¿Por qué paran los maquinistas? Las claves de la huelga que paraliza Renfe

Falta de trenes y maquinistas y el temor a que Renfe rompa la integridad del servicio ferroviario con un proceso de transferencia de competencias, primero a Catalunya y, después, a otras autonomías, son los motivos esgrimidos para el paro. Queda huelga para rato, las posiciones de sindicatos y empresa están aún muy lejos

+reciente, infolibre.es, 08-10-2021: El sindicato de maquinistas y la dirección de Renfe llegan a un acuerdo para desconvocar la huelga

https://static.eldiario.es/clip/ebc70bd6-75bc-4f39-8acc-7d5d44f738ee_16-9-discover-aspect-ratio_default_0.jpg

Varios pasajeros esperan ante un tren parado este jueves durante la huelga de maquinistas convocada por el sindicato Semaf // EFE/Alejandro García

Tras dos jornadas de huelga de los maquinistas de Renfe y, con otros seis días de paros por delante, la posibilidad de un acuerdo entre trabajadores y empresa parece cuanto menos lejana.

Si nada cambia, los retrasos y las aglomeraciones en los andenes de las principales estaciones de tren, sobre todo, en los servicios de Cercanías, volverán a repetirse la próxima semana en el que es el primer conflicto laboral al que se enfrenta la Ministra de Transportes, Raquel Sánchez, desde su llegada al cargo.

Analizamos las causas de este enfrentamiento laboral y las opciones de resolución.

¿Quién ha convocado la huelga?

No hay una convocatoria de huelga, sino dos. La primera, de ocho días de duración, ha sido convocada por el sindicato mayoritario entre los maquinistas de Renfe, Semaf.

Un paro total que se inició el jueves 30 de septiembre y se prolongará hasta el 12 de octubre, día festivo y regreso de puente.

La segunda convocatoria es parcial, convocada por el Sindicato Ferroviario (SF), minoritario entre los maquinistas y que representa a otros colectivos laborales, como los trabajadores de talleres, limpieza o taquillas. SF ha convocado paros los mismos días, pero sólo durante dos franjas horarias, de 7.00 a 9.00, por la mañana; y de 18.00 a 20.00, por la tarde.

Los paros no han sido respaldados por otros sindicatos, como CCOO o UGT.

¿Por qué ocho días?

Dentro de los representantes de los trabajadores de Renfe hay diferentes opiniones. Semaf considera que los paros deben ser de larga duración, porque, explican desde el sindicato, se trata de un conflicto de calado donde no perciben voluntad de diálogo por parte de la empresa.

Mientras, SF ha optado por los paros parciales porque, entiende que, aunque sea una batalla larga, hay que evitar una situación de desgaste.

Por su parte, desde CCOO señalan que aún no se ven motivos suficientes para convocar una huelga.

¿Por qué se convoca?

Hay tres motivos, según enumeran los convocantes: falta de trenes, falta de maquinistas y el temor a que Renfe rompa la integridad del servicio ferroviario, con un proceso de transferencia de competencias, primero a Cataluña y, después, a otras Comunidades Autónomas.

En cuanto a la falta de trenes, tanto Semaf como el Sindicato Ferroviario aseguran que no se han recuperado los servicios que se prestaban prepandemia. Indican que, actualmente, el servicio en larga distancia es del 70% comparado con la situación precovid; en media distancia, del 65%; y en Cercanías, de entre el 90% y el 95%.

Creen que la compañía no ha sido transparente a la hora de explicar por qué no se puede recuperar el mismo número de trenes que circulaba antes del coronavirus y, al mismo tiempo, ven difícil que ese servicio pueda volver a prestarse dado, aseguran, que no se está cumpliendo con las tasas de reposición de empleados. A finales de 2020, Renfe contaba con 5.250 maquinistas, la cifra más baja desde 2016. Al cierre de 2019, eran 5.485.

El tercer motivo, temen, es la transferencia de competencias en los Cercanías, de forma progresiva, a las Comunidades que lo vayan pidiendo. La Generalitat Valenciana tiene intención de reclamarlas.

En Catalunya, el Govern ya es quien gestiona Rodalies y Renfe, la que opera sus trenes. Sin embargo, los convocantes apuntan que el secretario general del departamento de Vicepresidència i Polítiques Digitals i Territori, Ricard Font, ha pedido en varias ocasiones el traspaso total de competencias. La última, esta misma semana, tras el caos provocado en las estaciones por la huelga.

¿Es igual en toda España?

La huelga es a nivel nacional pero la repercusión está siendo muy diferente en función del territorio. Este jueves y viernes los problemas han estado en Catalunya, Madrid y en la Comunidad Valenciana, donde, según Renfe, no se están cumpliendo los servicios mínimos porque los maquinistas que estaban convocados para realizarlos, no han acudido a su puesto de trabajo. Sin embargo, los convocantes recalcan que estos servicios se están respetando en su totalidad.

