Las autonomías gobernadas por el PP son las únicas que han recortado profesorado en la educación pública

Murcia, Madrid y Andalucía son las tres Comunidades Autónomas que, siendo gobernadas por el Partido Popular con el apoyo de Ciudadanos y Vox, no han invertido en profesionales de la educación pública a pesar de la pandemia

https://luhnoticias.es/wp-content/uploads/UH_Web-5-Juanma-Moreno-Ayuso-Lopez-Mira-1536x864.jpg

La derecha y la ultraderecha comparten una hoja de ruta respecto a la educación pública. La irrupción de la pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de disminuir las ratios de alumnos de las aulas, reclamo que los profesionales ya llevaban advirtiendo años para proteger la calidad de la enseñanza.

Una pauta común que ha dejado en evidencia la matriz privatizadora, quedando exenta de inversión en Madrid, Murcia y Andalucía, siendo las únicas que, para este curso que se inicia en escasos días, no han destinado presupuesto público en la mejora del profesorado.

Las ‘Medidas de prevención, higiene y promoción de la salud frente al Covid-19 para centros educativos en el curso 2021-2022‘ fijadas por el Ministerio de Educación y pactadas con las comunidades recomendaban mantener 20 alumnos por clase, sin embargo, dejaban a elección de las mismas la posibilidad de volver a los índices previos a la pandemia. Además, atendiendo a la capacidad de las infraestructuras disponibles, se introdujo la opción de reducir a los mínimos recomendados por los expertos sanitarios la distancia de seguridad.

A pesar del margen de actuación, tres son las autonomías que destacan por su falta de inversión en la seguridad y calidad educativa de los niños y jóvenes estudiantes. En el caso madrileño, tal como informaba este diario, el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso ha decidido prescindir de 8.000 profesores, siendo despedidos fulminantemente este año. Por su parte, la corporación gubernamental que Fernando López Miras comparte con Ciudadanos apoyada por Vox ha decidido deshacerse de la totalidad del personal contratado como refuerzo. Asimismo, Andalucía, con Juanma Moreno al frente, repite la tónica de Madrid registrando una disminución cifrada en 2.700 educadores.

“La Generalitat Valenciana ha contratado a 5.042 maestros y profesores. Canarias 2.674. Asturias 392.  La Región de Murcia vuelve a ser la excepción negativa. Una isla negacionista en medio de una pandemia que sigue aquí y que sigue costando vidas, también de personas jóvenes”, declara para LÚH Javier Sánchez, diputado de Unidas Podemos en el Congreso y secretario de educación de la formación.

En el caso de Madrid, la portavoz en la Asamblea regional del partido morado, Carolina Alonso, denunciaba la situación dramática que se vive en la Formación Profesional, donde la falta de plazas ha dejado fuera a 25.000 alumnos. «25.000 alumnos son plaza pública en la Formación Profesional madrileña. Ayuso tiene que escuchar a la comunidad educativa«, informaba, a lo que se suma el «recorte» de «8.000 docentes y el aumento de las ratios, lo cual compromete la seguridad de los alumnos y la calidad de la enseñanza».

«En Andalucía la situación es insostenible. El Gobierno andaluz ha recibido 8.500 euros de fondos COVID y, mientras presume de superávit, ha despedido a 2.700 profesores y eliminado 4.000 plazas de la educación pública«, admite Martina Velarde desde el Parlamento andaluz.

Ello ocurre en un año académico donde se fomentará la presencialidad, sobre todo, en Secundaria y Bachillerato, y habiendo sido aprobados las partidas educativas emanadas de los Fondos de Recuperación por los que, en materia educativa, Andalucía recibirá más de 2.350 millones de euros, Madrid más de 1.860 y Murcia más de 400.

“Están negando los recursos a la educación pública, y sobre todo, están negando que la pandemia todavía sigue activa, poniendo en riesgo la salud pública. Negacionistas y desprecio a lo público”, zanja Sánchez, “algo totalmente irresponsable, cuando los contagios entre nuestros jóvenes se encuentran disparados”.


+info relacionada: