Toni Cantó se entrega al PP tras haber definido a Pablo Casado como el blanqueador del “partido más corrupto”

  • El exdirigente de Ciudadanos celebra sumarse al proyecto “de unión de centro derecha de Pablo Casado en Madrid” tras haberle vapuleado por la corrupción del partido: llegó a definirle como “muestra del PP rancio de toda la vida”
  • Su propuesta de conclusiones parlamentarias sobre la contabilidad opaca incluía un punto que daba por hecho que se habían otorgado contratos a cambio de donaciones para el partido

El hasta ahora portavoz de Ciudadanos en Les Corts Toni Cantó // EP

La elección de Pablo Casado como líder del PP constituye “una operación para blanquear al partido más corrupto de España”. Fechada el 22 de julio de 2018, un día después de que el actual presidente del PP se hiciese con las riendas, la feroz diatriba difundida por la agencia Efe no llevaba el sello de ningún dirigente de izquierdas. Fue Toni Cantó, entonces responsable del área Anticorrupción y Transparencia de Ciudadanos, quien la lanzó desde la escuela valenciana de verano de la organización donde militó hasta hace diez días. Aquello no era una subida de tensión política veraniega. Porque siete meses más tarde, fue el mismo Toni Cantó quien como portavoz de Ciudadanos en la comisión de investigación del Congreso sobre la financiación del PP presentó el 26 de febrero de 2019 una propuesta de conclusiones de significado inequívoco. Y devastador para el prestigio de la formación conservadora a la que ahora acaba de entregarse.

La propuesta de conclusiones no llegó a votarse dado que el Congreso se disolvió tras la convocatoria de elecciones. Pero su texto daba por demostrado que el PP disponía de una caja b. Y que gracias a ello “repartía sobresueldos entre los altos cargos” del partido. Y que el partido favorecía en las licitaciones públicas a “aquellas empresas que realizaban donaciones al partido”. Y que con todo lo anterior como andamiaje, el PP había acudido dopado a las elecciones en menoscabo de “la calidad de la democracia española”.

Para Cantó, Pablo Casado representaba “una muestra del PP rancio de toda la vida”, y así llegó a decirlo en una entrevista en TVE. “Pablo –añadió– ha estado toda su vida en el PP y no le he oído decir nunca nada en las peores épocas de corrupción“. Hoy, su opinión sobre Casado y el PP ha dado un giro copernicano. Y lo ha hecho justamente en la semana en que la Audiencia Nacional ha estado bullendo a diario con las declaraciones de dirigentes históricos del PP sobre la caja b del partido. Entre ellos se cuenta Mariano Rajoy, con quien Casado fue primero presidente de Nuevas Generaciones en Madrid y luego vicesecretario de comunicación.

https://d3cra5ec8gdi8w.cloudfront.net/uploads/imagenes/bajacalidad/2021/03/25/_conclusionesdeciudadanossobrelafinanciacindelpp_b353141c.png?d41d8cd98f00b204e9800998ecf8427e

Conclusiones de Ciudadanos sobre la financiación del PP presentadas por Toni Cantó en febrero de 2019.

Ahora, el hombre que este 15 de marzo se largó de Ciudadanos en lo que ya parece el portazo a la política más efímero se declara dispuesto, como certifica su cuenta de Twitter, a “apoyar el proyecto de unión del centro derecha de Pablo Casado en Madrid”. Es decir, el proyecto del mismo presidente del PP que nunca ha dejado de negar la existencia de la caja b. Esa negativa se ha mantenido tan compacta que tras la sentencia con que la víspera de otro día 15, el de octubre de 2020, el Tribunal Supremo confirmó la dictada dos años antes por la Audiencia Nacional en el caso Gürtel, Casado hizo esta afirmación: que era ese dictamen judicial definitivo el que corroboraba que Pedro Sánchez “llegó al poder por una moción [de censura] basada en una mentira“. Sus palabras engarzaban con la difusión de un primer comunicado del Supremo según el cual la sentencia consideraba “excesivas” las menciones efectuadas por la Audiencia a la caja b. Por la tarde, el alto tribunal difundió una segunda nota informativa donde rectificaba su primera versión: la sentencia, hizo constar el comunicado, no habla de excesos. Es más, la sentencia del Supremo declara de forma expresa que la Audiencia había contado “con prueba de cargo válida y suficiente” para concluir la existencia de una caja b del PP.

