Más de 400 organizaciones reivindican unos servicios 100% públicos, universales y de calidad

La plataforma #PlanDeChoqueSocial impulsa la campaña ‘Pinto un corazón verde’ para reivindicar que se reviertan los recortes y las privatizaciones que en los últimos años de austeridad han colocado al Estado español muy por debajo de la media de la UE en gasto social.

https://i0.wp.com/www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r1500/80bebe2e/AMP_1545.jpg?resize=401%2C267&ssl=1

Personal sanitario a la puerta del Hospital Jiménez Díaz // Álvaro Minguito

“Una sociedad que invierte en servicios es más democrática, está más cohesionada y preparada para afrontar dificultades”, explica el comunicado de la campaña #PintoUnCorazónVerde, lanzada hoy por más de 400 organizaciones, profesionales de los servicios esenciales y rostros conocidos, que invitan a la población a exigir unos servicios 100% públicos, universales y de calidad pintando un corazón verde en sus ventanas.

Personalidades del mundo de la cultura como Bob Pop, Nacho Vegas, Rozalen o Antonio de la Torre se han unido a la petición, junto a trabajadoras y trabajadores de los denominados sectores esenciales que sufren en su trabajo diario la precarización de los servicios básicos. Personal sanitario, de limpieza, de transporte, de los servicios sociales o de residencias de mayores son algunos de los rostros que se han adherido. También agricultores, ganaderos, transportistas y personal del pequeño comercio alimentario.

La campaña quiere denunciar que la crisis sanitaria y social provocada por el covid-19 ha evidenciado que los recortes y privatizaciones de los servicios públicos experimentados en los últimos años tienen consecuencias devastadoras. Según Eurostat, el Estado español está por debajo de la media de la UE en gasto sanitario (-1,1%), educativo (-0,7%), de protección social (-1%), o de vivienda (-0,1%) y, según explican desde la campaña, otros gastos sociales, como los de la lucha contra la violencia machista o la pobreza infantil, siguen estando lejos de lo necesario para abordar estos problemas.

La campaña quiere denunciar que la crisis sanitaria y social provocada por el covid-19 ha evidenciado que los recortes y privatizaciones de los servicios públicos

Por eso, según exigen en el comunicado, la educación, la sanidad, las pensiones, los servicios sociales, el transporte público, el agua y las telecomunicaciones tienen que llegar todas las familias y a todos los ámbitos. “Los servicios públicos están a nuestro lado desde que nacemos y nos acompañan en toda nuestra vida. Garantizan derechos fundamentales como la educación, la salud o la protección social. Por eso, cuando recortan servicios públicos, recortan nuestras vidas, nuestra dignidad”, reza el manifiesto ‘Pinto un corazón verde’,

Los procesos de privatización de la sanidad pública también son el blanco de esta campaña, que denuncia su impacto en la falta de recursos, ya que los conciertos público-privados han derivado parte del gasto sanitario a beneficios empresariales. Un ejemplo es la Comunidad de Madrid, una de las regiones donde más ha impactado el virus y que a la vez ha sufrido más privatizaciones en los últimos años, como han denunciado repetidamente los profesionales.

Según el Servicio Madrileño de Salud, de 2010 a 2018 la región perdió unos 3.300 profesionales, mientras que la población con derecho a la asistencia sanitaria creció en casi 500.000 personas en ese periodo. “Y ahora, haciendo gala de una temeridad absoluta, como si fuese mercancía de usar y tirar, la Comunidad de Madrid ha decidido prescindir de los más de 10.000 profesionales que contrató para hacer frente al pico de pandemia. No renovará sus contratos temporales a pesar de que el virus dista mucho de estar controlado y de la más que evidente necesidad de descanso del personal sanitario fijo”, afirma Luis Rico, portavoz de la campaña.

La infradotación, que se da no solo en hospitales, sino también en residencias de mayores, ayudas a la dependencia y en la precariedad de los servicios sociales, ha dificultado la actuación ante una emergencia ya no solo sanitaria, sino social y alimentaria. Por eso desde la campaña denuncian que los profesionales han trabajado con una falta de seguridad absoluta.

“La pandemia está siendo especialmente cruda en las residencias de mayores, un sector altamente privatizado —en torno al 85 % son residencias privadas, algunas en manos de fondos de inversión— en el que se lleva años denunciando el mal estado de las instalaciones y la situación del personal, escaso, saturado y mal remunerado. De hecho, la Fiscalía investiga a 38 residencias de España, 19 de ellas en Madrid, donde se ha producido la mayor mortandad (en torno al 70 % de las muertes por covid-19 de la región)”, explican.

Para la plataforma #PlanDeChoqueSocial es el momento de apostar “por un futuro que cambie el presente, y por un futuro para nuestras vidas con dignidad para todas las personas”

Para la plataforma ciudadana #PlanDeChoqueSocial, compuesta por más de 400 organizaciones y colectivos sociales, es el momento de apostar “por un futuro que cambie el presente, y por un futuro para nuestras vidas con dignidad para todas las personas”. Se trata, afirman, de poder afrontar esta pandemia y las futuras que puedan llegar, de la mejor de las maneras. También se trata “de no dejar a nadie atrás” en esta crisis social y económica que acaba de empezar.

Las entidades sociales de esta red invitan a la ciudadanía a colgar, a partir de hoy, un corazón verde en sus balcones, ventanas, centros de trabajo, hospitales, centros de salud, despensas o bancos de alimentos, colegios… hacerse un vídeo o una foto y utilizar el HT #PintoUnCorazónVerde.


+info relacionada: Una ola ciudadana de corazones verdes exige reforzar los servicios públicos para salir de la crisis -arainfo.org, 08-05-2020

Documento pdf: Enlace al manifiesto