La muerte de Marouan Abouobaida en el CIE de València no tendrá responsables penales

La Audiencia Provincial de València dicta el sobreseimiento provisional en la causa por el fallecimiento del joven en el CIE de Zapadores, ocurrida el 15 de julio de 2019. No obstante, admite que pudo haber una “asistencia sanitaria incompleta” por parte de los médicos y un “comportamiento reprobable” de la policía.

https://www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r1500/4d171514/CIESNO-Valencia-28-07-20_Mathias_rodriguez_03.jpg?v=63763187993

“No te olvidamos, Marouan”, uno de los lemas que ha utilizado la campaña CIEs No en Valencia en sus protestad frente al Centro de Zapadores // Mathias Rodríguez

La Audiencia Provincial de València resuelve el sobreseimiento provisional de la causa y dictamina que no hubo responsabilidad penal en torno a la muerte de Marouan Abouobaida, ocurrida en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Zapadores, València, el 15 de julio de 2019. El joven marroquí, de 23 años, se encontraba privado de libertad en una celda de aislamiento, y se suicidó sin que ningún protocolo ni institución detectase la gravedad de su estado de salud, tanto físico como mental, lo que podría haber evitado su muerte.

La familia de Marouan, acusación particular en el procedimiento con el apoyo jurídico de la Campaña CIEs NO, reclamaba delitos de homicidio por imprudencia, trato degradante y denegación de asistencia sanitaria que el Juzgado de Instrucción Nº10 ahora ha desestimado. “Estamos muy decepcionados con la justicia española”, reconocen desde Casa Marruecos, una asociación con sede en València y contacto estrecho con la familia. “Lo que ha pasado con Marouan es resultado de todas las injusticias y los malos tratos que había sufrido dentro del CIE y como víctima del racismo institucional”, expresan. “Teníamos la esperanza de que el juicio condenaría a los responsables”, lamentan desde este colectivo.

A pesar de la ausencia de responsabilidades penales, el auto judicial reconoce que pudo existir “comportamiento reprochable” por parte de algún funcionario de la policía

A pesar de la ausencia de responsabilidades penales, el auto judicial reconoce que pudo existir “comportamiento reprochable” por parte de algún funcionario de la policía y “asistencia sanitaria incompleta” de los servicios médicos del CIE. “No significa que la atención recibida por el interno fuera intachable ni que pueda derivarse alguna clase de responsabilidad como consecuencia de esa atención o de su fallecimiento”, expresa la resolución, que además recuerda “la especial responsabilidad de la Administración en la garantía de la vida, integridad y seguridad de los internos” instando a valorar “todo aquello que pudo haberse hecho y no se hizo”.

Desde la Campaña CIEs NO aseguran que continuarán buscando responsabilidades por otras vías, incluidas las civiles o patrimoniales, y valoran que también hay algunos puntos “positivos” en la resolución. “En algún sentido, reconocen que pudo haber alguna responsabilidad de los policías y los sanitarios del CIE”, señala Adrián Vives, portavoz de CIEs No.

Más información: Zapadores: prisión para inocentesGonzalo Sánchez

Por otro lado, advierten estar en profundo desacuerdo con varios elementos del documento, haciendo especial referencia a los malos tratos que Marouan habría recibido por parte de los funcionarios policiales y en los que el auto judicial no aprecia delito alguno.

“Por todas estas razones, mañana vamos a continuar reclamando que se determinen responsabilidades en la muerte de Marouane y que se cierren todos los CIE con carácter de urgencia, pues no son más que cárceles racistas donde se recluye a personas que no han cometido ningún delito y se violan sus derechos fundamentales”, expresa la Campaña en un comunicado y convoca a la ciudadanía a la concentración, este martes 30 de marzo,  a las 19 horas, frente a la puerta azul del CIE de Zapadores.

Faltan imágenes de las cámaras de seguridad

Desde la plataforma reclaman que no se han proporcionado la totalidad de las imágenes procedentes de las cámaras de seguridad, especialmente aquellas registradas durante la mañana del día del fallecimiento en las que se podría ver el primer traslado de Marouan, por parte de la policía, desde el piso de arriba hasta la enfermería. “Nos dijeron que esas imágenes habían sido borradas y ha prevalecido la versión policial”, reconocen desde la Campaña.

