El voto en contra de PSOE, PP, Vox y Ciudadanos ha tumbado este jueves en el Congreso de los Diputados una proposición de reforma del reglamento de la Cámara Baja registrada por tres grupos parlamentarios para que se permita el uso de las lenguas cooficiales en las sesiones plenarias y demás órganos del Parlamento.