El excoordinador valenciano de la formación naranja confía en incorporarse a la lista de Isabel Díaz Ayuso para las elecciones del 4 de mayo. Pero incluso si la discusión interna terminase bloqueando su incorporación o si las dudas sobre si cumple o no el requisito imprescindible de haberse empadronado a tiempo en Madrid abortan su desembarco en la candidatura autonómica del PP, Cantó se muestra dispuesto a “ayudar” en la campaña electoral: como “independiente”, así lo remarca, y “de la forma que sea”.

Considerado por distintos observadores como el más brillante miembro de aquella comisión de investigación sobre el PP que bajó la persiana un vez se convocaron las elecciones de mayo de 2019, el cambio de filas de Cantó indica que el barco que pilota ha llegado a un nuevo puerto tras un sostenido escoramiento a estribor. O sea, a la derecha. El suyo ha sido un viraje en la línea de quienes, con la imagen de Albert Rivera como gurú que se preserva a sí mismo en un segundo plano, han ido saltando de Ciudadanos al PP: desde Lorena Roldán, que fue líder y candidata del partido en Cataluña, al antiguo secretario de organización de Ciudadanos, Fran Hervías.

De momento, el actor valenciano que hace 15 días anunció que dejaba Ciudadanos y que reconectaría de inmediato con su “representante” para buscar trabajo “de lo mío” no ha explicado qué elementos le han llevado a cambiar de forma drástica sus planteamientos respecto al PP. Detrás quedan más episodios de enfrentamiento con el propietario de las que hoy emergen ya como sus nuevas siglas. Episodios como el que protagonizó el 29 de mayo de 2018 en la sesión de la citada comisión de investigación del Congreso. Esa mañana declaraba ante los diputados María Dolores de Cospedal, entonces todavía secretaria general del PP. Cantó desenvainó la navaja dialéctica, sonrió y le dirigió la primera pregunta. Fue larga, pero su arranque basta para marcar el tono de diapasón que empleó: “Según los jueces –dijo mirando a Cospedal tras una ligera sonrisa– es usted la secretaria general de un partido que forma parte de una empresa criminal conjunta”.

Así empezó aquel interrogatorio. Con Cantó cavando exactamente en la misma zanja que, en una entrevista en TVE y tras una pregunta sobre la idea de Pablo Casado para que el PP se quedase con el centro derecha y Ciudadanos, con el centro izquierda, le llevó en octubre de aquel mismo año de 2018 a decir esto: “Los españoles que quieran seguir votando a un partido que no luche contra la corrupción, pues que voten al PP”.

Hoy, el cambio de rumbo del exlíder de Ciudadanos tiene visos de haber terminado salvo un nuevo y parece que improbable nuevo escoramiento. Cantó anima a los “votantes moderados asustados por la deriva del sanchismo” a “sumarse al proyecto de Isabel Díaz Ayuso” para que en la Comunidad de Madrid no se suban los impuestos, como imagina que haría la izquierda, y no se aplique “el modelo catalán” que supone “inseguridad jurídica, inseguridad en las calles, las empresas huyendo y destrucción de empleo y riqueza”.

En la semana donde quienes durante lustros fueron pesos pesados del PP, desde José María Aznar, para quien Pablo Casado trabajó como jefe de gabinete en FAES, a Mariano Rajoy han declarado en el juicio sobre una parte de los papeles de Bárcenas –los de la caja b–, Cantó no ha abordado todavía el tema de la corrupción. Su llamamiento se centra en pedir el “voto útil” para qu Isabel Díaz Ayuso, la presidenta que inició su carrera política de la mano de Esperanza Aguirre, pueda gobernar con mayoría absoluta. “Es esencial –había escrito el miércoles en Twitter– que esta comunidad siga siendo ejemplo de libertad en Europa y motor económico de España”. Sobre una eventual entrada de Vox en el Gobierno madrileño o sobre su también posible conversión en socio externo del PP aún no se ha pronunciado.

https://d3cra5ec8gdi8w.cloudfront.net/uploads/imagenes/bajacalidad/2021/03/25/_esesencial_afdb3108.png?d41d8cd98f00b204e9800998ecf8427e


+info relacionada: Transfuguismo político e ideológico (I) – José Antonio Martín Pallín/ ctxt.es, 29-03-2021