Renfe destaca que, sólo el viernes por la mañana, se han quedado ‘aparcados’ más de 360 trenes. En los paros de la mañana, desglosa, se ha cumplido sólo el 39% de los servicios mínimos de Rodalies, el 37% en los Cercanías de Valencia y el 75% en Madrid.

https://static.eldiario.es/clip/2b8ebb9d-b583-41d7-a2ce-1bb9096a4e89_16-9-aspect-ratio_default_0.jpg

Decenas de pasajeros esperan la llegada de algún tren durante la huelga de maquinistas en la estación de Sants, en Barcelona // EFE/Alejandro García

¿Y qué pasa si no se cumplen los servicios mínimos ?

Los Cercanías, que utilizan más de 1,16 millones de personas cada día, son el principal punto de choque entre representantes de los trabajadores y empresa durante estos días de huelga, que puede hacer que las negociaciones tomen nuevo brío dado el impacto en los usuarios o, por el contrario, que se enroquen las posiciones.

Los representantes sindicales afirman que los trabajadores cumplen y que si no hay trenes es por una mala planificación de la empresa. El motivo, señalan, es que este miércoles la Audiencia Nacional rebajó los servicios mínimos decididos por el Ministerio. Los redujo de un 100% al 75% en horas punta; y del 75% al 50%, en horas valle, porque consideraba un «exceso» los fijados por la Administración.

Esos porcentajes no son aplicables en Catalunya, donde el Departament d’Empresa i Treball, los estableció en el 85% del servicio habitual.

La decisión de la Audiencia fue el miércoles y, según los convocantes, Renfe no hizo llegar a tiempo todas las cartas en las que instaba a trabajar a los maquinistas que debían cumplir sus turnos.

Renfe indica lo contrario: que no se cumple con lo exigido y que puede haber consecuencias. Este viernes ya ​​ha abierto «los primeros expedientes a maquinistas de Rodalies de Catalunya y Cercanías de Valencia», que es «donde se han producido más incidencias consideradas muy graves».

Unos expedientes que se van a estudiar caso por caso y que pueden derivar en sanciones de entre 5 días de suspensión de empleo y sueldo hasta el despido.

¿Qué opina Renfe de la huelga?

Renfe niega la mayor y no ve motivos que justifiquen estos paros. En cuanto a la transferencia de competencias a Cataluña, la compañía apunta que el Ministerio de Transportes sólo se ha comprometido a completar la consignación presupuestaria del coste del servicio de Rodalies, para que sea la Generalitat la que abone, como titular, los costes a Renfe y no el Estado. Y de momento, no hay más traspasos sobre la mesa.

En cuanto a las operaciones, considera que, aunque aún no se haya recuperado la plena normalidad, se está en ello y que estos paros pueden impedir que 78 nuevos servicios AVE – Larga Distancia vuelvan a circular en diferentes líneas hasta la tercera semana de octubre.

Y, respecto a las contrataciones, afirma que, con las incorporaciones de maquinistas que tiene previstas para esta recta final de año, prevé concluir 2021 con 5.720 maquinistas en plantilla, 500 más que al inicio de enero. Se conseguiría, justifica, el número más alto de maquinistas en la empresa desde el inicio del Plan de Empleo en 2016.

¿Y el Ministerio de Transportes?

El Ministerio de Transportes pide que se cumplan con los servicios mínimos y al mismo tiempo se respete el derecho de huelga. Así lo aseguró este viernes su titular Raquel Sánchez. «Renfe ha trasladado su mano tendida», afirmó.

Sin embargo, tanto Semaf como SF y CCOO reconocen que no hay ninguna mesa de diálogo convocada, de momento. La última reunión con la secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera, fue hace unos días. Una cita en la que se trató el traspaso de competencias a Cataluña y donde no se fijó fecha para una siguiente reunión.

¿Cuánto cobra un maquinista?

Según los representantes sindicales, el tema salarial o las jornadas laborales no están, en ningún caso, detrás de esta huelga. Otra cosa es que lo estén en un plazo no muy lejano de tiempo.

El último convenio colectivo de Renfe se aprobó en 2016 y venció hace un año. Se prorrogó un ejercicio más con el respaldo de CCOO y de UGT, la abstención de CGT y el rechazo de Semaf y de SF.  Este último está en contra de que trabajadores con las mismas funciones cobren cuantías muy diferentes en función de los años que lleven en la empresa.

Un maquinista que entra en Renfe percibe, según ese convenio, 17.567,61 euros al año, a los que puede sumar otros 1.028 como complemento anual. En el caso de un maquinista jefe, el salario anual alcanza los 39.844 euros, más otros 7.200,9 euros como complemento.

Entonces, ¿Hay solución a la vista?

Si los sindicatos convocantes no ven voluntad de negociación por parte de Renfe, el final de los paros no parece próximo. «No tienen voluntad de solucionar el conflicto. Seguiremos», resumen. «Sienten» los trastornos que se provocan a los usuarios pero, afirman, «no pedimos nada que un usuario de Renfe no pida, más trenes y mejor servicio».

Etiquetado con: