La UE quiere recortar un 14% la PAC con el campo español en pie de guerra

La última propuesta de presupuestos para la Eurozona prevé reducir el presupuesto de ayudas a la política agraria mientras España exige que se mantenga como mínimo en los niveles actuales con sus agricultores y ganaderos inmersos en protestas.

Agricultores y ganaderos se concentran en varios puntos de España

Tractores llenan las calles de València durante la jornada de protestas del campo español. / EP

Las noticias desde Europa para el campo español no podrían llegar en peor momento. Con los agricultores y ganaderos nacionales en plena ebullición en su lucha por precios justos, la Unión Europea prevé recortar un 14% la partida destinada a la Política Agraria Común (PAC).

Estas son las últimas previsiones dispuestas por los jefes de Estado y el Gobierno de la Eurozona en la negociación del presupuesto común de cara a los próximos siete años. En esta propuesta, también se plantea un recorte del 12% en los fondos de Cohesión. Mientras, el Gobierno español reclama que ambas partidas se queden, como mínimo, en los niveles actuales.

El documento que este viernes ha enviado a las capitales el presidente del Consejo europeo, Charles Michel, mantiene el propósito de recortar el presupuesto europeo a costa de los fondos agrarios y estructurales. Un deseo ya se planteó el pasado diciembre en otra propuesta que fue rechazada por casi todos los Estados miembro, aunque por razones distintas.

España se alía con países del Sur y el Este

España y otra quincena de países del Sur y del Este han creado un frente común para defender los fondos de cohesión y de la PAC y reclamar que, si no se aumentan, al menos que se mantenga su ambición en el gasto agrícola y se asegure un apoyo “fuerte” para los fondos estructurales.

Los llamados ‘amigos de la cohesión’ tendrían de su lado al Parlamento Europeo, que pide un presupuesto del 1,3% que garantice la fortaleza de estas políticas tradicionales.

Países Bajos, Suecia, Dinamarca o Austria rechazan mejorar la partida e incluso piden una rebaja

Este propósito, sin embargo, choca frontalmente con la de otros Estados miembros como Países Bajos, Suecia, Dinamarca o Austria que rechazan de plano cualquier mejora y exigen que el presupuesto sea rebajada, marcando como techo el 1% de la Renta Nacional Bruta del bloque.

Menos presupuesto con la salida del Reino Unido

Michel se ha reunido en las últimas semanas con casi todos los líderes de la UE para escuchar sus líneas rojas y tratar de hallar un “equilibrio” entre unos y otros, apuntan fuentes europeas, que recuerdan que con la salida de Reino Unido el bloque deja de contar con unos 10.000 millones de euros al año y, sin embargo, necesitará más recursos para nuevas prioridades como la acción climática, la digitalización y la migración y la seguridad.

En opinión de Michel, según fuentes europeas, un presupuesto “modernizado” pasa por reducir la dotación de “políticas tradicionales” aunque introduciendo “mayor flexibilidad” que permita a los Estados miembros reconducir fondos, por ejemplo, de las ayudas directas al pilar de desarrollo rural y viceversa.

Con todo, de salir adelante el reparto tal y como lo plantea Michel, la rebaja de las ayudas directas sería del 10,1% y se dispararía hasta el 25,1% en el caso del desarrollo rural, lo que se traduciría en una merma del 14% para el conjunto de la PAC.

Leer más: Siete alimentos básicos que tú pagas caro y el agricultor cobra barato


+info relacionada: Los acuerdos UE-Vietnam ignoran la protección climática y los derechos laborales – elsaltodiario.com, 12-02-2020