La sanidad privada alcanzó antes de la pandemia su récord de negocio

  • En cinco años los hospitales aumentan su facturación en un 16,7% hasta 6.670 millones y las primas de las aseguradoras suben en un 20%, con 8.572 millones
  • Quirón lidera el sector hospitalario y Segur Caixa Adeslas el asegurador
  • El sector seguros ayuda con “liquidez” al hospitalario, más castigado por la crisis sanitaria y que reclama 246 millones al Estado

Un miembro de la UME en labores de desinfección en el Hospital Quirón Salud Sagrado Corazón de Sevilla, en la fase más aguda de la pandemia, en abril // Eduardo Briones / Europa Press

La sanidad privada vive en un boom en España. En cinco años, del ejercicio de 2014 al de 2018, los hospitales privados han aumentado su facturación en casi mil millones, con un crecimiento del 16,71%. El seguro privado ha subido en número de asegurados casi un 15% en entre 2015 y 2019, estabilizándose por encima de los 10 millones. El volumen de primas de las compañías ha crecido un 20%.

A la medicina privada, la pandemia la sorprendió en cifras récord. Las cifras lo indican. Los hospitales privados no benéficos alcanzaron en 2018 6.670 millones de euros de facturación, como recoge el recién presentado informe de la Fundación IDIS Sanidad privada, aportando valor, que no ofrece datos de beneficios de las compañías. Esto supone un crecimiento de 265 millones, un 4,13%, con respecto al año anterior. Si tomamos los últimos cinco años con datos ya publicados, el periodo 2014-2018, el crecimiento es de 955 millones, un 16,71%, lo que da idea de la fuerza del crecimiento de la sanidad hospitalaria privada en España.

Los convenios con las compañías aseguradoras representan el 63% del mercado hospitalario, seguidos de los conciertos públicos, con un 25%, los pacientes privados puros, un 10%, y otros conceptos como la restauración y los aparcamientos, que suponen el 2% de la facturación, según el informe de la Fundación IDIS, el lobby de la sanidad privada en España, que aglutina los intereses de todos sus subsectores: hospitales, farmacia, tecnología, aseguradoras [ver aquí el listado de patronos].

Es un momento delicado para la sanidad hospitalaria. Como ha publicado infoLibre, la patronal del ramo, ASPE, reclama al Estado 246 millones de euros por su contribución al tratamiento de pacientes con covid-19, que ha obligado a posponer la atención a sus propios pacientes, mermando su negocio. ASPE asegura que todas las áreas asistenciales en las que se basa su negocio se han visto afectadas de forma significativa. Concretamente, según datos de la patronal, las intervenciones quirúrgicas descendieron un 83%, las pruebas diagnósticas un 79%, las urgencias un 73%, las consultas un 67%, los ingresos hospitalarios un 58%, las determinaciones de laboratorio un 57% y los ingresos UCI un 52%.

El liderazgo de Quirón

El informe Aportando valor permite permite observar quiénes son los agentes principales de este sector. El líder en facturación es Quirón, con 3.023 millones en 2018, si bien el informe señala que el dato incluye los hospitales internacionales del grupo. Quirón suma 50 hospitales y 90 centros sanitarios. Del grupo forman parte cuatro de las principales compañías de prevención de riesgos laborales: Fraterprevención, MC Prevención, Premap y Unipresalud. Quirón es propiedad de la multinacional alemana Fresenius, líder en Europa. Actualmente Quirón se encuentra, junto a HM Hospitales, Red Hospitalaria Recoletas y HLA, entre los grupos más activos en la expansión en redes ambulatorias, una nueva línea de actuación destacada como tendencia en el informe IDIS. El líder, Quirón, va seguido de Vithas (535 millones), HM Hospitales (415), Ribera Salud (342), Hospiten (326), HLA (307), Sanitas (275), Clínica Universitaria de Navarra (160), Juaneda (122), Viamed (120) y Pascual (120).

Los 13 principales agentes del sector hospitalario, incluyendo ya a lo que la fundación considera medicina hospitalaria benéfica, concentran el 47,3% de los centros privados y el 59,4% de las camas privadas, según el informe de IDIS. Quirón y la Orden de San Juan de Dios son los grupos que cuentan con un mayor número de hospitales y camas en España. Concretamente, Quirón representa aproximadamente el 11% de los hospitales privados y el 14% de las camas, mientras que San Juan Dios cuenta con el 8% de los hospitales y el 14% de las camas.

El sector hospitalario se puede caracterizar en tres grandes grupos: hospitalarios, pertenecientes a compañías aseguradoras e independientes. La distribución de hospitales y camas entre los principales agentes del sector indica que los grupos hospitalarios cuentan con el 51,4% de los hospitales y el 64,3% de las camas privadas. Las aseguradoras disponen del 3,3% de los hospitales y del 3,5% de las camas, mientras que los hospitales y clínicas independientes representan el 45,3% de los hospitales y el 32,2% de las camas privadas. El 62% de los hospitales privados (285) son generales, médico-quirúrgicos y materno-infantiles, mientras que el 38% (173) son de larga estancia, psiquiátricos, geriátricos y monográficos, siempre según el informe de la Fundación IDIS.

