Paralizan un partido de Liga por cánticos antifascistas en Vallecas

Por primera vez en la historia de la Liga, este domingo 15 de diciembre se paralizó un partido debido a los cánticos de una de las hinchadas. La grada del Rayo Vallecano estalló con gritos de “Roman Zozulya es un puto nazi” contra el jugador del Albacete al que ya bloquearan la entrada al equipo en 2017.

+reciente:

https://www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r1500/971c9b6f/raito.jpg?v=63702926216

Aficionados al Rayo, antes de un partido // Pablo ‘Pampa’ Sainz

No fueron los asesinatos de dos personas vinculadas a las hinchadas antes de un partido los que consiguieron paralizar el espectáculo que más dinero recauda en todo el Estado. Tampoco ocurrió el pasado fin de semana, en un partido de Primera Regional en Fuerteventura, que se jugó completo a pesar de las amenazas de violación de un hincha contra Gabriela, una árbitra de 16 años. Este domingo 15 de diciembre, después de cientos de partidos con insultos racistas, se paralizó un partido debido a los cánticos de una de las hinchadas.

La grada del Rayo Vallecano estalló con gritos de “Roman Zozulya es un puto nazi” contra el jugador del Albacete al que ya bloquearan la entrada al equipo a principios de 2017. Según el acta del partido el árbitro y la coordinadora de seguridad del estadio tomaron dicha decisión en base a la ley contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte. A pesar de que en algunos medios se ha hablado de insultos xenófobos, en la grada no se hizo mención a la nacionalidad del jugador.

Un grupo de vecinas y vecinos de Vallecas han compartido un comunicado en redes sociales en el que muestran su apoyo a la hinchada de los Bukaneros y hacen hincapié en su tolerancia cero contra el racismo y el fascismo.

Una historia de antifascismo

En febrero de 2017, a las pocas horas de que el Rayo y el Betis acordasen el traspaso del jugador ucraniano, Zozulya emprendió el camino de vuelta a Sevilla.

Tras un entrenamiento en el que los aficionados rayistas acudieron a expresar su desprecio por este jugador de afiliación neonazi, el equipo sevillano decidió anular el acuerdo.

Anoche, la afición del Rayo volvió a encontrarse con dicho jugador y volvió a la carga. Presa, el presidente del Rayo, llegó a ofrecer desalojar el estadio entero o a la grada de Bukaneros al Albacete y a la Liga para poder continuar el partido, pero desde la coordinadora de seguridad y la policía rechazaron esa solución.

A pesar de que no hubo disturbios, la presencia policial en el barrio se notó hasta entrada la noche. Hasta 18 furgonetas “lecheras” de la policía se encontraban en los alrededores del estadio de Vallecas.

La prensa apunta a los Bukaneros

Javier Tebas, ex presidente de la Liga de Fútbol Profesional, exmilitante de Fuerza Nueva, que ha demostrado públicamente su simpatía hacia Vox, se querelló personalmente contra los Bukaneros en 2017. En esta ocasión ha comparado ser nazi con ser homosexual en Onda Cero: “en el Rayo no quieren nazis, ¿y si mañana otro equipo no quiere homosexuales?”

Periodistas como Manu Carreño, en el grupo Prisa, o Jorge Bustos, en la Cadena Cope, ya han pedido el cierre de la grada de los Bukaneros. También José Ramón de la Morena en Onda Cero. El episodio de este domingo ha servido para alimentar una campaña contra la hinchada de Vallecas que comenzó antes del episodio Zozulya por las críticas a figuras de la política madrileña como Cristina Cifuentes o Esperanza Aguirre.

Apoyo vecinal

El comunicado de las asociaciones señala algunas de las conexiones de Zozulya con un colaboracionista nazi ucraniano y con grupos paramilitares de extrema derecha. Se hace también hincapié en el hecho de que sea la primera vez en la historia del país que se paraliza un partido de la Liga por cánticos a pesar de los continuos insultos racistas, homófobos, amenazas de violaciones y celebraciones de asesinatos de hinchas.

El pasado 8 de diciembre se cumplieron 21 años del asesinato de Aitor Zabaleta a manos del Frente Atlético, no se suspendió el partido y desde entonces la afición del Atlético de Madrid ha proferido cánticos contra la memoria del joven asesinado, además de amenazas de muerte hacia la afición de la Real Sociedad como “hemos venido a apuñalaros, el resultado nos da igual”.

En 2014 fue asesinado en Madrid Francisco Javier Romero Taboada, Jimmy, un hincha del Deportivo de la Coruña que pertenecía a los Riazor Blues, durante una emboscada por parte de hinchas del Frente Atlético. El partido entre ambos equipos se celebró a pesar de ello.

La hinchada de los Bukaneros dedicó en 2015 un mural a la memoria del portero nigeriano Wilfred Agbonavbare, un ídolo en la grada del Rayo, que también da nombre a la puerta uno del estadio. Durante su carrera profesional, Wilfred, fue víctima de insultos racistas en varios campos de fútbol, incluido el Santiago Bernabéu.


+info relacionada: