No sólo leche: el Gobierno obligará a etiquetar el origen español de la miel

El Ministerio de Agricultura se ha reunido con los apicultores para abordar la “parálisis” de las ventas ante la entrada de miel china a precios de derribo. Ya tiene listo un borrador de R/D

Foto: No bastará con especificar el continente de procedencia de la miel.

No bastará con especificar el continente de procedencia de la miel.

Mesa de urgencia con el Ministerio de Agricultura. Los productores de miel se han reunido este mes con el equipo de Luis Planas para abordar la “parálisis” de las ventas, algo que atribuyen a la irrupción de miel china a precios de derribo y al débil consumo interno. La situación es crítica, hasta el punto de que el Gobierno ya ha tomado cartas en el asunto.

Dentro de poco, los envasadores estarán obligados a especificar el origen de la miel en la etiqueta, como ocurriera con la leche. Agricultura está tramitando un proyecto de real decreto (R/D) para que todos los clientes sepan de dónde es la miel que consumen. En la actualidad, sólo se indica la región de procedencia (UE / No UE) y se abre así la puerta al engaño con productos que se hacen pasar por españoles sin serlo.

Los apicultores confían en que esta medida sirva para impulsar las ventas de miel española, eclipsada por la de terceros países como Argentina, Ucrania o sobre todo China. “El futuro etiquetado debe indicar el origen floral en pro de la transparencia. Ayudará a distinguir los productos de calidad”, explica el responsable de apicultura de UPA a este periódico. Antonio Prieto va más allá al pedir que se conozcan con exactitud los porcentajes de mezcla y los procesos de elaboración.

Casi el 60% de los españoles desea conocer el origen de los alimentos que consume, según un estudio de la OCU

Los sindicatos agrarios (UPA, COAG, ASAJA y cooperativas) recibieron el borrador del R/D esta semana, después de reunirse con el director general de Industria Alimentaria, José Miguel Herrero, y la directora general de producciones y mercados agrarios, Esperanza Orellana. Ahora arranca un período de alegaciones de 15 días y un proceso de consulta pública, paso previo a la modificación de la normativa. Al tratarse de una directiva comunitaria (norma de calidad de la miel), será necesario informar a la Comisión Europea antes de sacar adelante el real decreto.

“Teniendo en cuenta la demanda social (…) y el estrecho vínculo existente entre la calidad de la miel y su origen, se considera indispensable garantizar una información completa sobre la procedencia de este producto, a fin de no inducir a error a los consumidores en relación con su calidad”, reza el borrador del R/D.

El Ministerio de Agricultura, que ya ha consultado tanto a las comunidades autónomas como a las entidades representativas de las industrias afectadas, destaca el “importante despliegue” realizado para atender al sector.

La norma quedará redactada como sigue: “Deberán mencionarse en la etiqueta el país o los países de origen en los que la miel haya sido recolectada, en orden decreciente de peso de cada una de las fracciones que la componen”. Aparte del cambio en las etiquetas, el equipo de Planas exigirá a las comunidades autónomas que intensifiquen las inspecciones para prevenir y sancionar los casos de fraude. Por su parte, la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) velará por el cumplimiento de la Ley de la Cadena

El 59% de los españoles desea conocer el origen de los alimentos que consume. De ese porcentaje, sólo un 36% se conforma con saber si vienen de la Unión Europea o no, concluye un estudio de la OCU sobre el etiquetado. “Estamos dispuestos a pagar entre un 5% y un 10% más por los productos españoles (…) Por desgracia, la distribución usa la procedencia a su favor y no como un derecho a la información”, sostiene Enrique García, portavoz de esta asociación de consumidores.

Los cuatro países de los que más miel importa España

Precios a la baja

Los apicultores no sólo se enfrentan al declive de las ventas. La miel low cost‘ de otros países como China o Ucrania está tirando los precios a la baja, con una caída del 20% en tres años: hoy no superan los 3,09 euros por kilo frente a los casi cuatro euros de 2015, o así lo reflejan las estadísticas del Ministerio de Agricultura. Y eso es en el mejor de los casos. “Ojalá estuviésemos vendiendo a tres euros. La realidad es que cuesta colocar el producto a más de 2,20-2,50 euros el kilo”, apunta Prieto, también miembro de Montemiel (Fuenlabrada de los Montes, Extremadura). Esta gran cooperativa mueve un 15% de la producción española.

Precio de la miel multifloral a granel, en euros por kilo

A eso se suman tanto el estancamiento del consumo, estable en no más de 700 gramos anuales por persona, como el aumento de las importaciones. Nuestros principales suministradores de miel son China, Portugal, Argentina y Ucrania, los mismos países con los que España compite cuando toca vender a terceros países. La diferencia es que ellos ofrecen un producto mucho más barato.

El etiquetado obligatorio del origen satisface una reivindicación histórica de los productores (y consumidores), pero UPA y OCU no se conforman con que se aplique solo en los envases de miel o leche. Quieren extender esta medida a todos los alimentos, y para ello han puesto en marcha una campaña de firmas -“Desenmascara tu comida“- junto a sus homólogos en Italia, Francia, Grecia, Alemania, Portugal o Polonia. “El consumidor debe disponer de información más clara. Hay que acabar con las referencias que inducen a la confusión”, concluye Montse Cortiñas, vicesecretaria general de UPA.

0 Comentarios en “No sólo leche: el Gobierno obligará a etiquetar el origen español de la miel
1 Pings/Trackbacks para "No sólo leche: el Gobierno obligará a etiquetar el origen español de la miel"
  1. […] relacionada: No sólo leche: el Gobierno obligará a etiquetar el origen español de la miel – […]