Asesinan a tiros a una cooperante española de la Cruz Roja en Afganistán

Dos hombres armados han disparado sobre la fisioterapeuta Lorena Enebral Pérez, que se encontraba en el centro de la Cruz Roja de Mazar

Asesinan a tiros a una cooperante española de la Cruz Roja en Afganistán

Un hombre permanece ante la entrada de una oficina del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Kabul, Afganistán // EFE/Archivo

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha confirmado que la cooperante asesinada este lunes a tiros en un centro médico de la organización en la ciudad de Mazar-e-Sharif, en el norte de Afganistán, es de nacionalidad española. La víctima, identificada como Lorena Enebral Pérez, de 38 años, ayudaba a “niños, mujeres y hombres que habían perdido piernas o brazos y con muchas otras formas de discapacidad a aprender cómo volver a caminar o alimentarse a sí mismos”, ha indicado el CICR en un comunicado.

“Confirmamos que una fisioterapeuta española que trabajaba en nuestro centro ortopédico en Mazar ha sido tiroteada y asesinada. Estamos impactados y devastados”, ha señalado esta organización en su cuenta de Twitter.

La jefa de la delegación del comité en Afganistán, Monica Zanarelli, ha descrito a Enebral como una persona “activa y llena de risas” y ha afirmado que los empleados de la organización tienen los “corazones rotos” por su fallecimiento. “Lorena era una fisioterapeuta cualificada y cariñosa que ayudaba a los pacientes, especialmente niños. Las fluctuaciones violentas de la vida parecen hoy particularmente crueles”, ha señalado Zanarelli, de acuerdo con la nota.

Abdul Razaq Yaqubi, jefe de Seguridad de la Policía de Balkh, provincia en la que se encuentra el hospital de CICR donde ha ocurrido el suceso, ha identificado al atacante como Muhammad Naseem, de 22 años y un paciente discapacitado del centro desde hacía 19 años. Tanto Naseem como su presunto ayudante han sido arrestados.

En febrero pasado, el CICR suspendió temporalmente sus operaciones en Afganistán tras el asesinato de seis de sus trabajadores y la desaparición de otros dos también en el norte del país. Además, el pasado diciembre otro cooperante español de la Cruz Roja fue secuestrado en la provincia norteña de Kunduz y liberado cuatro semanas después por las fuerzas especiales afganas en una operación en la misma región.