La trampa del “Con Rivera, no”

¿Qué supone que el PSOE gobierne solo?

https://ctxt.es/images/cache/800x540/nocrop/images%7Ccms-image-000018883.jpg

La trampa del “Con Rivera, no” esconde un gobierno en solitario del PSOE con el que aplicar las políticas económicas de Ciudadanos sin necesidad de un pacto con ellos. @CervantesFAQs añade en este hilo para @ctxt_es una nueva idea para la militancia de Ferraz: “Solos, tampoco”.

1. ¿Qué supone que el PSOE gobierne solo? Una situación inestable, en la que para la aprobación de cada ley se necesitarán apoyos parlamentarios distintos. Eso significa una situación tramposa, que permitirá al PSOE aprobar leyes sociales con UP, pero también leyes económicas con Cs.

2. Leyes económicas como las aprobadas en Andalucía por Cs, PP y Vox: eliminación de impuestos a los ricos, como el famoso impuesto de sucesiones, que solo afecta a millonarios y que Rivera utilizó en el debate de Atresmedia (sí, la noticia falsa del niño de 10 años “arruinado”)

3. Un Rivera al que se le llena la boca con las palabras clase media, pero que luego está a favor de legislar en beneficio de las grandes fortunas. Con un gobierno en solitario del PSOE, no cabe duda de que las tres derechas presionarán para aprobar medidas de este estilo.

4. Otra cuestión que cojearía serían los Presupuestos Generales del Estado. Si el PSOE los aprueba en solitario, no tendría al lado a un socio como Unidas Podemos presionando para que se cumplan aquellas medidas incluidas en ellos que están enfocadas a reducir las desigualdades.

5. Recordemos que la subida del SMI a 900€ fue posible porque la formación morada insistió a los socialistas. Un SMI que UP quiere seguir subiendo, hasta alcanzar los 1200€. Ciudadanos, siempre apoyados por la patronal, como se ha demostrado estos días, se opondrá a esa subida.

6. Y es que estos han llegado a calificar a Sánchez hasta de “peligro público”. La ejecutiva de Cs aprobó un documento para no pactar con él, pero la militancia naranja no opina lo mismo: el 68% apuesta por un “Con Sánchez, sí”. En cambio, un 43% de votantes del PSOE prefieren a UP.

7. Y es que, quienes han votado al partido de Sánchez no estarían muy felices de que este pacte con Ciudadanos, un partido de derechas que apoya políticas económicas de privatizaciones en Educación y Sanidad o el contrato único que rebaja la indemnización por despido.

8. Por no hablar de las posturas de los naranjas respecto al feminismo: los de Rivera quieren legalizar los vientres de alquiler y la prostitución. El PSOE se considera feminista y se muestra contrario a esas medidas que fomentan que el cuerpo de la mujer sea visto como un negocio.

9. Quizá sean estos los temores de la militancia socialista, y quizá por eso un 41,4% de sus votantes desean un gobierno en solitario. Pero aquí es donde entra en juego la trampa, pues cada ley tendría que aprobarse buscando apoyos donde sea, también entre la derecha.

10. Por lo tanto, parece claro que gobernar en solitario tiene los mismos efectos prácticos que hacerlo con Ciudadanos: las leyes sociales siempre encontrarían respaldo (gracias a UP y otros pequeños grupos) pero las económicas favorables a la derecha también saldrían adelante.

11. Y son esas políticas las que rechazan ampliamente quienes han votado al PSOE: solo un 13,1% apuesta por el pacto con Ciudadanos. El mismo pacto por el que están haciendo campaña poderes económicos como el banco Santander, la patronal CEOE y el IBEX 35.

12. También la prensa de derechas, como el ABC, La Razón, OK Diario o El Español han afilado sus titulares y sus editoriales animando a que Sánchez y Rivera se hagan ojitos. Para ello no dudan en atacar a la otra opción con palabras atemorizantes como “Frankestein” o “separatistas”.

13. Mientras, el partido mimado por los poderosos escenifica su papel asegurando que no pactará con los socialistas. Su estrategia podría deberse a que espera convertirse en el nuevo líder de la oposición, ya que el PP se encuentra cayendo en picado.

14. Ciudadanos espera así que buena parte de los políticos que ahora engrosan las filas de los populares abandonen los primeros como las ratas del barco y se cambien a la formación naranja. Ya ha empezado a ocurrir, como es el caso de Ángel Garrido, que acaba de pasarse de PP a Cs.

15. Pero, ¿es capitalizar el voto de la derecha una buena estrategia para Cs, que se autoproclama “el partido de las familias y de la clase media”? En el 28A, Cs no triunfó en los barrios humildes, lo que se contradice con un acercamiento al PSOE, más votado por las clases populares.

16. Así, el aliado natural del PSOE es Unidas Podemos, el único partido que va a presionar para que las leyes beneficien a quien más lo necesita. Esto no pasará si el PSOE gobierna en solitario, al depender del apoyo de las derechas en materia económica, igual que si pactara con Cs.

17. Por eso, y para no caer en la trampa que el poder ya le hizo una vez a Sánchez, y de la que tanto se quejó en su entrevista en Salvados, el “Con Rivera, no” tiene que acompañarse de un “Coalición de izquierdas, sí”.

Versión texto de los tweets publicados en ctxt.es de @CervantesFAQs


+info relacionada: La mayoría de votantes de izquierdas apuesta por un gobierno de PSOE, Unidas Podemos y PNV, según el barómetro de laSexta – infolibre.es, 03-05-2019

Etiquetado con: ,