Una jueza investiga por falsedad documental a la cúpula de la Policía Judicial en el caso de Infancia Libre

La investigación va dirigida contra el que era entonces jefe de dicha unidad, Pedro Agudo Novo y otros altos cargos de la misma que firmaron un informe acusando a una veintena de madres y a profesionales de la sanidad publica de formar parte de una trama criminal.

Pedro Agudo, jefe de la Unidad de la Policía judicial explicando la primera detención ligada a Infancia Libre en Antena 3. Archivo

El Juzgado número 15 de Instrucción de Madrid ha abierto una investigación a Pedro Agudo Novo, hasta hace poco jefe de la Unidad de la Policía adscrita a los Juzgados de Plaza de Castilla y a otros miembros de dicha unidad por un posible delito de denuncia falsa, falsedad documental y revelación de secretos. La denuncia, adelantada por este diario, fue presentada el pasado mes de enero por dos madres residentes en Granada que fueron incluidas en un informe elaborado por dicha unidad contra la organización Infancia Libre en el que las acusaban de formar parte de una trama criminal.

El informe en cuestión incluía a una veintena de madres, a tres profesionales de la sanidad pública de Madrid y Granada y a una abogada. Tal como afirma la denuncia, el escrito policial no está basado en ninguna investigación, sino en los testimonios de varios padres que no han sido siquiera contrastados, que se sustenta en “hechos falsos”, en “manipulaciones” y en “coincidencias absurdas y en una mala fe impropia de un cuerpo de Policía”.

La denuncia resalta que las filtraciones policiales a los medios de comunicación sobre detalles del caso y del informe, generaron un “rechazo” e “animadversión” hacia las dos mujeres que no tenían el más “mínimo vínculo” con la organización Infancia Libre, causándoles un perjuicio a ellas y a sus hijos e influyendo en los casos judiciales que tenían abiertos. Ellas “no tuvieron ni la más mínima oportunidad de defenderse y dar su versión de los hechos ante la Policía”, afirma el escrito.

La denuncia también acusa a la cúpula de la Policía Judicial de haber enviado el contenido de la investigación a otros juzgados, incluso en casos en los que estas madres no estaban involucradas, lo que puede suponer un delito de revelación de secretos.

La supuesta trama delictiva

El informe Policial contra Infancia Libre fue elaborado entre los meses de abril y julio de 2019 tras la detención de tres mujeres a los que la Policía relacionó con la organización Infancia Libe. A partir de ahí se comenzó a recopilar el testimonio de varios padres que acusaban a sus exparejas y profesionales de la sanidad de formar parte de una “organización criminal” cuyo objetivo era interponer denuncias falsas contra los padres para quedase ellas con la custodia en exclusiva de los hijos. Según la Policía Judicial, esta supuesta trama estaba apoyada por tres médicos de la sanidad publica madrileña y de Granada, que firmarían informes falsos.

En julio de julio de 2019 el informe fue remitido a la Fiscalía Provincial de Madrid para determinar si se abría una causa judicial. Tras una investigación la Fiscalía archivó el informe al considerar que no existían “datos objetivos” que pudieran llevar a asegurar que la organización Infancia Libre funcionara como una organización ilícita y que, a excepción de tres personas que pusieron en marcha la organización “no existe vinculación directa” del resto de implicadas con la asociación.

La Fiscalía resalta que muchas de las madres habían interpuesto denuncias contra sus parejas por malos tratos o abusos sexuales antes de la creación de la organización y otras después de que ésta hubiera cesado su actividad. Además, la Fiscalía recuerda que no consta que ninguna de las implicadas haya interpuesto denuncias falsas y que el hecho de que la gran mayoría de las causas hayan sido archivadas no implica que los abusos no hayan sucedido, sino que no se han podido probar.

El abogado Vicente Tovar, que representa a las dos madres denunciantes, no descarta que otras mujeres se animen a interponer denuncias por haber sido incluidas en las investigación policial.

Este no es el único caso en el que está involucrado Pedro Agudo, hasta hace poco jefe de la Unidad de la Policía judicial y desde enero ascendido a comisario en A Coruña. Su nombre está ligado al caso ‘Kitchen’, al aparecer en varias conversaciones con el exsecretario de Estado de Seguridad, Francisco Martinez, así como en los intentos por desbaratar la comisión de investigación sobre el caso de el Pequeño Nicolás.

Otras miradas – El cuento de Infancia Libre – Marisa Kohan


+info relacionada: Infancia Libre y el ‘antiperiodismo’