Los hospitales de la Comunitat valenciana habilitan nuevas salas, reducen operaciones y derivan pacientes al aumentar un 45% los ingresos

Mientras el Gobierno valenciano decide si anuncia nuevas restricciones, centros como el Arnau o como los de Orihuela, Vinarós, Xàtiva o Manises estén casi al 100% de ocupación en las UCI, mientras en Dénia ya ha habido derivaciones

https://static.eldiario.es/clip/db8fae6d-610e-4285-91c5-bd7a0045d998_16-9-discover-aspect-ratio_default_0.jpg

El enorme incremento de contagios que viene padeciendo la Comunitat Valenciana en la segunda quincena del presente mes está llevando de nuevo al límite la capacidad asistencial de los hospitales valencianos.

Tras registrarse este lunes 323,76 casos por cada 100.000 habitantes en el acumulado de las últimas dos semanas, un 14% menos que los 376,24 caos registrados el pasado jueves 24 de diciembre (el pico más alto hasta la fecha desde que finalizó el verano), este martes la incidencia acumulada volvió a crecer de forma significativa hasta los 363,99 casos, muy por encima de la media española (255,55). El territorio valenciano vuelve a situarse así como el tercero con peores registros tras Baleares (522,85) y Extremadura (422,59).

Desde el pasado 14 de diciembre, cuando se alcanzó el dato más bajo tras la segunda ola con 192,49 casos por cada 100.000 habitantes en dos semanas, el aumento de contagios ha sido del 89%.

Esta situación se ha traducido en un incremento exponencial de la ocupación hospitalaria. En concreto, este martes se alcanzaron las 1.746 personas ingresadas (un 45% más que hace dos semanas) de las que 278 están en las unidades de cuidados intensivos (un 17% más que el 14 de diciembre).

Según han informado fuentes de CCOO y UGT, los hospitales han vuelto a tomar medidas extraordinarias ante el gran aumento de la presión asistencial. Así, por ejemplo, centros como el Arnau de Vilanova en València o como los de Orihuela, Vinarós, Xàtiva o Manises están casi al 100% de ocupación en las UCI, mientras en Dénia ya ha habido derivaciones a otros recursos hospitalarios. En todos ellos se ha reducido la actividad quirúrgica a intervenciones urgentes y oncológicas.

Además, en el hospital La Fe de València se ha liberado la planta de traumatología para albergar pacientes COVID-19, lo mismo que se ha hecho en el de La Plana con la sala de tecnificación, que se ha habilitado para pacientes estables.

Al respecto, el portavoz de UGT en materia de Sanidad, Jesús García, ha advertido de que “con esta progresión se va a saturar el sistema, además de que los profesionales de todas las categorías están completamente agotados por la situación”

García ha comentado que se debería de preparar “un plan de futuro para atención primaria al igual que especializada con creación de plazas estructurales e infraestructuras preparadas para otra posible pandemia futura” y además ha exigido que se eliminen “las tasas de reposición para evitar la carencia de profesionales”.

En la misma línea, Mª Ángeles Gómez, responsable de negociación colectiva de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios, FSS CCOO-PV, ha afirmado que “la presión asistencial en la mayoría de Departamentos de Salud de la Comunitat está subiendo, si bien la incidencia por COVID no es la misma en todos” y ha asegurado que “el personal está desbordado y agotado en esta tercera ola, sin haber podido recuperarse de las anteriores”.

Para hacer frente a este reto sanitario, CCOO exige que se aborden sin demora las medidas necesarias para el reforzamiento del sistema sanitario, incrementando las plantillas con carácter estructural de forma que se dote al sistema del personal suficiente para atender las necesidades ordinarias de atención a la población: “Para ello es imprescindible eliminar la tasa de reposición. Es el momento de recuperar el empleo perdido durante la crisis e incrementar las ratios de profesionales para poder atender a la población adecuadamente y con seguridad”.

Por su parte, el sindicato CSIF ha avisado de que la planta de preingresos del hospital de la Ribera ha estado cerrada entre el 24 y el 26 de diciembre a pesar de la presión hospitalaria y de la saturación en Urgencias. La central sindical ha lamentado la “desorganización e improvisación” y ha reclamado más planificación y refuerzos de personal.

El Gobierno valenciano estudia nuevas medidas

Las autoridades sanitarias de la Conselleria de Sanidad se reunieron este martes y analizaron con preocupación la situación de la pandemia en la Comunitat Valenciana.

Como informó elDiario.es, desde Salud Pública ya se mostraron partidarios de endurecer las restricciones de cara a las próximas fechas teniendo en cuenta la inminente celebración de la Nochevieja y la llegada de los festivos de año nuevo y de Reyes.

Los responsables de Sanidad actualizaron todos los datos y mantuvieron contacto con los municipios más afectados, como por ejemplo Llíria. Sin embargo, aunque hasta ahora no se han anunciado nuevas restricciones, no es descartable que a lo largo de este miércoles haya novedades al respecto, máxime tras las cifras de récord registradas este martes, con 3.590 nuevos positivos, la cifra más alta desde que se desató la pandemia, y 60 muertes.

Top