Los trabajadores migrantes aportan el 10% de los ingresos a la Seguridad Social y reciben menos del 1% de las pensiones

  • La vicesecretaria General de UGT ha remarcado que “la migración es el único elemento que palia el envejecimiento poblacional” en España
  • El sindicato ha presentado la campaña #TrabajoLibreDeBulos para sensibilizar en el ámbito laboral contra “los discursos falsos o tergiversados” que “fomentan prejuicios y rechazo”

Dos trabajadores inmigrantes // EUROPA PRESS

Las cotizaciones sociales a la Seguridad Social serían un 10% menores sin la población inmigrante, según refleja un informe elaborado por UGT que ha sido presentado este lunes junto a la campaña #TrabajoLibreDeBulos para sensibilizar en el ámbito laboral contra “los discursos falsos o tergiversados” que “fomentan prejuicios y rechazo” hacia la población inmigrante o las personas extranjeras, según informa Europa Press.”Si nuestro país no tuviera inmigración, tendría graves consecuencias económicas, humanas y sociales. Tendríamos menos población activa, menos habitantes, menos pensiones y una ciudadanía más envejecida”, ha remarcado la vicesecretaria General de UGT, Cristina Antoñanzas.

Por su parte, la responsable confederal de Migraciones, Ana María Corral, ha expresado su “una preocupación” por el auge de la ultraderecha a nivel europeo y el aumento de los bulos en las redes sociales”. “Sin la inmigración, tendríamos un invierno no solo demográfico, sino también social y económico”, ha dicho.

Corral ha resaltado que “sin la población extranjera, habría menos cotizaciones a la seguridad social y menos ingresos vía IRPF”. “Teniendo en cuenta que los ingresos totales de la Seguridad Social por cotizaciones sociales en el año 2018 fueron de 108.308.470.000, si le restamos tanto la cotización de trabajadores y trabajadores extranjeros como la de sus empleadores, la cifra disminuiría hasta los 97.492.683.974 euros, un 9,9% menos (10.815.786.026 euros)”, ha apostillado.

Además, tal y como ha puesto de manifiesto, en relación a los ingresos tributarios por IRPF, “en 2018 el total fueron de 82.859.000.000 euros. Sin la tributación de trabajadores y trabajadoras extranjeros, se hubiera perdido un 4,5% de la recaudación y ésta hubiera alcanzado los 78.323.567.404 euros”, según ha insistido. “Campaña #TrabajoLibreDeBulos contra “discursos excluyentes”En este contexto, UGT ha lanzado a nivel nacional esta campaña que se desarrolla mediante talleres y conferencias. Tal y como ha afirmado Antoñanzas, la iniciativa “pretende contrarrestar los discursos excluyentes que cuestionan la presencia de población de nacionalidad extranjera, consideran negativa la inmigración y, por tanto, el aporte presente y futuro de la población que ésta supone”.

“Si realizáramos la simulación sobre cuál sería la situación de España si se marcharan todas las personas de nacionalidad u origen extranjero, nos encontraríamos con que desaparecería un volumen de población de 7.246.237 personas, el 15,4% de la población total”, ha avisado.

De hecho, Antoñanzas ha destacado que sin el aporte de la población de nacionalidad extranjera y de la nacionalidad española nacida en el extranjero, “la población total de España apenas se habría incrementado en un millón de personas en 21 años“.

“Esto tendría un efecto demoledor en la población activa”, ha afirmado. En el tercer trimestre de 2019, “con un total de 23.088.700 personas en edad activa, 3.011.200 tenían nacionalidad extranjera y 819.300 nacionalidad española y otra nacionalidad, principalmente como resultado de un movimiento migratorio, según ha precisado. Además, tal y como ha remarcado, “la migración es el único elemento que palia el envejecimiento” en España.

Antoñanzas también ha señalado que, además del aporte social y demográfico, “la población migrante también impulsa el crecimiento económico de nuestro país. “Sin inmigrantes, nuestro país tendría graves problemas en la economía, el mercado de trabajo y el Estado de Bienestar”, ha dicho.

Además, ha afirmado que los hogares con sustentador principal de nacionalidad extranjera o nacionalidad española y extranjera suponen un 10% del total de hogares durante 2018. Y si se tuviera en cuenta la variable del lugar de nacimiento del sustentador principal, el 11,05 de los hogares estaban sustentados por una persona nacida en el extranjero, lo que supone el 9,2% del gasto total del año pasado.

En consecuencia, una disminución del gasto de los hogares del 9,2% tendría un impacto directo en la economía, en la demanda de bienes y servicios, en el mercado de trabajo y en la recaudación tributaria, según ha subrayado.


+info relacionada, eldiario.es: