Sanidad expulsa a un jubilado de la lista de espera por negarse a ser operado en una clínica privada

Antonio Sánchez lleva un año y medio intentando ser intervenido de una hernia inguinal con “riesgo de infección”. En el hospital le amenazaron: “O te operas en la privada o te echamos de la lista”

Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia

“O te operas en la privada o te echamos de la lista de espera”. Esta es la amenaza que recibió el profesor jubilado Antonio Sánchez al negarse a ser operado de una hernia inguinal en una clínica privada, porque prefería ser intervenido quirúrgicamente en un hospital público murciano. Y la amenaza se ha cumplido, según ha puesto en conocimiento de la Asociación de Usuarios de la Sanidad de la Región de Murcia y en las reclamaciones que ha presentado.

Un año y medio después de haber sido diagnosticado de hernia inguinal “con riesgo de infección por espondilitis” aún no ha conseguido operarse. A los dos meses de su diagnóstico lo remitieron a la clínica San José de Alcantarilla, un centro privado concertado, a lo que se opuso “porque para algo he elegido quedarme en la sanidad pública” y porque “me inspira más confianza lo público”, aseguró a la cadena Ser.

Su negativa a operarse en la clínica privada le supuso la ‘expulsión’ provisional de la lista de espera. Así se lo comunicaron en el hospital de la Arrixaca de Murcia, algo que Antonio Sánchez no entiende. “Te pueden atender antes o después, pero no te pueden quitar de la lista de espera si tú no renuncias”, afirma a la Ser.

El profesor jubilado también denuncia que después de volver a su médico de cabecera para reiniciar los trámites para operarse, lo volvieron a derivar a la clínica San José de Alcantarilla, a lo que se negó de nuevo, algo que le ha acarreado la expulsión definitiva de la lista de espera.

Antonio Sánchez lamenta que no pueda elegir, ya que estaría dispuesto a esperar más tiempo para ser operado en la sanidad pública en vez de en la privada, pero denuncia es que no le den esa opción. “No entiendo por qué hay que irse forzosamente a la privada para ser operado. En mi opinión es un negocio en el que te obligan a caer y yo no quiero”, añade.

El pasado 23 de junio presentó una nueva reclamación en el hospital Virgen de la Arrixaca solicitando de nuevo la intervención quirúrgica con la doctora que le diagnosticó, y en el escrito señala que “no se puede amenazar a un paciente con darlo de baja de la lista de espera y ejecutar dicha amenaza si solicita información sobre el médico responsable de la intervención, máxime cuando son ustedes los que han incumplido la ley”.


+info relacionada: Sanidad dice que el jubilado ‘expulsado’ de la lista de espera está en “aplazamiento voluntario indefinido”