Unidos Podemos pide facilitar la jubilación desde los 61 y estudiar nuevos impuestos para financiar la Seguridad Social

  • El grupo ha registrado una proposición de ley para reformar el sistema de pensiones y garantizar la financiación de la Seguridad Social
  • El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha defendido la necesidad de “superar el dogmatismo según el cual las pensiones solo se pueden financiar con las cotizaciones a la Seguridad Social”

Unidos Podemos registra en el Congreso su Proposición de Ley sobre las pensiones // EFE

Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea registró este miércoles una proposición de ley para reformar el sistema de pensiones y garantizar la financiación de la Seguridad Social en la que propone medidas como la de facilitar la jubilación desde los 61 años, subir las cotizaciones para las rentas más altas o estudiar la creación de nuevos impuestos para hacer frente al déficit de la Seguridad Social.

Como todas las proposiciones de ley, la iniciativa será remitida al Gobierno para que diga si da o no su conformidad a la tramitación parlamentaria, ya que la Constitución otorga al Ejecutivo derecho de veto sobre aquellas iniciativas que supongan incremento de gasto o disminución de ingresos.

En concreto, Unidos Podemos propone fijar en 65 la edad ordinaria de jubilación, pero permitirla a partir de los 61 años para aquellas personas que hayan alcanzado la pensión máxima. También quieren volver a la regulación anterior en cuanto a edades y requisitos de cotización en jubilaciones anticipadas.

En cuanto a los ingresos, el secretario de Economía de Podemos, Nacho Álvarez, defendió en rueda de prensa en el Congreso que, dada la situación actual en la que están en riesgo las pensiones en el futuro, es necesario plantearse nuevas vías de financiación, no sólo a través de los Presupuestos Generales del Estado, como plantean en la iniciativa, sino también por la vía fiscal.

“La proposición de ley abre el debate sobre si debe ser una figura tributaria finalista o el conjunto de figuras tributarias las que permitan financiar el sistema de pensiones”, explicó Álvarez, aunque sin concretar qué tipo de impuesto sería o su cuantía.

En el texto de la iniciativa legislativa tampoco se concreta este punto. “El recurso a vías fiscales supone introducir cambios profundos en el sistema fiscal español. Las posibilidades de actuación son muy diversas“, señala la proposición de ley.

No obstante, sí sugieren algunos ejemplos, como modificar el Impuesto de Sociedades; potenciar los Impuestos sobre las rentas del capital financiero; la creación de impuestos finalistas, por aumento demográfico o contribución de solidaridad, para cubrir los déficits de la financiación contributiva —como se ha introducido en otros países— o un IVA social. “Un aumento de la presión fiscal de 1,2 puntos durante entre cinco y diez años permitiría recaudar 12.500 millones“, añaden.

Subida del salario mínimo

Durante la presentación, Álvarez sí destacó tres medidas concretas que propone el grupo confederal en su texto para garantizar los ingresos de la Seguridad Social. La primera de ellas, la subida del salario mínimo hasta 950 euros al mes en 14 pagas, supondría según sus cálculos una recaudación adicional de 6.000 millones de euros.

Preguntado precisamente por la petición de subida de salarios que realizó este martes la ministra de Empleo, Fátima Báñez, el responsable de Economía de Podemos manifestó sus dudas sobre las verdaderas intenciones el Gobierno a través de un refrán: “Hechos son amores y no buenas razones”.

“El Gobierno es consciente de que en este momento es posible aplicar una subida en el salario mínimo pero la apelación de la ministra a la subida general no se corresponde con lo que ha sucedido en este país en la negociación colectiva”, denunció.

Destope de las cotizaciones

Unidos Podemos también propone en su proposición el destope de las cotizaciones: “Tiene que llevarse a cabo porque es injusto que hogares de menor renta contribuyan el doble en comparación con los de mayor renta”, aseguró Álvarez, que cifró en otros 6.000 millones de euros la recaudación adicional con esta medida.

En tercer lugar, el dirigente de la formación morada destacó la supresión de las deducciones que tienen las empresas en los pagos de cotizaciones a la Seguridad Social, lo que supondría entre 2.500 y 3.000 millones adicionales.

Por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que también participó en la presentación de esta iniciativa, defendió la necesidad de “superar el dogmatismo según el cual las pensiones solo se pueden financiar con las cotizaciones a la Seguridad Social”.

“Si las cotizaciones sociales no son suficientes, habrá que hacer otras medidas fiscales perfectamente razonables”, afirmó, tras señalar que todas las medidas que proponen en su texto tienen como objetivo evitar “que el sistema de pensiones se vaya al garete”.

“Planteamos la necesidad de actualizar un pacto de país“, enfatizó para añadir que esto va más allá “de las siglas de partidos” y requiere, eso sí, sacar al PP del Gobierno y elegir entre “apostar por un sistema de pensiones privadas y convertir un derecho en una mercancía o apostar por pensiones públicas y el respeto al Estado Social”.

Espera sumar al PSOE

Iglesias resumió que la hoja de ruta de su grupo es el cumplimiento de la Constitución española y, en este sentido, condicionó su permanencia en el Pacto de Toledo a que éste cumpla con los derechos que recoge la Carta Magna.

“Nosotros estamos trabajando en esa Comisión con una voluntad constructiva. Por nuestra parte siempre ha habido plena disponibilidad para el diálogo pero la dirección en la que va el Gobierno es contraria al Estado del Bienestar”, lamentó.

Por ello, avanzó que no estarán en un acuerdo que “no asegure el cumplimiento de la Constitución“. “Pero nuestra voluntad es buscar un marco de acuerdo amplio con sectores de la sociedad civil, de las organizaciones de trabajadores y con el PSOE para una reforma de país”, apuntó.

“Lo que estamos planteando es que se cumpla la Constitución. No entenderíamos que en una cuestión estratégica el nuevo PSOE de Pedro Sánchez pudiera situarse con el PP y Ciudadanos. La gente no entenderá que el nuevo PSOE estuviera más cerca de ellos que de Unidos Podemos“, avisó.