Cataluña es la comunidad que cuenta con un mayor número de hospitales de titularidad privada. Va muy a la cabeza. Dispone del 32,8% de los hospitales (150) y del 38,5% de las camas privadas en España (19.696). Después de Cataluña se sitúan Andalucía, que cuenta con el 13,5% de los hospitales privados y con el 11,1% de las camas privadas, y Madrid, con el 10,5% de los hospitales y el 13% de las camas privadas. No obstante, se trata de un dato que no es elocuente por sí solo. Es lógico que las comunidades más pobladas lideren estos apartados en términos brutos. Interesa observar otro dato, el del bocado que ocupa la sanidad hospitalaria privada con respecto a la total en cada comunidad, tomando como referencia el número de camas. Cataluña (56,9%), Navarra (39,3%), Baleares (36%) y Canarias (34,3%) son las que que cuentan con un mayor porcentaje de camas privadas frente al total de camas. Las que menos, Castilla La Mancha (6,7%), Extremadura (11,5%), Aragón (17%) y Comunidad Valenciana (17,6%).

Segur Caixa Adeslas al frente

La Fundación IDIS recalca el momento expansivo del sector asegurador, que ha sufrido mucha menor erosión por la crisis del coronavirus, al tener el grueso de los ingresos asegurado por sus clientes. Es más, Juan Abarca, presidente de la Fundación IDIS, explió este juves durante la presentación del informe que las aseguradoras están ayudando al sector hospitalario con “liquidez”. En 2019 el sector asegurador alcanzó los 10,58 millones de asegurados, lo que supone un incremento del 3,1% respecto al año anterior (10,26 millones). Los 10,58 millones suponen un incremento de 1,35 millones en cinco años, el periodo 2015-2019. Es decir, un crecimiento del 14,62%. Por tipología, el 76% de los asegurados corresponden a asistencia sanitaria, el 17% a mutualismo administrativo –las mutuas de funcionarios, como Muface– y el 7% restante a reembolso de gastos.

El sector asegurador alcanzó en 2019 la cifra de 8.572 millones de euros en volumen de primas, lo que supone un incremento del 4,4% respecto a 2018, según IDIS. En 2015, el volumen de primas fue de 7.116 millones. La subida es de 1.456 millones en cinco años, un 20%.

El sector del seguro sanitario cuenta con un alto grado de concentración, representando las cinco principales compañías un 72% del mercado en volumen de primas, que se incrementa hasta el 81,1% si se analizan las nueve principales compañías aseguradoras. ¿Y cuáles son esas nueve primeras compañías? Segur Caixa Adeslas, con una cuota de mercado del 29,3% y 2.592 millones en volumen de primas; Sanitas (15,8%, 1.395 millones), Asisa (15,8%, 1.395 millones), DKV Seguros (6,7%, 590 millones), Mapfre (6,5%, 577 millones), IMQ (2,7%, 241 millones), Axa (2,4%, 212 millones), Asistencia Sanitaria Colegial (2,2%, 197 millones) y Fiatc (1,9%, 167 millones).

Las comunidades autónomas con mayor penetración del seguro privado son claramente Madrid, con un 38%, y Cataluña, con un 36%. La Fundación IDIS hace un apunte llamativo, que vincula este avance con la capacidad de dedicar menos dinero público a sanidad. En estos términos: “Se observa, al igual que en años anteriores, que determinadas comunidades autónomas que cuentan con una mayor penetración del seguro privado, como Madrid y Cataluña […], pueden disponer de un menor presupuesto sanitario público per cápita que la mayoría de las comunidades autónomas de nuestro país, a pesar de tener el mayor número de grandes hospitales y de alta complejidad”. Las comunidades con menos penetración del seguro privado son Cantabria (9%), Navarra (13%) y Murcia (15%).

Cataluña es también la comunidad autónoma que destina más dinero a la partida de conciertos, con un importe de 2.832 millones de euros en 2018, lo que supone el 26 % de su gasto sanitario. A Cataluña la siguen Madrid, Andalucía y Canarias con 846 (10%), 425 (4,2%) y 288 millones (9,3%), respectivamente. El 43,5% de los hospitales privados (198) en España tiene algún tipo de concierto con las administraciones públicas. En el caso de Cataluña, un 7,1 % de los hospitales privados (32 centros) están integrados en la Red de Hospitales de Utilización Pública de Cataluña, red de centros sanitarios de titularidad privada con los que el Catsalut contrata la prestación de servicios y que han conformado el núcleo del modelo sanitario mixto característico de Cataluña.