La Seguridad Social vuelve a ganar a Deliveroo: una jueza dicta que los ‘riders’ de Zaragoza son falsos autónomos

Se trata de la tercera victoria de la Administración contra la multinacional de reparto de comida a domicilio, que ya ha anunciado el recurso de la sentencia

Una jueza de Zaragoza reconoce relación laboral de los repartidores con Deliveroo

Una jueza de Zaragoza reconoce relación laboral de los repartidores con Deliveroo // EFE

Nueva victoria de la Seguridad Social frente a la multinacional de repartos a domicilio Deliveroo. La magistrada del juzgado de lo Social número 2 de Zaragoza ha dictado una sentencia en la que reconoce la relación laboral de los repartidores que trabajaban para la empresa. Así, los llamados riders son lo que se conoce como falsos autónomos, como había concluido ya la Inspección de Trabajo en esta ciudad y en otras muchas de España, lo que llevó a la Seguridad Social a demandar a Deliveroo para exigirle las cotizaciones sociales impagadas por estos trabajadores.

Fuentes de la multinacional informan de que Deliveroo recurrirá el fallo ya que “considera que la sentencia no refleja la forma en la que los riders colaboran con la compañía”. Desde la empresa insisten en que, “como autónomos, los riders pueden elegir si quieren trabajar o no, así como cuándo, cuánto y con quién hacerlo”. Esta tesis es la que están rechazando los tribunales cuando examinan la relación que une a los mensajeros con la empresa.

En su sentencia del 27 de abril, la magistrada Itziar Ochoa se apoya en la amplia jurisprudencia existente y manifiesta su concordancia con los criterios marcados en las sentencias dictadas por el Juzgado de lo Social número 19 de Madrid y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid referidas a los mensajeros empleados por la empresa Roofoods Spain (Deliveroo). Así, declara la existencia de relación laboral para los 57 repartidores de la ciudad afectados en el proceso.

El sindicato UGT, personado en la causa contra la multinacional, celebra la resolución judicial y subraya “que esta sentencia sirve para recordar al Ministerio de Trabajo que debe actuar ya” contra estas empresas. El sindicato recuerda que estas compañías, como Deliveroo y sobre todo Glovo, han modificando las condiciones de trabajo en pleno estado de alarma, “abaratando” el trabajo de los repartidores, lo que ha generado movilizaciones de los mensajeros.

Tres victorias de la Administración

La Seguridad Social ya ha ganado a Deliveroo en los juicios celebrados en tres ciudades: MadridValencia y, ahora, en Zaragoza. Pendiente aún está el juicio entre la Tesorería General de la Seguridad Social y Deliveroo en Barcelona, que se celebrará el próximo 20 de octubre de 2022.

En su resolución sobre los repartidores de Zaragoza, la magistrada pone de manifiesto que se observan las condiciones propias de la laboralidad, como la existencia de una prestación personal y voluntaria de servicios, su carácter retribuido, la ajenidad y la dependencia del empresario.

Entre los hechos en los que se apoya, que es Deliveroo la que la empresa establece los precios, la que determinando la forma en la que se abonan, la que asigna los pedidos a los repartidores siguiendo sus propios criterios y la “falta de una organización empresarial” en el caso de los repartidores, “al punto de que era preciso explicarles la tarea a realizar y proporcionarles el acceso a los medios de trabajo de ser ello preciso además de quedar en cualquier caso a la espera de ‘ser llamados’ para trabajar”, recoge la sentencia.

Como destaca la agencia EFE, a pesar de que los repartidores son propietarios de sus vehículos y de los móviles a través de los cuales les llegan los avisos de los repartos, la jueza estima que “los medios y activos de mayor importancia para el desarrollo de la actividad no eran esos”, sino la propia app de ‘Deliveroo’, controlada y proporcionada por la empresa.

La magistrada sostiene además que Deliveroo no se limita a actuar como mera intermediaria entre los restaurantes y los mensajeros, ni contrata un servicio externo de transporte y entrega de comida a través de estos autónomos, sino que el reparto es su actividad principal. “No un servicio secundario, sino el principal, considerando que ningún fin o utilidad tendría, ni beneficio alguno, la empresa si no fuera porque ejecuta los encargos que se le realizan a través de la plataforma Deliveroo”, escribe la jueza.

Fuentes de Deliveroo sostienen que la empresa lleva “tiempo reclamando una solución legislativa que permita a las empresas ofrecer más seguridad a los riders sin perder la flexibilidad que actualmente tienen”. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ya ha advertido de que su Ministerio no aprobará la principal propuesta de estas empresas digitales, crear la figura del TRADE digital (un autónomo con más derechos de protección social). La ministra ha anunciado que en cuanto pase la crisis del coronavirus espera retomar la normativa contra los falsos autónomos que tenía prevista, entre los que destaca en concreto a los mensajeros de estas plataformas digitales.