La Comunidad de Madrid prepara el cierre de decenas de centros de salud

Ante la endémica falta de personal y la llegada del verano, la Consejería de Sanidad pretende hacer una “reestructuración” cuya última fase supone el cierre de 41 de esos centros.

Fotografía de archivo de un centro de salud en Madrid — EFE

Este pasado lunes el informe anual que realiza cada año la Asociación estatal de directoras y gerentes en servicios sociales certificaba que la Comunidad de Madrid, siendo la comunidad autónoma más rica de todas, tiene los peores servicios sociales de España. Así, por ejemplo, el porcentaje del PIB regional que Navarra destina a servicios sociales (2,37%) es más del doble que el que destina la Comunidad de Madrid (1,04%). Este martes el diario El País aporta un dato más que apunta en esa dirección: con la llegada del verano, la Consejería de Sanidad madrileña prepara el cierre de decenas de centros de salud en Madrid, en concreto de 41 centros de los 49 de la Dirección Asistencial Centro, una de las seis en las que se divide el área sanitaria de la comunidad.

No es la primera vez que la Comunidad de Madrid limita la actividad de varios centros de salud por la falta de personal en verano. La Consejería de Sanidad asegura que “casi todos los años” ante un “eventual problema asistencial” realiza “planes de contingencia”. Este año, los servicios sanitarios madrileños afrontan los tres meses con “un déficit estructural de cerca de 1.800 profesionales entre Enfermería y Medicina de Familia. Este año, con la pandemia, se suman 574 plazas de médicos de cabecera y 150 de Pediatría sin cubrir”.

La Consejería de Sanidad ha elaborado pues un plan que “se basa en el cierre total o parcial de centros según las circunstancias, en la movilidad de profesionales a unos y otros consultorios y en la concentración de esas plantillas en “centros de referencia”. Estos centro de referencia son los que quedarían abiertos para que atendiesen por teléfono al conjunto de la población, explica El País.

“Teniendo en cuenta la situación actual, la organización del plan está centrada en aquellas categorías con una situación más crítica (Medicina de Familia y Pediatría), en las que es improbable la disponibilidad de recursos ante posibles eventualidades”, dice un informe elaborado por la Comunidad de Madrid que cita El País.

A todo ello hay que sumar que la Comunidad de Madrid lleva un año con los servicios de Urgencias de los centros de salud cerrados. La endémica falta de personal explica estos cierres. La falta de médicos y médicas, así como de enfermeros es brutal. Muchos de estos profesionales fueron derivados a grandes centros por la pandemia. La llegada del virus ya provocó la reorganización de la atención primaria madrileña y desde entonces, los centros de salud dejaron de atender en noches, festivos y fines de semana.

Tal como señalaban el año pasado fuentes de la Comunidad de Madrid a Público, la reagrupación en un mismo centro de salud de los profesionales se debe a la falta de sanitarios por las “necesarias vacaciones de los profesionales, de las situaciones de baja laboral y de las infraestructuras que garanticen circuitos diferenciados de Covid y no Covid”.


+info relacionada: