La instalación de energías renovables ha superado a la de combustibles fósiles por primera vez

  • En 2015, y por primera vez en la historia, más de la mitad de las nuevas fuentes de energía que se instalaron fueron de renovables según la Agencia Internacional de la Energía
  • Gran parte de este aumento se debe a China, que “sigue siendo el líder mundial indiscutible de la expansión de las energías renovables”, dice el informe
  • “En muchas partes del mundo la energía eólica y la solar ya son las fuentes de electricidad menos costosas”, asegura a eldiario.es el investigador Christian Breyer

La eólica fue la tecnología que produjo la electricidad más barata en 2015

La eólica fue la tecnología que produjo la electricidad más barata en 2015 // EFE/Massimo Percossi

Por primera vez en la historia, la nueva potencia instalada a lo largo de un año ha tenido una mayor proporción de renovables que de energías provenientes de combustibles fósiles. Sucedió el pasado año según la Agencia Internacional de la Energía, cuyo director, Fatih Birol ha afirmado que “estamos asistiendo a una transformación del mercado mundial de la energía, dirigida por las energías renovables”.

Según el Informe sobre el Mercado de Energías Renovables a Medio Plazo 2016, durante 2015 el crecimiento anual de la capacidad renovable alcanzó un récord histórico de 153 gigavatios (GW), gracias al crecimiento que se vivió tanto en energía eólica (de 63 GW), como en la solar fotovoltaica (de 49 GW). Este nuevo registro ha hecho que las energías renovables representen en la actualidad el 23% de la potencia eléctrica instalada a nivel global.

Gran parte de este aumento se debe a China, que “sigue siendo el líder mundial indiscutible de la expansión de las energías renovables, con cerca del 40% del crecimiento”, según el informe. Con respecto a occidente, la AIE asegura que el crecimiento de la capacidad renovable durante los próximos años será mucho más rápido en los Estados Unidos que en la Unión Europea, debido a las políticas aplicadas por la administración de Barack Obama.

Sin embargo, a pesar de que el informe pronostica un incremento de la potencia renovable instalada, la AIE asegura que le energía eólica y fotovoltaica han alcanzado su punto máximo en 2015 y 2016, respectivamente, y no crecerán mucho más durante los próximos cinco años. Unas previsiones que han sido severamente criticadas por varias plataformas del sector energético.

Críticas del Grupo de Vigilancia Energética

Entre los que se han sumado a las críticas a la AIE está el Grupo de Vigilancia Energética (GVE), una organización independiente constituida por científicos y parlamentarios europeos, que ha acusado a la agencia de volver a “ minusvalorar el crecimiento de la energía solar y eólica en el mundo.

“La AIE supone en su informe que la energía eólica y la solar han llegado a su máximo, sin embargo, en muchas partes del mundo estas dos fuentes de energía ya son, a día de hoy, las fuentes de electricidad menos costosas”, asegura a eldiario.es Christian Breyer, presidente del consejo científico de GVE. “No entiendo por qué la instalación anual de energías renovables va disminuir, si cada vez necesitamos más electricidad en el mundo”, sentencia este investigador, que también es profesor de Economía Solar de la Universidad Tecnológica de Lappeenranta.

Otros informes sobre energía, como el Bloomberg New Energy Finance, no prevén un estancamiento en el sector. Entre otras cosas, el informe Bloomberg ha tenido en cuenta el mayor crecimiento de ventas de vehículos eléctricos a partir de 2020, apoyado en las tendencias que indican que estos coches serán más baratos que los de motor de combustión antes del 2025. También se ha barajado la importante reducción de los costes de este tipo de energía, dado que el precio del tipo más común de panel solar ha caído un 70% en la última década y se espera que continúe disminuyendo en los próximos años.

La AIE influye en las políticas internacionales

Las críticas del GVE ahondan en la importancia de los informes de la AIE, pues éstos tienen “un impacto significativo en las decisiones estratégicas tanto de los gobiernos, como de otros actores del sector de la energía” y “reducen nuestras posibilidades de seguir luchando contra el cambio climático”, afirma Breyer.

Varios estudios realizados a lo largo de los últimos dos años por el GVE señalan que los pronósticos de la AIE son excesivamente conservadores respecto a la posibilidad de expansión de las renovables. Los investigadores han analizado las estimaciones de crecimiento de los informes anuales de la AIE durante dos décadas, entre 1994 y 2014, y han concluido que “las proyecciones para las tecnologías solar y eólica habían sido fuertemente subestimadas” año tras año.

“En los últimos 10 años la AIE ha realizado estimaciones erróneas sobre la fotovoltaica, la eólica y la movilidad eléctrica, ignorando la fuerte caída de los precios en estos sectores”, aseguró en un comunicado el presidente del GVE, Hans-Josef Fell, antiguo miembro del partido verde alemán. “Parece un intento de proteger el negocio de los combustibles fósiles que están bajo presión”, sentencia el exparlamentario teutón.