Una treintena de camareros de Moncloa se queda en el paro tras meses sin cobrar

Los trabajadores han denunciado que la empresa concesionaria del servicio, Dulcinea Nutrición, llevaba meses sin pagar los salarios. El Gobierno ha intentado contratar a “otra compañía que pudiera asumir el negocio vacante”. Hubo una que mostró su interés, pero se negó a asumir las deudas de su antecesora y no ha habido acuerdo.

Imagen de la fachada exterior del Palacio de la Moncloa. Foto: EFE/ Pilar Mata.

Imagen de la fachada exterior del Palacio de la Moncloa // EFE/ Pilar Mata.

Los 33 camareros que trabajaban en la cafetería del palacio de la Moncloa, sede del Gobierno, han sido despedidos este miércoles y, lo que es peor, sin la posibilidad de cobrar el paro. Los trabajadores han denunciado que la empresa concesionaria del servicio, Dulcinea Nutrición, llevaba meses sin pagar los salarios. A mitad de año empezó a retrasarse en el pago de las nóminas y en agosto ya dejó de pagar.

La empresa concesionaria también acumula deudas con la Seguridad Social, segíun ha explicado a Antena 3 Gema Herrera, responsable de colectividades de CCOO en Madrid: “No se paga a los trabajadores, tienen deudas con la seguridad social y hacienda, y todas esas causas están recogidas dentro del pliego de condiciones. Al no cumplir con estas condiciones, se les rescinde el contrato”.

Algunos de los camareros despedidos llevaban trabajando más de 30 años en el complejo de la Moncloa. Según informa eldiario.es, el Gobierno, a través del ministerio de la Presidencia, intentó reconducir la situación en septiembre: al contactar con “otra compañía que pudiera asumir el negocio vacante”. Hubo una que mostró su interés, pero se negó a asumir las deudas de su antecesora, tal como le planteó el Ejecutivo.

Al final no ha habido acuerdo y el palacio de la Moncloa se ha quedado sin servicio de cafetería y comidas. Los 2.000 empleados que trabajan en la sede del Gobierno ya no podrán tomarse el café o el pincho de tortilla a medida mañana. Los camareros despedidos servían además 300 comidas al día y también se encargaban del servicio de café y desayuno en las reuniones de los altos cargos. El cese del servicio de cafetería no afecta al presidente del Gobierno, que tiene su propio servicio dentro de las dependencias de Moncloa.

No es la primera vez que se produce esta situación. Hace dos años ocurrió algo parecido. En 2017 la empresa entonces adjudicataria del servicio, Ramiro Jaquete SA, quebró y dejó a estos profesionales en una situación también crítica hasta que apareció Dulcinea Nutrición, que se hizo cargo del servicio.

En los próximos días el subsecretario de Presidencia va remitir una carta a Dulcinea Nutrición comunicando que el Gobierno da por finalizada la relación contractual con la empresa. Esa carta también servirá a los 33 empleados para poder registrarse en el paro.

Dulcinea Nutrición es una empresa de servicios que ha ganado 47 contratos de la administración desde el año 2014. Presta servicios similares en varios edificios públicos como cuarteles o centros de atención de inmigrantes. El de la Moncloa le fue adjudicado por 1,7 millones en 2017. Según lainformacion.com, Dulcinea Nutrición ya protagonizó una polémica cuando el cocinero Alberto Chicote denunció en el programa de televisión ¿Te lo vas a comer? las condiciones de los alimentos que servía esta firma en el cuartel de Camposoto, en Cádiz.