Todas las críticas que ha recibido el pacto para renovar el Consejo de Administración de RTVE

  • La decisión de pactar los sillones del nuevo Consejo de RTVE no ha sido bien recibida desde diferentes ámbitos laborales y profesionales
  • “Mostramos escepticismo sobre su capacidad de soltar amarras con los partidos y procurar un contexto de verdadera independencia para RTVE”, destaca el Consejo de Informativos
  • Desde la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) consideran que la decisión supone un grave retroceso hacia la necesaria independencia de RTVE


Imagen de archivo del edificio de RTVE. / Efe

El pasado jueves el Gobierno, junto al PP, principal partido de la oposición, anunció que habían cerrado un acuerdo para la renovación del Consejo de Administración de RTVE. La decisión de pactar los sillones del nuevo Consejo no ha sido bien recibida desde diferentes ámbitos laborales de la corporación, así como sindicatos y otras plataformas.

El nuevo presidente del ente público será José Manuel Pérez Tornero, quien sustituirá a Rosa María Mateo, quien no ha estado nada exenta de críticas por su gestión. Su nombre concreto no está en el centro de las críticas. Es periodista, catedrático y conocido por ser el creador del programa “La Aventura del Saber”. Quedó en quinta posición según la puntuación del concurso público que se celebró en 2018.

El resto de integrantes del órgano son: Ramón Colom Esmatges, Elena Sánchez Caballero, Concepción Carmen Cascajosa Virino, José Manuel Martín Medem, Roberto Lakidaín Zabalza, María Carmen Sastre Bellas, Jenaro Castro Muiña, María Consuelo Aparicio Avendaño y Juan José Baños Loinaz. Los tres primeros, junto a Pérez Tornero, han sido propuestos por el PSOE. Martín Medem y Lakidaín por Unidas Podemos. Sastre, Castro y Aparicio por el PP y, por último, Baños por el PNV. Ciudadanos, Vox y el resto de partidos con representación en el Congreso no participaron en la votación realizada en dicha cámara.

Una de las críticas más duras sobre este pacto las ha realizado el Consejo de Informativos. Este órgano manifestó la semana pasada su “profunda decepción” con el proceso de renovación del Consejo de Administración de RTVE. “Mostramos escepticismo sobre su capacidad de soltar amarras con los partidos y procurar un contexto de verdadera independencia para RTVE”, destacaron.

“Durante los últimos tres años, este consejo de informativos ha venido defendiendo la modalidad de concurso público para resolver la gobernabilidad de la radiotelevisión pública con el objetivo fundamental de garantizar su independencia de los intereses partidistas. Lamentablemente, el concurso fue desactivado y los partidos han optado, una vez más, por un método de designación de consejeros y consejeras basado en la cuota política y no en el mérito, capacidad, trayectoria y proyecto de cada uno de ellos», añadía el comunicado.

Cabe destacar en este punto que de los elegidos para el nuevo órgano administrativo de RTVE solo 3 de los 10 elegidos acabaron dentro de los 20 primeros puestos en el mencionado concurso público.

A varios grupos de trabajadores de RTVE tampoco les han sentado bien la decisión final. El colectivo llamado “Mujeres RTVE”, muy activo en redes sociales, mostró también su rechazo. Denunciaron lo que para ellas son “las claves para seguir pasteleando en RTVE”. Entre ellas destacan la búsqueda de “perfiles más amigos a intereses concretos”, “hacer perder el tiempo y el dinero del contribuyente” o “hacer ver que cambian las cosas para que todo siga igual”.

Desde los sindicatos presentes en RTVE también han vertido críticas. CCOO ha “lamentado” la manera en la que se ha resuelto el concurso público para la elección del Consejo de Administración de RTVE. “Nadie como nosotros va a defender la importancia del trabajo del Comité de Expertos”, añadían. No obstante, muestran su predisposición a seguir trabajando por el “servicio público”. “Sin olvidar el espíritu crítico, toca respetar la decisión de la mayoría cualificada de la Comisión Consultiva de Nombramientos del Congreso de los Diputados, donde expresaba la idoneidad de los 87 candidatos y candidatas. A partir de ahí toca trabajar por el servicio público, por el futuro de la Corporación. En estos compromisos nunca falla CCOO”, escribían.

Por su parte, desde UGT, sindicato mayoritario en el ente público, no han lanzado un comunicado de manera pública y oficial pero sí han dejado su opinión en diferentes declaraciones. Por ejemplo, su secretario general, Miguel Ángel Curieses, destacaba en La Razón que echan en falta perfiles más jóvenes en el nuevo Consejo. “Ya no competimos con las cadenas, hay mucho nicho de mercado que hasta ahora no consume televisión tradicional que también podríamos conquistar”, destacaba Curieses.

Otro sindicato como CGT también se ha sumado a la crítica general. “Si la pluralidad es el «clientelismo plural» y si la profesionalidad es obviar los proyectos de gestión (hay consejeros nombrados con un cero patatero en el proyecto) mejor haber acabado con esta farsa antes. La nueva política se parece mucho a la antigua”, destacaron.

Muy dura ha sido también la valoración de la Federación Española de Sindicatos de Periodistas (FESP). Estas son las palabras de su secretario general, Agustín Yanel: “El cambalache que han hecho el PSOE, el PP y Unidas Podemos para repartirse los 10 puestos del Consejo de Administración de RTVE como si fueran cromos, dando entrada también al PNV, es una buena prueba de lo poco que les importa la independencia de la radio televisión pública estatal, y de lo poco que respetan a sus profesionales. Aunque en sus programas electorales y en declaraciones públicas digan lo contrario, con el bochornoso acuerdo que han pactado para colocar a amigos y afines ideológicamente han demostrado que lo único que quieren, como ha ocurrido siempre, es controlar esos medios de información”.

Otra prueba de la preocupación que existe en el sector lo han mostrado desde la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI). En un comunicado, consideran un “grave retroceso” la elección de los consejeros. “Sin perjuicio de la capacidad profesional y experiencia de algunos de los miembros aparentemente designados, este acuerdo supone un grave retroceso hacia la necesaria independencia de RTVE que nos aleja de las recomendaciones que organismos internacionales vienen señalando a España”. “La adscripción y reparto partidista de cada uno de los miembros designados evidencia pues un desconocimiento de los parámetros de independencia, profesionalidad y claridad de criterios que debe presidir, de forma exclusiva, un proceso de estas características según los estándares internacionales.”, añaden.

Por último, bajo el nombre de “Rescatar la información, un grupo de profesionales de la comunicación “preocupados” por la defensa del Derecho a la Información han lanzado también un comunicado para denunciar lo que consideran “un grave ataque a la democracia informativa”. Entre otras cosas, afirman lo siguiente: “Haber tomado a RTVE, la de todas y todos, como un tablero donde satisfacer, de común acuerdo, los intereses partidistas, ha hurtado a la ciudadanía su derecho a recibir una información veraz y constituye una alteración grave de nuestro sistema democrático; precisamente, en tiempos en los que la defensa de la información como servicio público es imprescindible”.

Estas críticas se suman a otra realizadas últimamente como la externalización de algunos programas, tal y como contamos en este medio.


+info relacionada: TVE blanquea a los neonazis: «jóvenes con banderas españolas que critican a los judíos» – 28-02-2021, laultimahora.es