Vox alimenta la tensión y las protestas contra las restricciones y culpa a la izquierda de los disturbios

El partido de ultraderecha lleva toda la semana lanzando mensajes contrarios a las restricciones y ha terminado apoyando las manifestaciones de este fin de semana que han provocado heridos y detenidos.

Imagen de la protesta en Madrid este sábado por las restricciones de movilidad

El partido ultraderechista Vox, así como algunos de sus líderes más destacados, ha alimentado la tensión y apoyado las manifestaciones en contra de las restricciones de movilidad, marchas que han terminado con detenidos, heridos y disturbios durante este fin de semana por toda España.

Santiago Abascal, presidente del partido, ha mostrado su apoyo a las protestas y ha pedido a la Policía que proteja a los manifestantes: «Pido a la Policía que proteja el derecho de manifestación», aseguraba a través de su cuenta de Twitter. Los disturbios en Madrid terminaron con 32 detenidos y tres policías heridos.

El real decreto en el que se anunciaba el estado de alarma recogía que las manifestaciones que se realicen durante este periodo podrían prohibirse si no se garantizaba el distanciamiento social, el principal objetivo de estas restricciones, que tienen como meta frenar la curva de contagiados.

En las protestas de este fin de semana han sido muchos los casos en los que, además de incumplir los toques de queda impuestos por cada gobierno autonómico en sus respectivos territorios, las convocatorias no habían sido avisadas a las delegaciones de Gobierno correspondientes, como fue el caso de la marcha en Bilbao, donde hubo cuatro detenidos.

Lo cierto es que desde diferentes cuentas del partido se ha apostado por la estrategia de desacreditar el confinamiento, que se ha presentado como una fórmula disfuncional para evitar contagios, para posteriormente defender las manifestaciones contra estas restricciones. Desde la cuenta de Vox Álava ponían en duda la cualificación de los expertos que han designado las restricciones de movilidad nocturnas.

Uno de sus portavoces en el Congreso de los Diputados, Ignacio Garriga, también quiso defender a los manifestantes en su cuenta de Twitter, en las que acompañaba imágenes de los altercados.

Madrid, Logroño, Málaga, las tres capitales vascas, Santander y Barcelona fueron escenarios de tensión entre manifestantes y policías, que han dejado en total 46 detenidos y once agentes heridos.

En zonas como Vitoria o la ciudad condal las protestas fueron acompañadas de quema de contenedores, escaparates rotos y saqueo de comercios, acciones que provocaron la intervención de equipos de antidisturbios.

Culpar a la izquierda

Abascal, así como los líderes y cuentas oficiales de Vox que se hacen eco del mensaje de su presidente, ha querido culpar a la izquierda de los disturbios generados durante las manifestaciones.

«Pido [a la Policía] que identifique y detenga a la extrema izquierda, los menas e infiltrados que están provocando disturbios y saqueos», pronunciaba Abascal en Twitter.

Sin embargo, la izquierda se ha mantenido al margen de todas estas protestas. El periodista Miquel Ramos captó en redes cómo un líder neonazi alimentaba la convocatoria que se produjo este sábado en Logroño y que terminó con siete policías heridos.

«Solo desde la responsabilidad, la unidad y el sacrificio lograremos vencer a la pandemia que asola a todos los países. La conducta violenta e irracional de grupos minoritarios es intolerable. No es el camino», declaró tajante el presidente del Gobierno Pedro Sánchez, a través de su perfil en Twitter.


+info relacionada:

hilos twitter relacionado, Julián Macías:

Etiquetado con: