Andrea Levy, yo aborté

Me preocupa verte ahí, desde tu púlpito, dando lecciones de feminismo para mujeres burguesas y compartiendo tus listas de Spotify con Vetusta Morla y Nacho Vegas. Igualita que la Reina, oye. Me preocupa que alguien se crea tu discurso de neofeminista de derechas, porque el sistema de libre mercado que defiende tu partido es injusto, cruel y ruin con las mujeres obreras, migrantes y pobres.

La diputada catalana del PP Andrea Levy, en una rueda de prensa. EFE/Emilio Naranjo

La diputada catalana del PP Andrea Levy, en una rueda de prensa // EFE/Emilio Naranjo

Me preocupa que por culpa de tu partido se haya privatizado la sanidad pública hasta tal punto que muchas mujeres embarazadas a las que les había que practicar un aborto terapéutico se tuviesen que jugar la vida (y el útero) viajando hasta Madrid para hacerlo en uno de esos hospitales privados con los que jugáis a comerciar con la salud de los ciudadanos.

Me preocupa que para ti la modernidad sea volver a una ley de 1985, cuando tú tenías un año de edad y yo ni siquiera había nacido.

Me preocupa que creas que el aborto no es un derecho. Me preocupa que niegues el éxito de la ley de plazos que ha conseguido reducir el número de abortos en la última década. Me preocupa que tu partido hubiese querido implantar en el año 2013 una de las leyes más restrictivas en esta materia que criminalizaba a la mujer, una como la que tienen ahora las mujeres argentinas (no te vi en las manifestaciones, Andrea).

Me preocupa que, por culpa de esa ley, ahora las jóvenes menores con embarazos no deseados no puedan abortar si no es con el consentimiento paterno o con orden judicial, poniendo en riesgo la integridad física y emocional de una menor en un momento de máxima vulnerabilidad y obligándola a enfrentarse a sabe dios qué conflictos familiares. Me preocupa que alguna chica joven te crea, que piense que eres una tía enrollada con tu movidita indie de cole privado.

Me preocupa que mentes a Clara Campoamor como tu referente con estas palabritas “Yo reivindico el feminismo, no porque crea que es un colectivismo que deba confrontar con otro. Creo que el feminismo en su esencia, como lo defendía Clara Campoamor, es que exista una igualdad de oportunidades y derechos y una libertad de la mujer”. Olvidando, seguramente sin querer, que Clara Campoamor tuvo que dejar sus estudios a los 10 años para colaborar con la economía familiar y que tuvo que trabajar de modista, dependienta y telefonista para poder pagarse unos estudios que tu partido regala a las élites mientras sube las tasas de matrículas a los jóvenes que expulsan sistemáticamente del sistema público universitario. Clara inició sus estudios de bachiller con 32 años y, convertida en una de las pocas mujeres abogadas de España, usó su profesión para defender a los militares republicanos que se sublevaron contra la monarquía. Me preocupa que no sepas que Clara Campoamor fue elegida como diputada gracias a la llegada de la Segunda República que sustituyó a vuestra querida monarquía borbónica y trajo la primera Constitución democrática de este país antes del alzamiento del fascista genocida que tu partido quiere seguir manteniendo con honores de héroe de guerra.

Me preocupa que uses el feminismo para tapar tu cinismo y tu poca vergüenza. Me preocupa que no sepas que en este país la mayor parte de las mujeres siguen y seguirán abortando en clínicas privadas con intervenciones que rondan los 600 euros y que, aunque lo desconozcas, muchas no tienen. Me preocupa que te dé igual que muchas mujeres quiebren sus sueños por ser madres antes de tiempo, o sin quererlo, o sin querer serlo con las personas que las dejaron embarazadas. Me preocupa que te dé igual que algunas no quieran tener más hijos porque no tienen pan para darles a los que ya tienen. Porque la maternidad penaliza, Andrea, por eso en España las madres cobran menos y tienen los contratos más precarios. Me preocupa que consideres que la autonomía sexual y la física (y por tanto, el embarazo y aborto) no sean un derecho inalienable de la condición de mujer. Me preocupa que nos niegues a las demás el derecho que a ti te ha sido regalado por tu posición de privilegio. ¿Cuántas diputadas del Partido Popular habrán abortado, Andrea? ¿Cuántas votantes de derechas?

Me preocupa que seas de las que legisla sin pensar en nosotras, algo imposible si respetases la memoria de Clara Campoamor. “Resolved lo que queráis, pero afrontando la responsabilidad de dar entrada a esa mitad de género humano en política, para que la política sea cosa de dos, porque solo hay una cosa que hace un sexo solo: alumbrar; las demás las hacemos todos en común, y no podéis venir aquí vosotros a legislar, a votar impuestos, a dictar deberes, a legislar sobre la raza humana, sobre la mujer y sobre el hijo, aislados, fuera de nosotras.

Me preocupa, porque yo aborté y lo hice porque me dio la gana. Fue la decisión más difícil que tomé en mi vida. Ven, y dime a la cara que no tenía derecho.


+info relacionada: Andrea Levy reivindica el feminismo mientras aboga por ‘volver a 1985’: “Me preocupa que el aborto sea un derecho” – publico.es, 22-08-2018

Etiquetado con: ,