Endesa, empresa líder en emisiones contaminantes, compra la portada de los principales diarios

Endesa paga una campaña de publicidad que copa las portadas de los principales diarios el mismo día que comienza la cumbre COP25.

https://i0.wp.com/www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r1500/03cb377f/Portadas_Endesa.jpg?resize=401%2C267&ssl=1

Portadas de los principales diarios el mismo día que comienza la cumbre COP25 // David F. Sabadell

“Endesa presenta, en la COP25 de Madrid, sus soluciones para una sociedad libre de emisiones”. El mismo titular abre hoy todas las portadas de las ediciones impresas de diarios como ABC, El País, El Mundo, La Vanguardia, El Correo, Expansión, La Voz de Galicia o 20 Minutos. Generalistas o locales, especializadas o universales, de pago o gratuitas, orientadas al centro o más bien de derechas, todas esas cabeceras de prensa han coincidido casualmente en la elección de la información que preside su primera el día que arranca en Madrid la COP25, oficialmente la 25ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

¿Casualmente?, ¿elección?, ¿información? Puntualicemos. Ni es casualidad, ni se trata de una elección de portada debida a las decisiones de la mesa de redacción. La coincidencia en los quioscos de un mismo mensaje, un mismo titular y una misma imagen obedece a una campaña de publicidad pagada por Endesa con motivo del inicio de la COP25, la cumbre patrocinada por el Ibex 35 de la que la eléctrica es uno de los principales patrocinadores.

Al igual que previamente hicieran otras grandes empresas como Coca-Cola o el Banco Santander, que ya compraron todas las portadas de prensa del mismo día con motivo de alguna campaña de publicidad, Endesa ha elegido esta manera de llamar la atención y, al tiempo, de socavar la credibilidad de esos medios de comunicación, que han recibido numerosas críticas en redes sociales por esta situación de lavado de cara y de imagen a una compañía que no es ejemplar precisamente en el respeto al medio ambiente.

Porque Endesa lleva varios años siendo líder indiscutible en algo que parece que se le da especialmente bien: emitir a la atmósfera gases de efecto invernadero (GEI). Con 30,2 millones de toneladas de CO2 equivalente (CO2eq) expulsadas a la atmósfera en 2018, lo que supone el 23% de las emisiones fijas incluidas en el Registro Nacional de Derechos de Emisión de Gases de Efecto Invernadero (Renade), la energética volvió a ser la compañía que aparece en el primer puesto del informe Big polluters in Spain 2019: empresas más contaminantes en el año 2018 en España, realizado por el Observatorio de Sostenibilidad (OS), por tercer año consecutivo.

De hecho, el organismo considera que la eléctrica presidida por Juan Sánchez-Calero “es y será el primer emisor durante muchos años hasta que no realice una profunda transformación de sus métodos de generación eléctrica”. Es responsable del 9,2% del total de emisiones del país.

Leer: Estas son las diez empresas que más contribuyen al cambio climático en España

Las emisiones de las diez empresas que más gases de efecto invernadero (GEI) soltaron a la atmósfera en 2018 suponen el 62% del total de CO2eq emitido en España y el 25% del total del país, según los datos del OS.

Y algunas de estas grandes corporaciones, líderes en contaminación, han querido aprovechar la ocasión de COP25 para blanquear su imagen, patrocinando la cumbre como solicitó el Gobierno, impulsando actos o participando en actividades paralelas.

Algunos grupos españoles, además, han acudido a la llamada del Gobierno en funciones. Según la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, se han captado entre 10 millones y 12 millones de euros a través del patrocinio de las empresas de la COP25. Acciona, Endesa, Engie e Iberdrola —las cuatro grandes energéticas— participan en el grupo de mayores aportadores de patrocinio, la llamada categoría Diamante, con dos millones de euros. Endesa, en concreto, organiza varios actos y albergará actividades oficiales y eventos paralelos durante la COP25.

https://i1.wp.com/www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r800/5cc964fb/endesa_cop25.jpg?resize=399%2C225&ssl=1

Endesa, uno de los patrocinadores de la cumbre COP25 // Pablo Rivas

Los acuerdos, más allá de la publicidad

En abril, el periodista David Jiménez publicó el libro El director, una recensión del año que pasó como director de El Mundo. Más allá de las escaramuzas personales y las facturas que ha pasado Jiménez a sus antiguos compañeros y superiores en Unidad Editorial, lo más valioso del texto publicado por Libros del KO es que explicita la existencia de una serie de pactos tácitos, no escritos, entre los grupos de comunicación y las grandes empresas por los que ambas partes ganan y el lector pierde. Una suerte de fondo de reptiles de carácter privado. A cambio de una vía de financiación extra que pudiera ser el flotador al que agarrarse para cuadrar el balance de cuentas anual, las grandes corporaciones se garantizan el silencio de los medios sobre sus malas prácticas, sus desmanes o aquellas cuestiones que pueden empañar la imagen de sus cargos directivos.

Es un sistema que Jiménez denomina Los Acuerdos por el que Telefónica, el Banco Santander o El Corte Inglés, por ejemplo, devengan cuantiosos intereses en forma de coberturas amables como contrapartida por inyectar liquidez a las empresas informativas.

Va más allá de los contratos publicitarios puesto que asegura que, en ocasiones, estas cadenas de favores se establecen con empresas que no compran anuncios en los medios. Jiménez ofrece como muestra una reunión con Francisco González, entonces presidente del BBVA, en la que el alto emisario de Unidad Editorial al que acompañaba lloró sobre el hombro del banquero por la dificultad que estaba afrontando el grupo para cerrar el presupuesto. González dijo que lo arreglaría, sin más.

El candidato a la presidencia del Gobierno por Unidas Podemos en las últimas elecciones generales, Pablo Iglesias, ha publicado un tuit sobre la campaña publicitaria de Endesa que apunta al desprestigio que este tipo de prácticas causa a la prensa.

En su libro, Jiménez asegura que el BBVA, al igual que otras compañías que cotizan en el Ibex 35, dispone de una partida dedicada a “comprar favores periodísticos, ayudar a crear diarios de periodistas afines y premiar a los líderes mediáticos que ayudan a mejorar la imagen de su presidente”.

Leer: David Jiménez: “El gran fracaso de la prensa fue convertirse en parte del sistema que debía vigilar”


+info relacionada:

Etiquetado con: ,