautelares tales como comparecer semanalmente en sede judicial, prohibición de abandonar territorio nacional y obligación de proporcionar un teléfono, domicilio y persona de contacto.


+info relacionada: