Trabajadores de Burger King denuncian que les despiden estando de baja alegando “poca productividad”

Comisiones Obreras explica que no es la primera vez que la empresa despide en estos términos ya que, entre diciembre y febrero de este año, Burger King ya hizo algo similar cuando echó a unos 20 empleados.

Un restaurante de Burger King. EFE

Un restaurante de Burger King // EFE

Comisiones Obreras (CCOO) ha denunciado que Burger King Spain S.L.U está iniciando una ronda de despidos a gente que se encuentra en situación de incapacidad temporal (enfermedad) por otros motivos ajenos al coronavirus. Según el sindicato ya se han producido 23 despidos entre el 19 de mayo y el 16 de junio.

CCOO asegura que la empresa está utilizando dos tipos de cartas para notificar el cese de actividad. “En una de ellas les acusan de simular la enfermedad, sin aportar datos concretos y en la otra se les acusa de bajo rendimiento”, explica Patricia García Aranda, de CCOO.

Además, según aseguran varios trabajadores a Público, en febrero la empresa informó a la plantilla de un nuevo plan de incentivos en el que se premiará al personal de los restaurantes con un nivel de absentismo más bajo.

Comisiones añade que no es la primera vez que la empresa despide en estos términos ya que, entre diciembre y febrero de este año, Burger King ya hizo una ronda similar en la que despidió a unas 20 personas.

Los afectados indignados

Tamara trabajaba en uno de los locales de Cádiz y fue despedida el día 27 de mayo. La extrabajadora explica a Público que el 7 de marzo, mientras trabajaba, se notó un bulto en el pecho y, cuándo fue a mirarse, se dio cuenta de que le supuraba el pezón.

Pese a eso, ella intentó seguir trabajando, pero la fiebre le impidió continuar y el médico le dio la baja.

“Me dijeron que era un quiste infectado y que me tenían que operar, pero con el Estado de alarma me mandaron antibióticos y curas en el centro de salud, pensando que podía ser una posible mastitis. La infección fue tan grande que varias pruebas detectaron que tenía parásitos en el pecho y todavía a día de hoy sigo con problemas”, cuenta.

El día 27 de mayo fue despedida. “La empresa me mandó una carta de despido en la que me argumentaba que había simulado la enfermedad, algo que es imposible porque tengo los informes médicos y fotografías de mi pecho”, asegura.

Carla era trabajadora de Burger Kam y cuando Burger King compró dicha empresa recibió un correo electrónico en que le aseguraban que sus condiciones de trabajo iban a ser las mismas. En ese momento, Carla ya estaba de baja porque se había roto el ligamento cruzado de una rodilla y estaba esperando la operación.

“Llegó el estado de alarma y todo se retrasó mucho. Finalmente, el 19 de mayo me mandaron una carta en la que me despedían por bajo rendimiento. Algo que me dejó asombrada porque estaba de baja. Además, añadieron que mi gerente estaba descontenta conmigo, pero cuando la llamé por teléfono ella me dijo que no sabía ni que me habían despedido”, cuenta.

Cartas de despido

Daniel Gómez, responsable de CCOO en Burger King explica a Público que los trabajadores despedidos han recibido dos tipos de cartas. En una de ellas, la empresa alega que los trabajadores han simulado su enfermedad como motivo de despido y, en la otra, se hace referencia a una bajada de rendimiento.

La abogada laboralista Silvia Gambarte explica a Público que estas cartas de despido no son aisladas y que hay más casos de empresas que aluden estos motivos para despedir a sus trabajadores.

“En casos como este en que se procede a extinguir contratos de trabajo por razones disciplinarias que no pueden ser justificadas por parte de la empresa porque realmente no existen, nos hallamos claramente ante despidos improcedentes. Sería importante ver cuántos despidos realiza Burgen King Spain, puesto que si despiden a más de 30 trabajadores en un periodo de 90 días nos hallaríamos ante un ERE encubierto y los despidos efectuados serían nulos, por lo que los trabajadores recuperarían sus puestos de trabajo”, añade.

Por su parte, el abogado laboralista Pere Vidal explica que “se trata de cartas genéricas o modelo, inconcretas, repleta de generalidades y que únicamente reflejan la intención empresarial de prescindir del trabajador, sin especificar en qué hechos se concretan las imputaciones jurídicas de la carta”.

“Si lo que está haciendo la empresa es seguir un patrón de conducta tendente a despedir empleados en situación de Incapacidad Temporal, unido a unas cartas absolutamente “acausales”, arroja un panorama discriminatorio que podría suponer la nulidad del despido (readmisión, salarios y posibles daños y perjuicios por vulneración de derechos fundamentales)”, añade.

Público ha intentado ponerse en contacto con la empresa por varias vías, pero por el momento ha sido imposible recoger la versión de Burger King.

Documentos: BAJO RENDIMIENTO 2.pdf Simulación de enfermedad 2.pdf