Asedio a Amazon: coalición de empleados de España, Italia y Francia contra el gigante

“Diferentes países, mismos problemas” // Sindicatos de estos tres países,, en colaboración con Alemania o Reino Unido, conforman el comité de empresa europeo para globalizar la lucha y coordinar acciones. “Un paro europeo está sobre la mesa”

Foto: Imagen: EC.

Imagen: EC

19 y 20 de abril. Roma. La sede de la Confederación Italiana del Trabajo (C.G.I.L), una de las principales organizaciones sociales del país transalpino, acoge un cónclave que puede influir y mucho en el devenir de Amazon en España y en toda Europa. Allí, en el centro de la urbe romana, sindicatos de medio mundo se reunieron durante dos jornadas para medir fuerzas en el enconado pulso por las condiciones laborales que mantienen con la multinacional de Seattle. La cita se saldó con la conformación de un frente común entre las uniones de Francia, España e Italia para crear el primer comité de empresa europeo que defienda globalmente los derechos de los trabajadores de varios países.

Leer más: Del 8M a Amazon: CNT y CGT resucitan a costa de los dinosaurios sindicales. | Alfredo Pascual

Los pequeños sindicatos vuelven a sacar la cabeza después de décadas opacadas por Comisiones Obreras y UGT gracias a los movimientos sociales

“Es algo en lo que se lleva trabajando más de tres años, pero ahora por fin se le ha dado el impulso definitivo”, aclara Douglas Harper, delegado sindical de CCOO en el centro logístico que la firma tiene en San Fernando de Henares, presente en este congreso. “Ahora la dirección de la empresa en Luxemburgo tiene seis meses para responder a nuestra comunicación. Si no lo hacen, queda constituido automáticamente”.

Emisarios desde EEUU a Australia

“El verdadero triunfo, además de la constitución de este comité, es el convencimiento por parte de todos que los problemas de los trabajadores de Amazon son comunes indiferentemente del país. Y eso es algo que exige respuestas globales”, remacha Harper. Una afirmación que no es baladí, puesto que la cumbre de Roma aglutinó a representantes de los empleados de Amazon de EEUU, Gran Bretaña, Australia, Holanda, Bélgica, Polonia, República Checa, Polonia, Alemania, Francia y España. Todo bajo la batuta de Uniglobal, uno de los sindicatos más potentes a nivel mundial.

Los rescoldos de las dos jornadas de huelga que paralizaron el centro de San Fernando de Henares el pasado mes de marzo siguen humeantes. “El fuego está lejos de apagarse”, aseguran a Teknautas fuentes sindicales, todavía muy molestas por la implementación del convenio sectorial. “En 17 meses han demostrado una cultura antisindical muy manifiesta. Y mira, al final, han impuesto el convenio que les ha dado la gana”. Hay una batería de demandas y peticiones a la Inspección de Trabajo en marcha y el calendario de ‘movilizaciones blandas’ se prolongará los meses de mayo y junio. En el horizonte cobra fuerza otro paro general en el Prime Day, una de las grandes fiestas de Amazon, que se celebra en el mes de julio.

Si en 6 meses Amazon no responde, el comité de empresa europeo entrará en vigor

“Hay que involucrar a más centros. ¿Qué ocurrió en marzo? Que nuestro trabajo fue absorbido por Barcelona, Francia e Italia”, comenta Harper. “Una posible huelga global se puso en la mesa en Roma, por supuesto. Y el recibimiento fue excelente. Hay mucha disposición. Es la única manera de desmontar la fontanería logística”. El delegado de CCOO habla prudentemente. “Hay que organizar muchos países. Es un elefante. Avanza lento. Pero cada paso se da con mucha contundencia y será difícil de parar. Y ya hemos visto que hemos empezado a mover pieza”, avisa.

Consultados por estos movimientos, la empresa se ha limitado a reiterar su apuesta “por el diálogo directo”. “Es la manera más efectiva de abordar con rapidez cualquier sugerencia planteada por nuestros empleados, respetamos sus derechos a elegir una forma diferente de diálogo”, han afirmado desde la compañía, que insisten en sus acciones para “garantizar un paquete de remuneración competitivo, un gran ambiente de trabajo y oportunidades profesionales”.

La ‘gran coalición sindical’

Foto: Reuters

// Reuters

Aunque en principio el eje central de esta ‘gran coalición sindical’ lo sostienen las principales asociaciones sindicales de Francia, España e Italia, otras fuentes presentes en aquella reunión comentan que se mantendrá “una estrecha colaboración” con plataformas de otros países como Reino Unido o Alemania, donde agrupaciones como Verdi se han quedado fuera de momento por motivos logísticos y organizativos. “Trabajaremos juntos. Los problemas nos acechan son los mismos. Salud laboral, negociación colectiva y conciliación. Los mismos sea donde sea, se mire donde se mire”, aclaran.

Salud laboral, conciliación y negociación colectiva. Sea donde sea, las luchas son las mismas

“Un comité de estas características es similar a los nacionales, pero cuenta con otras herramientas y medios. Y lo que se trate es de carácter transnacional”. Se ha constituido en base a la directiva europea 38/2009. En el caso español será CCOO quien esté presente en este órgano, al ser el sindicato con mayor representación si se tiene en cuenta los diferentes centros de todo nuestro país. En Francia quien capitaneará el proyecto será CGT y en Italia, el C.G.I.L.

Consultados por Teknautas, otras de las organizaciones sindicales españolas guardan silencio y observan los “avances desde la distancia”. “Si esto avanza y cobra forma, por supuesto estaremos dispuestos a colaborar”, aseguran desde CGT, que también ha reactivado esta semana su ‘agenda internacional’, tal y como cuenta Marc Balmes. Miembros de esta confederación acudieron esta misma semana a las protestas que se celebraron en Berlín, lideradas por el sindicato Verdi.

El avispero teutón

Foto: Reuters.

// Reuters

Y es que los ánimos andan caldeados en suelo teutón. El pasado martes cientos de personas se manifestaron delante de las puertas de la editorial Axel Springer, que concedió a Jeff Bezos un premio por su “espíritu emprendedor visionario”.

“El viaje también fue aprovechado para tomar contacto con otros sindicatos europeos y promocionar la idea de una huelga europea”, explican desde CGT, que incluso intervinieron al final de la marcha.

Una marcha que contó eminentemente con trabajadores alemanes, pero que a la que también se unieron empleados polacos o italianos, entre otros lugares. “Tenemos un problema mundial, un jefe que quiere imponer condiciones de trabajo estadounidense en el mundo”, proclamó Frank Bsirke, uno de los ‘mandamases’ del sindicato Verdi, que vive en un eterno conflicto con Amazon en Alemania desde 2013.

Verdi, sindicato alemán, afirma que Amazon quiere “americanizar” el trabajo en la UE

Su petición es que su plantilla esté sujeto al convenio de puertas y de comercio minorista. “Quieren americanizar el mercado laboral”, remachó.

Andrea Nahles, líder del SPD. (Reuters)

// Andrea Nahles, líder del SPD. (Reuters)

La concentración contó con la presencia de políticos de primera línea. Entre ellas, Andrea Nahles, presidenta del SPD, socios de Gobierno de Angela Merkel. La líderesa socialdemocrata afirmó con vehemencia que Bezos no merece “ningún premio” por sus “condiciones laborales” y sus “prácticas con los impuestos”. “La cosa está calentita allí. Pero también, y mucho, en Francia”, explica Balmes. “La verdad que este puede ser el gran año sindical de Amazon”.

Etiquetado con: