Cuenta atrás para la ley de copyright que pone en peligro internet. ¿Cómo te afecta?

La nueva directiva europea se vota este jueves en un parlamento dividido por dos artículos, el 11 y el 13, que han puesto en pie de guerra a los defensores del internet libre

https://i1.wp.com/www.ecestaticos.com/imagestatic/clipping/bdd/0da/bdd0da001870dea6914790f4905b580a/imagen-sin-titulo.jpg?resize=403%2C226&ssl=1

 // Montaje G.C.

Este jueves, el internet tal y como lo conocemos ahora mismo vive una nueva prueba histórica en Europa. Después de que el pasado 20 de junio la Comisión de Asuntos Jurídicos aprobara con un resultado bastante ajustado (14 a 9) el texto de la polémica directiva de copyright que se podría implantar en Europa en los próximos años, ahora es el Parlamento Europeo el que debe decir si acepta, o no, esta legislación.

Los activistas en contra de esta normativa han puesto toda la carne en el asador para intentar frenarla en un parlamento hasta ahora aparentemente dividido sobre este tema. Pero, ¿cómo te puede afectar este cambio?

Ya lo contamos en un artículo anterior, la nueva legislación, que se ampara en la defensa de los derechos de autor, puede convertir la red en nuestro continente en un lugar mucho más cerrado. Sus artículos 11 y 13, los dos puntos que han hecho estallar a los amantes del internet libre, abren la puerta a una serie de medidas que aunque dependenderán en gran medida de cómo las aplique cada gobierno, pueden ser realmente peligrosas. Tanto, que es posible que den un vuelco a tu forma de compartir conocimiento y consumir todo tipo de contenidos en la red.

Por qué la nueva ley de copyright europea está a punto de cargarse internet. Guillermo Cid

El Parlamento Europeo acaba de aprobar la nueva ley de copyright que, entre otras cosas, permite usar algoritmos para decidir qué podemos subir a internet o no. Esto es lo que cambia

Entre sus líneas aparecen términos peligrosos como el de obligar a los proveedores de contenido y dueños de otras plataformas a crear un algoritmo que censure cualquier contenido que considere que puede infringir el ‘copyright’ antes de ser publicado, sin intervención de ningún juez. En el caso del punto 11, significaría la llegada del canon AEDE (también conocido como ‘tasa Google’) a toda la UE. Por si te parecen conceptos aún muy abstractos aquí te dejamos algunos efectos prácticos de los mismos.

Censura sobre lo que subes a la red

Aunque la nueva norma no afectará a los memes, tal y como se dijo en un principio y se vendió como un mantra de lo peligroso que podía ser, si afectará de una u otra manera a todo lo que compartas en la red. El objetivo del punto 13 de la nueva directiva es evitar que nadie aproveche un contenido con derechos de autor sin una autorización previa, por lo que todas las plataformas deberán controlar filtrar y censurar con algoritmos todos los contenidos que suban sus usuarios.

Puede sonar algo abstracto, pero su aplicación es muy pragmática. Como recordaba el abogado especializado en internet y derechos de autor, Carlos Sánchez-Almeida, esto abre la puerta a que una máquina decida qué podemos publicar y qué no. Algo que solo debía poder hacer un juez.

Con el nuevo dictamen, el contenido estaría censurado desde un principio y el juez solo actuaría si se reclama que ese contenido no va contra la ley y que, pese a lo que dice el sistema, puede ser publicado. Habrá que ver cómo funcionan realmente estos programas, si se aprueba la ley, pero podrían parecerse mucho a los que ya usan Facebook o Instagram para evitar que se publiquen pezones en sus redes.

¿Adios a los agregadores?

El artículo 11 se ha tomado como un punto menos peligroso que el anterior, pero como explicaba Sánchez-Almeida en realidad si se une con el 13 puede ser muy peligroso. Este punto afectará a tu forma de compartir el contenido de periódicos y otros medios pues con la aprobación de la normativa los editores de estos medios podrán decidir cómo te permiten, por ejemplo, enlazar su contenido.

Los contrarios a la norma lo han denominado como #LinkTax pues, aunque en la legislación se deja claro que cada gobierno puede adaptarla, más o menos, a su manera, abriría la puerta a que un editor tenga la opción de cobrarte si enlazas una noticia de su medio con unos fines o de una forma que él no desea. Una medida así podría acabar, además, con agregadores como Menéame o Reddit y matar definitivamente a servicios como Google News que en España ya desaparecieron con la llegada del canon AEDE.

De aprobarse la normativa, el texto dice que “se tendrá que enlazar a un sitio web de noticias de una manera que satisfaga las limitaciones y excepciones de las leyes de los 28″. Es decir, aunque cada gobierno legisle a su forma, los activistas por el internet libre aseguran que se acabará imponiendo la versión más estricta de todas pues las plataformas no se la jugarán a tener una forma de actuar para cada país.

¿Se puede parar?

Las medidas están cada vez más claras, pero todavía queda un largo camino hasta que la legislación llegue a la red. Es cierto que la votación de mañana es clave y de aprobarse daría un empujón muy importante a la normativa, pero no definitivo. Después tendría que llegar al Consejo Europeo que la ratificaría o tumbaría y si pasase este trámite aún los gobiernos nacionales tendrían que decidir cómo aplicarían estas normativas.

De momento hay que ver que ocurre mañana. El Europarlamento no está ni mucho menos unido en su decisión y, como recuerdan europarlamentarios críticos como Julia Reda, del Partido Pirata, aún todo puede cambiar.


Si extrapolamos lo ocurrido en la Comisión de Asuntos Jurídicos todo apunta a que la clave estará en los diputados no adscritos y los conservadores. La izquierda, el Partido Socialista Europeo y los euroescépticos ya se han mostrado contrarios a la legislación mientras que el Partido Popular, los liberales y la ultraderecha darían, en principio, su apoyo a la polémica directiva.

Etiquetado con: ,