Según el testimonio de uno de los testigos el traslado de Moruan se habría realizado arrastrándolo, “permitiendo que la cabeza golpeara con el suelo”

Según el testimonio de uno de los testigos -compañero de Marouan en el CIE- ese traslado se habría realizado arrastrando a Marouan por el suelo e incluso por las escaleras, “permitiendo que la cabeza golpeara con el suelo”. De forma contraria, en el relato de la policía, los funcionarios describen que ese traslado se realiza cogiéndolo de brazos y piernas para llevarlo “en volandas”, ante la negativa del joven a caminar por sí mismo.

“Tal forma de proceder con alguien -señala la resolución- no puede en modo alguno calificarse como humillante o degradante ni peligrosa para su salud o integridad física”, y añade que: “Aunque el interno presentaba lesiones de cierta entidad por una agresión sufrida el día anterior, no consta que nadie (en especial el personal sanitario) advirtiera que los protocolos con el interno debieran ser distintos que con relación a otro interno”.

No saltaron las alarmas para evitar la muerte de Marouane

Un día antes del fallecimiento, Marouan había recibido violencia física por parte de otros internos, lo que había provocado heridas y lesiones en su cabeza y su cuerpo, teniendo que ser trasladado al Hospital Doctor Peset, donde recibió atención médica durante más de cuatro horas. De nuevo en el CIE, Marouan escribió una carta en la que se quejaba de los dolores, especialmente en la cabeza, y relataba incluso el sentimiento de humillación que la agresión implicaba para él.

Ni los médicos del hospital ni el personal sanitario del CIE detectaron signo alguno suficiente sobre la salud mental y emocional de Marouan, para hacer saltar las alarmas sobre la prevención del suicidio. En este sentido, la acusación reprochaba al médico y al enfermero del servicio sanitario dentro del CIE, “que no se preocuparan de que el interno no había comido en al menos 24 horas o de que no estaba recibiendo el reposo en camasillón prescrito en el informe de alta hospitalaria”. A pesar de ello, la resolución entiende que con tales omisiones “se habría incurrido en una asistencia sanitaria incompleta, pero de ninguna manera en una denegación de asistencia sanitaria”.

Más información: Razones para cerrar los CIE Pablo ‘Pampa’ Sainz

Otro factor que para la Campaña CIEs No es fundamental, es la falta de cuidados y atención que recibió Marouan una vez le encierran en la celda de aislamiento. “Cuando descubren a Marouane sin vida, hacía más de 40 minutos que nadie se había preocupado por su estado”, reclaman.

“Tras su muerte, aparecen en el distribuidor tres funcionarios uniformados. Miran por la mirilla y ven el cuerpo. Dos de los funcionarios entran y rodean el cuerpo. No lo inspeccionan ni le toman las constantes vitales. Uno de ellos le da dos patadas para ver si reacciona. Tras ver que no lo hace tampoco le toma las constantes vitales. Sólo entonces, una vez muerto, se le realiza el primer reconocimiento físico y con instrumental médico”, señala CIEs No en un comunicado.

“Desde que se abrieron los CIE, diez personas han fallecido entre sus muros o en el traslado forzoso al que las sometieron.”, recuerda la plataforma. En el CIE de Zapadores en concreto, antes de la muerte de Marouane hubo otros 2 fallecimientos: un ciudadano de origen marroquí de 55 años, que falleció el 16 de octubre de 2010 al llegar a la puerta del CIE, procedente del centro de salud “donde no le detectaron ninguna anomalía”, y un ciudadano nigeriano de 47 años, que falleció el 31 de agosto de 2008 “tras caer desplomado en las duchas sin que pudiese ser reanimado”, describe la plataforma en el comunicado.


+info relacionada: La Audiencia de Valencia advierte de un “comportamiento reprobable” de la Policía en la muerte de un interno en 2019 en el CIE de Zapadores – eldiario.es, 29-03-2021