PSOE, Podemos y ERC proponen acabar con la separación por sexo en los colegios concertados y públicos

La reunión del grupo de trabajo o Ponencia de la Comisión de Educación del Congreso ultima el proyecto de la Lomloe o ‘ley Celaá’.

Una niña se lava las manos con gel hidroalcohólico antes de entrar en el aula del colegio Reina Sofía de Totana

Los grupos parlamentarios de PSOE, Podemos y ERC han pactado una enmienda transaccional para acabar con la separación por sexo en los centros educativos sostenidos parcial o totalmente con fondos públicos, esto es, los concertados y públicos.

Esta enmienda saldrá adelante previsiblemente este jueves en la reunión del grupo de trabajo o Ponencia de la Comisión de Educación del Congreso, que ultima el proyecto de la Lomloe o ley Celaá.

Con esta enmienda se pretende “garantizar la igualdad en el sistema educativo español que había quedado mermada con la aprobación de la Lomce”, tal y como han afirmado fuentes de Unidas Podemos a Público.

Asimismo, estas fuentes han añadido que la propuesta, que afecta a la Disposición adicional 25 del proyecto de la Lomloe, prohíbe que los centros que segreguen a los alumnos por sexos en todas las etapas educativas reciban fondos públicos.

También, los colegios públicos, privados y concertados “deberán incorporar medidas para desarrollar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres en sus planes de acción de tutorías y de convivencia; así como medidas orientadas a eliminar la violencia de género, el respeto por las identidades, culturas, sexualidades y de diversidad”, han explicado fuentes de UP a este medio.

La enmienda transaccional 28 recoge que las administraciones educativas se verán obligadas a incrementar la presencia de alumnas en estudios del ámbito de las ciencias, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas, así como en las enseñanzas de formación profesional con menor demanda femenina”, según se desprende el texto al que ha tenido acceso Público.

Por otra parte, estos tres grupos han pactado otra enmienda transaccional, en concreto la que afecta a la Disposición Adicional número 38, por la que el castellano no será lengua vehicular en todas las escuelas de España. “Las Administraciones educativas garantizarán el derecho de los alumnos y las alumnas a recibir enseñanzas en castellano y en las demás lenguas cooficiales en sus respectivos territorios”, recoge el texto de la enmienda transaccional 29.

La propuesta pretende garantizar que todos los alumnos alcancen “la competencia en comunicación lingüística, en lengua castellana y en su caso en las lenguas cooficiales, en el grado requerido”, añade el texto.