En dos meses llegará el cambio a RTVE

  • Así lo han hecho público PSOE, Podemos y Ciudadanos este miércoles en el Congreso, donde han dado un plazo máximo de sesenta días para elegir por concurso público a la nueva cúpula
  • El acuerdo, tras meses de desencuentros, permitirá elegir un nuevo Consejo de Administración y sustituir a José Antonio Sánchez en la presidencia de la Corporación

<

El presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, en una foto de archivo // E.P.

Dos meses, ese el nuevo plazo que se han dado PSOE, Podemos y Ciudadanos para renovar la cúpula dirigente de RTVE mediante concurso público. El acuerdo entre los tres grupos políticos desencalla meses de propuestas dispares, cuando no contradictorias, y enlaza con el obtenido el pasado septiembre que se plasmo en una nueva ley para el ente público y la elección de su máximo órgano de dirección. Este acuerdo permitirá la salida del actual equipo de dirección antes del fin de mandato del actual presidente, José Antonio Sánchez, que concluía a principios de verano.

Para llegar a este punto de encuentro político, las tres formaciones han tenido que ceder en una parte de las posturas mantenidas durante seis largos meses: Podemos y Ciudadanos han conseguido que el concurso público sea condición imprescindible, pero se han plegado a la exigencia del PSOE para que el relevo tenga un plazo límite y no se extendiera sine die.

Con todo, y a pesar de la voluntad expresada por sus portavoces en la mañana de este miércoles, el pacto no cierra del todo las incertidumbres, ya que el periodo de tiempo marcado exigirá acelerar todo el proceso de presentación de candidatos, examen de propuestas, y consenso sobre los seleccionados. Algo que no ha sido posible durante los seis meses anteriores. Ahora será la Mesa del Congreso quien convocará formalmente el concurso, mientras las formaciones políticas habrán de designar a los expertos que sancionen la idoneidad de los aspirantes. Cumplidos esos trámites, tanto Congreso como Senado tendrán que aprobar por mayorías cualificadas los nombres, por lo que será de nuevo imprescindible extender e intensificar los acuerdos entre las distintas formaciones. En ese sentido, ya se han producido los primeros contactos con el portavoz del PP, Rafael Hernando, para intentar que el primer grupo del Congreso –que tiene, además, la mayoría absoluta en el Senado– se sume a los que han presentado el acuerdo.

Satisfacción entre los trabajadores

El nuevo espíritu, tras un otoño y un invierno lleno de desencuentros, se evidenciaba en esta mañana de primavera, en las flores mutuas lanzadas por los distintos portavoces hacía los co-firmantes.es. Así Margarita Robles (PSOE) afirmaba: “Queremos agradecer a Unidos Podemos y a Ciudadanos su trabajo para conseguir el pluralismo y la transparencia en RTVE, para que se acaben los vetos y la manipulación informativa”, mientras Noelia Vera (Podemos) destacaba “Nuestro agradecimiento a la voluntad de trabajo a Ciudadanos y en esta última etapa también al PSOE”. Queda mucho por hacer para acabar con las prácticas de manipulación, el acoso laboral y la censura en la radio televisión pública”.  Una opinión compartida por Guillermo Díaz (Ciudadanos).

Los portavoces han significado el papel jugado para resolver los pasados desencuentros por los Consejos de Informativos de RTVE. De hecho, y según ha podido saber Infolibre, la actividad de estos órganos se ha intensificado durante las últimas semanas: “Intentamos –afirman sus miembros– ampliar a todos los grupos minoritarios, para que todos los representantes de los ciudadanos estén implicados en el cambio en RTVE. Estamos contentos porque se desbloquea la situación y, sobre todo, por que lo haga con consenso; confiamos que en las próximas horas se sumen los grupos restantes; esa sería la mejor garantía de pluralidad y estabilidad. En la reunión que tuvimos con todos ellos, hace un mes, ya vimos que había razones para recuperar la esperanza, pero necesitaban tiempo y discrección para perfilar la fórmula, y entendimos que había que respetar esos márgenes. siempre hemos dicho que el concurso era una garantía más, si se llevaba de forma seria y honesta. Ahora hace falta que se presente gente, no solo independiente, sino con ganas y ambición. necesitamos recuperar la decencia y la credibilidad, pero también la ilusión para dar a los ciudadanos el producto que merecen; hacen falta apuestas innovadoras, revolución digital… que RTVE sea, por fin, locomotora y no vagón de cola del cambio audiovisual. Ahora hace falta que siga su curso y no nos llevemos más sustos“.

Estas opiniones de la representación profesional son compartidas por buena parte de los representantes laborales. Como ejemplo de urgencia, tan solo unos minutos después de que se supiera la noticia, UGT en la Corporación mostraba a Infolibre su satisfacción: “Recibimos el acuerdo con muchísima esperanza de que por fin se desbloquee el proceso de renovación, algo que permite empezar a trabajar sobre el modelo de futuro, imprescindible para la viabilidad de RTVE en el tiempo”.


+info relacionada: