La exigencia de un plan de choque social y de un refuerzo de la sanidad pública suma fuerzas

Medio millar de colectivos han organizado este sábado una jornada de protestas en 16 ciudades del Estado para exigir una salida justa de la crisis que “ponga la vida en el centro”.

https://i2.wp.com/www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r1500/91404122/20200620_202318.jpg?resize=400%2C300&ssl=1

Movilización por un plan de choque social el 20 de junio de 2020 // El Salto Madrid

La cita ha tenido lugar a las 20 horas de forma simultánea en 16 ciudades repartidas por todo el Estado. El objetivo: reclamar al Gobierno que ponga toda la carne en el asador para desarrollar “un plan de choque social que ponga en el centro de la agenda la defensa de una salida justa a la crisis”, como señalan las organizaciones convocantes.

Las exigencias de la plataforma de colectivo, agrupados bajo el nombre de Plan de Choque Social, se centran en el rescate de las personas en contrapartida al rescate de las empresas del IBEX35, ayudas milmillonarias públicas que ya se vieron en el pasado en contextos similares y que de nuevo vuelven a producirse estos días, como los planes de ayudas al sector de la automoción anunciados o el próximo rescate de Iberia que fuentes del sector dan por hecho en las próximas semanas.

El reparto de trabajo, la renta básica incondicional, los servicios públicos, la vivienda adecuada, medidas contra la violencia machista y la regularización de personas migrantes son los principales ejes bajo los que se mueve el manifiesto hecho público por la plataforma, que aboga además por exigir la devolución del rescate bancario abonado tras la crisis financiera de la pasada década y de una reforma fiscal “que grave las grandes rentas y fortunas, garantizando que la crisis económica, social y medioambiental no la paguen las de abajo como ya ocurriera en 2008”.

En Madrid, la movilización, que ha transcurrido desde Atocha al Hospital Niño Jesús, ha confluido con la convocada por la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad (CAS Madrid), un colectivo que destaca la necesidad de “defender la sanidad pública madrileña y la reversión de las políticas privatizadoras que a lo largo de los últimos años han impactado negativamente en la resolución de nuestro sistema público sanitario, desmantelando los recursos públicos y reduciendo vertiginosamente las plantillas de profesionales sanitarios y no sanitarios, así como el número de camas disponibles”.

Desde CAS Madrid señalan que años de políticas de recortes y privatización, “tal y como se ha podido constatar con la gestión nefasta de la pandemia, ha tenido consecuencias devastadoras sobre nuestra salud, especialmente de las personas mayores”.


+info relacionada:

Etiquetado con: