Vox nombra jefe de afiliación en Alicante a un homófobo que se fotografía ante la bandera franquista

  • Presidente del Consejo de Estudiantes de la Universidad de Alicante, Álvaro Asencio se mofa en su cuenta de Twitter de transexuales y gays –los “geys”–, ataca a quienes apoyan a los inmigrantes, cree que “va siendo hora de devolver los golpes” y bromea sobre la dictadura: “Democracia. Que no, que es broma”
  • El autor de los tuits declina pronunciarse por “falta de tiempo” y los portavoces de Vox guardan silencio ante la pregunta de si la formación que lidera Santiago Abascal considera asumible que un dirigente del partido se alinee con un régimen antidemocrático y difunda mensajes contrarios a los homosexuales

Álvaro Asencio

Álvaro Asencio (tercero por la derecha). Detrás, la bandera franquista y un retrato del dictador

“Gracias equipo por limpiar la Universidad”. Publicado en su cuenta de Twitter tal como aparece transcrito, Álvaro Asencio, presidente del Consejo de Estudiantes de la Universidad de Alicante (CEUA), vuelca bajo ese texto una foto. En ella aparece el tercero por la derecha junto a otros jóvenes. Detrás, la bandera franquista, un retrato del dictador y un póster con el yugo y las flechas de Falange. El tuit aparece fechado el 6 de mayo. Dos meses después, Vox envía el 5 de julio a las 11.09 horas un email a militantes y les traslada un anuncio oficial, como consta en la copia a que ha tenido acceso infoLibre: “Álvaro Asencio Gallego, nuevo vicesecretario de afiliación provincial”.

Tuits de Álvaro Asencio

Tuits del vicesecretario de afiliación de Vox en Alicante.

El tuit de Asencio con la bandera franquista a sus espaldas había provocado la queja de otro tuitero, que alentó a la Universidad de Alicante y su rectora a actuar. El ahora dirigente provincial de Vox respondió de inmediato sin ocultar la foto origen del reproche: “Comprendes que el mio es un cargo al que se accede por elecciones y del que no se me puede cesar no?”.

Eso y exactamente con esa grafía escribió Asencio, estudiante de Derecho. Al hacerlo reforzó que la difusión de la instantánea con el aguilucho al fondo no había sido un gesto de humor negro. Lo confirma un repaso a su timeline de Twitter: la serie de tuits de su cuenta muestra que el nuevo jefe de captación de Vox en Alicante se mofa de transexuales y homosexuales –los “geys”, les llama–, ataca a quienes apoyan a los inmigrantes, cree que, en sentido literal, “va siendo hora de devolver los golpes” para defender a Vox y bromea sobre la dictadura. “Democracia. Que no que es broma”, anota en la red social en réplica a un tuit donde el diputado socialista José Zaragoza va repitiendo el vocablo franquismo como antónimo de estos otros: democracia, Constitución, derechos, igualdad, solidaridad, libertad. Es el 3 de abril. Veinte días más tarde, la Fundación Internacional de Derechos Humanos publica esto: “El fascismo debe dejar de ser legal”. Asencio responde con dos palabras que, dado el contexto, rezuman ironía: “Pues suerte”.

https://d3cra5ec8gdi8w.cloudfront.net/uploads/imagenes/bajacalidad/2021/07/09/_democraciaquenoqueesbroma_aba2b769.png?d41d8cd98f00b204e9800998ecf8427e

“Democracia que no que es broma”

Sobre los transexuales, a alguien que acababa de preguntar con sarcasmo por qué la Seguridad Social paga la operación de cambio de sexo si no se trata de una enfermedad, Asencio ofrece esta respuesta: “Jaque mate”. Y al dialogar con un amigo que se declara vinculado a las Nuevas Generaciones del PP lo hace en estos términos: “Ángel, tu puto partido infecto es el partido con más geys de España”. Es el 8 de mayo. En otra respuesta al mismo tuitero insiste: “Pepero es sinónimo de gay”.

Mes y medio más tarde, Asencio mantiene el 24 de mayo un estilo lacónico: “Apoyo a Hungría”. Esa semana, Santiago Abascal viajó a Budapest para reunirse con Viktor Orban cuando su Gobierno ya había aprobado leyes que marcan un retroceso impensable en la UE hace apenas unos años. El paso dado por el Ejecutivo magiar provocó el jueves una brecha inédita en el grupo conservador de la Eurocámara cuando todos los parlamentarios del PP salvo Esteban González Pons se abstuvieron a la hora de apoyar la retirada de fondos a Hungría si persiste en su política homófoba. En junio, el máximo líder de Vox había proclamado su “admiración” hacia Orban antes de emprender su gira internacional.

Los homosexuales no constituyen el único objetivo de Asencio en Twitter. En enero, atacó furibundo al presidente de la Generalitat valenciana, el socialista Ximo Puig, por sus restricciones por el Covid. “Ximo me cago en tu puta madre”, escribió. El 20 de mayo, cuando había dado la vuelta a España la foto de una voluntaria de Cruz Roja consolando entre sus brazos a un inmigrante que acababa de cruzar la frontera de Ceuta, la ministra de Educación, Isabel Celaá, publicó un tuit donde la definía como alguien que “nos ha dado una gran lección de humanidad” y le daba las gracias. Asencio se limitó a un monosílabo: “No”.

https://d3cra5ec8gdi8w.cloudfront.net/uploads/imagenes/bajacalidad/2021/07/09/_contralunadecruzroja_401e2e48.png?d41d8cd98f00b204e9800998ecf8427e

El ‘no’ de Asencio a la voluntaria que consoló a un inmigrante

El viernes, este periódico envió a los portavoces oficiales de Vox una pregunta: la de si el partido considera asumible que un dirigente provincial se alinee con un régimen antidemocrático y difunda mensajes contrarios a los homosexuales. No hubo respuesta. A media tarde, este medio contactó con Álvaro Asencio y le solicitó información sobre su foto con el aparataje propagandístico franquista. El nuevo responsable de afiliación del partido de extrema derecha en Alicante, que en Twitter se ha mostrado orgulloso de participar en algún acto conjunto con el portavoz Jorge Buxadé, descolgó el teléfono, escuchó la petición, respondió que tenía que cortar para regresar a una reunión y prometió devolver la llamada en pocos minutos. No fue así. En respuesta a un nuevo mensaje, contestó que acabaría tarde. “Lo lamento profundamente”, respondió al transmitirle este periódico que habría querido incorporar su versión al texto.

Etiquetado con: